Historias de...

50 años al compás de las muñeiras

El Grupo Doces Lembranzas del Centro Galego de Bizkaia en Barakaldo conserva la esencia de las tierras galegas

09.02.2020 | 19:10
Algunas de las personas que conforman en la actualidad el grupo de jóvenes gaiteros Doce Lembranzas perteneciente al centro galego de Bizkaia en Barakaldo. Fotografía L.C.G.

El Grupo Doces Lembranzas del Centro Galego de Bizkaia en Barakaldo conserva la esencia de las tierras galegas

EL integrante más joven tiene cuatro años y el mayor, alrededor de los ochenta. Algo más de medio centenar de personas forman parte del Grupo Doces Lembranzas del Centro Galego de Bizkaia en Barakaldo. "La edad no es un problema para iniciarse en esta agrupación", explica Alba Rey, la presidenta de la agrupación. Este año se han cumplido cincuenta años desde su constitución en el año 69. "Estamos de aniversario y lo celebramos por todo lo alto", relata Rey.

En junio organizaron una gran fiesta en Barakaldo en la que se dieron cita alrededor de 400 personas que en un momento de su vida habían formado parte de este grupo de gaiteros vizcaino. "Fue muy bonito. Mucha gente ya no está; otros, viven fuera, pero a pesar de todo localizamos a muchas personas que han tocado o bailado en Doces Lembranzas durante los cinco siglos de historia. Fue una fiesta", relata Rey.

Los sonidos galegos no peligran en Bizkaia gracias a la constancia y a la dedicación de este grupo de personas que todas las semanas y en diferentes turnos ensayan en los locales, ubicados en la calle Galicia, de la localidad fabril. En total son cuatro los grupos de baile y uno de gaitas: "En función del nivel y de los grupos estamos divididos en diferentes días para los ensayos", añaden. Formar parte de esta agrupación, aunque precisa de dedicación, ofrece a los integrantes grande satisfacciones. "Estamos contentos. Contamos con relevo generacional. El grupo está formado por gaiteros y bailarines. No hay edad para poder formar parte de este grupo que conserva una parte de la cultura galega. Disfrutamos con lo que hacemos", matiza Alba. Ella es aprendiz y desde hace unos años asumió la presidencia de la agrupación. De madre galega y padre vasco, Alba disfruta formando parte de este grupo donde mejora día a día sus conocimientos a la hora de tocar la gaita. "Es un instrumento que no es fácil de tocar. Es clave la respiración", comenta. Alba recuerda cómo siendo una niña escuchaba en el pueblo de Galicia tocar la gaita a su abuelo materno. Le había gustado desde siempre pero no fue hasta hace unos años cuando se decidió formar parte de Doces Lembranzas. Un domingo o dos al mes todo el grupo (bailarines y gaiteros) se reúnen para realizar un ensayo general y coordinar así las diferentes canciones que llevan en el repertorio. A lo largo del año este grupo galego realiza numerosas actuaciones; la más importante es la que se celebra el día de Santiago (festividad en Galicia). El grupo actúa tanto por la mañana como por la noche en Barakaldo. En las fiestas de El Carmen, en el día de Galicia en Euskadi e incluso Doces Lembranzas participan en gaitas-poteos que amenizan y crean un magnífico ambiente. "También solemos acudir a diferentes pueblos de Euskadi y realizamos intercambios con otros centros galegos. No tenemos tiempo para aburrirnos. Son pocos los fines de semana que no tenemos una actuación", aclara Alba. Han pasado cinco décadas conservando lejos de las tierras galegas las raíces al compás de las muñeiras. "Nosotros por suerte conservamos la tradición", aseguran.

noticias de deia