La historia de una pareja ecosexual que celebra bodas exuberantes con la Tierra

Annie Sprinkle y Beth Stephens, desde 2003, se han casado con el cielo, la Luna y el Sol

16.09.2021 | 17:58
Los ecosexuales están enamorados del planeta.

Annie Sprinkle y Beth Stephens, pareja desde hace tiempo, tomaron la decisión en 2008 de casarse con la Tierra. Fue un evento exuberante y al que asistieron 300 invitados vestidos de verde.

En el día de la boda hubo varias performances, desde una cantante de ópera striptease hasta una sesión de azotes son rosas. Mientras leían sus votos y prometían cuidar de la Tierra, los invitados debían hacerlo también.

La boda verde no fue la primera ni la última. Estas artistas ya se han casado, desde 2003, con el cielo, la Luna y el Sol. Además, las celebraciones han sido en todo el mundo con cientos de invitados.

Tras la peculiar boda, las protagonistas le dieron nombre al movimiento e hicieron un manifiesto. Se declararon ecosexuales y se comprometieron a tratar a la Tierra como una amante.

"Realmente estamos tratando de cambiar el lente a través de la cual la gente ve la Tierra" dijo Stephens.
A pesar de que las ceremonias pueda parecer parodias, ambas adoptaron las bodas como vehículo para actos sexuales positivos de la comunidad LGBTQ, cuando parejas del mismo sexo no podían casarse en EEUU.

El libro Assuming the Ecosexual Position: The Earth as Lover detalla la práctica desde sus orígenes hasta las películas documentales que la pareja ha grabado.

Cambiar la perspectiva de ver a la Tierra como amante, y no como madre, significa que están apasionadamente enamoradas del planeta, y es un manifiesto que mantienen desde hace una década.

"Abrazamos árboles sin vergüenza, masajeamos a la Tierra con nuestros pies y hablamos eróticamente con las plantas" escribieron en el libro.

Y aunque Sprinkle y Stephens ya no organizan bodas, otros entusiastas ecosexuales han tomado el relevo. Según asegura una de ellas, "le pasamos la antorcha de las bodas a las generaciones futuras y a las futuras novias y novios".

Ambas sostienen que sus proyectos fueron utilizados para generar alegría en medio de la injusticia, y para darle otra forma a la relación entre los humanos y el medio ambiente.

noticias de deia