Estilo nórdico en decoración

30.03.2021 | 15:31
Zuhaldi

En los últimos meses hemos visto como el estilo nórdico invadía las revistas y blogs de decoración. Colores claros, muebles sencillos y decapados y pocos elementos a la vista. Un estilo decorativo sobrio pero elegante con prevalencia de tonos neutros como grises y blancos perfectamente combinados con negro. Un ambiente singular en el que se funden elementos decorativos en mimbre, madera o metal que aporta multitud de variantes.

El color mint se ha convertido en un imprescindible de esta tendencia. Un color claro y refrescante que hará de tu hogar un lugar confortable. Puede ser utilizado como color para la pared del comedor o salón, dando así un toque muy original a esta estancia. Muebles de diseño pero sencillos hacen que sea todo un placer para los sentidos. Lámparas originales, alejadas de cualquier otro estilo más recargado.

Si por algo se caracteriza el estilo escandinavo es por la sencillez y claridad de los elementos. Los tonos blancos, beiges y grises copan la mayoría de espacios y elementos decorativos. Combinados con pequeños elementos como cojines, cómodas o vajilla y menaje de cocina en un color mucho más vivo crea unos contrastes dignos de ser disfrutados.

Las paredes lisas, sin excesivos elementos decorativos crean ambientes relajantes donde poder compartir agradables momentos. Cuadros en blanco y negro siguiendo la línea cromática del resto de elementos y lámparas estilo industrial en tonos negros pueden aportar un extra de luminosidad a la estancia.

Las paredes lisas, sin excesivos elementos decorativos crean ambientes relajantes donde poder compartir agradables momentos. Estancias con fondos claros que rompen la continuidad con elementos decorativos en material de porcelana o aluminio o mimbre.

No hay que olvidar los revestimientos de madera que combinan con los tonos neutros de otros elementos como sillas, alfombras o mesas.

La madera es otro material imprescindible en los ambientes escandinavos. Maderas decapadas y maderas claras son las más elegidas para crear estilo nórdico. La combinación de madera y forja siempre es un acierto en mesas y sillas.

El salón es una de las estancias del hogar donde más luce este estilo decorativo. Grandes ventanales, lámparas industriales con paredes en microcemento o simplemente lisas en color blanco combinan a la perfección con cajoneras de cartón, madera o mimbre. Así como estanterías lacadas con marcos y cuadros que rompen la decoración lineal de estos ambientes dan un toque sofisticado y limpio a cualquier hogar.

 
noticias de deia