Estilo europeo para prestigiar al Korando

SsangYong va a comercializar a partir del verano una generación del SUV técnica y estéticamente más sofisticada. El modelo anuncia para 2020 una versión 100% eléctrica

09.02.2020 | 01:08
La nueva entrega del Korando muestra una apariencia más atlética y esbelta, enriquece el equipamiento al tiempo que esmera su puesta en escena interior

SsangYong va a comercializar a partir del verano una generación del SUV técnica y estéticamente más sofisticada. El modelo anuncia para 2020 una versión 100% eléctrica

eL próximo Korando promete cambios. SsangYong lanzará al mercado a mitad de año la nueva entrega del SUV, desvelada hace un mes en el Salón de Ginebra. Un nuevo código estético más acorde a los gustos europeos envuelve a este modelo de talla media, surtido con recursos de tecnología y bienestar para competir con los candidatos de clase media. El Korando 2019 da a elegir entre un motor diésel de 136 CV y otro de gasolina con 163; propone transmisión manual y automática, al tiempo que oferta la posibilidad de montar tracción integral. Solo falta conocer cuánto afectarán al precio esas sensibles mejoras.

La evolución de SsangYong como fabricante queda patente al cotejar con las anteriores esta cuarta entrega del Korando, lista para debutar en verano. El inminente SUV de tamaño medio prospera hasta convertir en ofensa toda comparación con el pasado, en especial con la edición inicial. Aquel modelo primigenio recibió un nombre derivado de la contracción de la expresión Korea can do,  un mensaje latente que reivindicaba la capacidad productiva de la entonces incipiente industria coreana de automoción. Tras pasar por momentos difíciles (sobre todo mientras estaba en manos de inversores chinos), SsangYong parece haber alcanzado la estabilidad bajo la tutela de la firma india Mahindra, y eso trasciende a su repertorio de productos.

El Korando que viene es un buen ejemplo. Por lo visto en Ginebra, el SUV se ha refinado y pertrechado para equipararse a la abundante competencia europea. La evolución más evidente afecta a su diseño exterior. La nueva carrocería es ligeramente más ancha, baja y larga, lo que confiere al vehículo una mayor sensación de aplomo y dinamismo. Ocupa ahora 4,45 metros de longitud (36 milímetros más), 1,87 de ancho (40 mm. más) y 1,62 de alto (55 mm menos); distancia los ejes 2,67 metros (25 mm. más). La capacidad del portaequipajes aumenta hasta 551 litros con el respaldo del asiento posterior en la posición más erguida.

Las modificaciones en su figura se ven acompañadas por una ambientación interior más ambiciosa, que pone esmero tanto en los materiales como en los acabados. El puesto de mandos se reorienta hacia el conductor e incluye una pantalla táctil de 8 pulgadas. Además, el Korando ofrece en opción un cuadro de instrumentos digital presidido por un LCD a color de 10,25 pulgadas. Este elemento transmite informaciones sobre las constantes del vehículo y permite gestionar los asistentes de seguridad del paquete SASS de la marca. En el mismo se incluyen ayudas activas y pasivas como el sistema de frenado de emergencia autónomo asociado a una cámara y a un radar, el de permanencia en el carril con alerta de abandono, el aviso de distancia de seguridad, la advertencia de avance del vehículo precedente, la alerta de posible fatiga, la lectura de señales y la asistencia de haz de luz. En 2020 habrá una versión 100% eléctrica del Korando y algo antes otra híbrida electro-diésel.