Cinco recetas rápidas de cremas frías para el verano

Querer pasar poco tiempo en la cocina durante el verano no es cortapisa para elaborar platos gustosos que ayuden a sobrellevar las altas temperaturas

23.05.2022 | 20:10
Las cremas frías ayudan a pasar los rigores estivales con ligereza y de forma saludable.

Verano, calor y vacaciones son tres variables de una ecuación que se resuelve en la cocina de diferentes maneras pero que tiene una constante: la búsqueda de platos fáciles y rápidos que nos permitan aprovechar al máximo el tiempo de ocio que a la vez sirvan para paliar el calor típico del verano.

Las ensaladas y las cremas frías son las protagonistas y por este motivo traemos aquí cinco recetas de cremas y purés fríos que se pueden hacer de víspera y dejar reposar en el frigorífico. Además, para aquellos a los que les toque trabajar, resultarán ligeros para evitar una digestión pesada.

Por cierto, aunque se hable de batir, se puede emplear igualmente un pasapuré o un chino. Cada cual dará una textura distinta.

1. Puré de calabacín y verdura con quesito y pollo

Un puré clásico en el que el protagonismo del calabacín da frescura a cada cucharada y la presencia de quesito una untuosidad que satisface. Las proteínas del pollo completan un plato que se puede llevar a la piscina o a la playa para alargar la jornada sin necesidad de volver a casa para comer al mediodía.

El calabacín es un de los productos estrella del verano. Foto: Pixabay

Ingredientes

  • 1 calabacín
  • 4 patatas
  • 3 zanahorias
  • 1 pechuga de pollo
  • Aceite de oliva
  • 1 taza de leche
  • 2 quesitos
  • Sal

Elaboración
Tras lavar y trocear el calabacín, las patatas y las zanahorias, se meten en una olla con agua hirviendo y se cuecen entre 10 y 15 minutos. Pasado este tiempo, sacamos las verduras y las batimos. Reservamos parte del caldo que queda para ajustar lo espeso o líquido que queramos el resultado final, más crema o más puré.

En el vaso de la batidora vamos añadiendo los quesitos, la leche, el aceite de oliva y la sal. añadir los dos quesitos, una taza de leche, una pizca de sal y el aceite de oliva. Seguimos batiendo hasta obtener la textura deseada. En cuanto temple, se lleva a la nevera hasta que llegue el momento de servir o llevar a la piscina.

2. Puré de puerros y patatas

Una variante más sencilla en cuanto a ingredientes, pero igual de sabrosa con el poder del puerro y su aroma vegetal.

Los puerros dan mucho juego en las cremas, bien como ingrediente principal, bien como acompañante. Foto: Pixabay

Ingredientes

  • 6 puerros
  • 2 patatas grandes
  • 1 cebolla
  • 1 taza de leche
  • Aceite de oliva
  • Sal

Elaboración
Lavar y trocear los puerros y las patatas. Dependiendo de la cantidad de la parte verde del puerro que empleemos, más o menos blanca quedará la crema. La cebolla se pica fina para que se poche bien pero si que coja demasiado color. En una sartén ponemos un poco de aceite en la que a fuego lento se cocina la cebolla y cuando quede trasparente se le añaden los puerros y las patatas para saltearlas durante cinco minutos. En cuanto los bordes de los trozos de las patatas queden trasparentes, se cubre con agua y se cuece hasta que la patata quede hecha

Pasar todos al vaso dela batidora o a un recipiente altos donde se puede batir todo. A medida que todo se vaya triturando se añaden la leche, el aceite y la sal.

En cuanto se enfríe ya se puede servir. Si se deja en la nevera hasta el día siguiente, no hay problema.

3. Crema de calabaza y garbanzos

Sencilla crema, o puré según la textura que le dejemos, deliciosa y nutritiva. Se trata de un puré o crema de verduras al que le añadimos todos los beneficios de los garbanzos.

Los garbanzos en conserva son muy útiles a la hora de preparar purés y cremas. Foto Frepik

Ingredientes

  • 400 gramos de garbanzos ya cocidos (pueden ser de bote)
  • 500 gramos de calabaza
  • 1 puerro
  • 1 litro de caldo
  • Pimentón (dulce o picante al gusto)
  • Orégano.

Elaboración
Pelar, despepitar y cortar en dados la calabaza, así como picar grueso el puerro eliminando las partes verdes más fibrosas y secas. Sofreímos la calabaza y el puerro. Cuando tengan algo de color se añade el caldo y se deja cocer durante 15 o 20 minutos.

Pasado este y tiempo, se apaga el fuego, se incorporan los garbanzos cocidos y el pimentón. Se tritura todo y empleamos el orégano como decoración.

4. Crema fría de remolacha

Su alegre color rojo intenso anima cualquier presenteción que la incluya. Y en crema resulta tan aromática como en ensalada.

Cruda, cocida o en zumo, la remolacha es un gran alimento. Foto: Pixabay

Ingredientes

  • 1 paquete de remolachas cocidas
  • 1 yogur griego sin azúcar
  • 1 diente de ajo
  • 150 ml de tomate triturado
  • Un cuarto de pepino
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta
  • Cebollino cortado

Elaboración
Cortar las remolachas, que por regla general ya vienen sin piel, si no pelarlas. Si hay caldo, conservarlo. Picar el pimiento verde y el ajo. En el vaso de la batidora, o en un recipiente en el que quepa todo poner las verduras con el tomate triturado y el yogur. Batir hasta que quede fino y de la textura que guste al cocinero. Añadir el aceite, la sal, la pimienta y el caldo de la remolacha que mantenemos reservado. Se bate hasta que quede como un gazpacho.

Como acompañamiento se le puede añadir huevo cocido picado, el cebollino picado o pan tostado o frito.

5. Crema de lentejas al curry

Las legumbres siempre son muy agradecidas a la hora de hacer cremas y purés. Además se puede aprovechar las de bote acelerar la receta.

El puré de lentejas es un clásico de invierno que en verano se puede convertir en una aromática crema. Foto: Frepik

Ingredientes

  • 4 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • 1 puerro
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • 1 zanahoria
  • 3 patatas medianas
  • 1 hoja de laurel
  • 600 ml de caldo de verduras
  • Un bote de lentejas
  • 1 cucharada de curry
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimentón

Elaboración
Picar en dados la cebolla, el puerro, el ajo, los pimientos y la zanahoria. En función de lo que les cueste cocinarse, ir salteándolos. Empezar por el ajo, la cebolla y el puerro. Después los pimientos y la zanahoria y la patata, y lo rehogamos todo junto. Cuando se pochen, se incorpora el laurel, el pimentón y el curry. Remover durante tres minutos. Añadimos las lentejas y el caldo de verduras para dejar cociendo . Cocemos durante 10 minutos o hasta que las patata queden hechas.

Antes de triturar todo, hay que acordarse de sacar la hoja de laurel. Se bate todo hasta que quede bien fino. A la hora de servir, se puede espolvorear perejil fresco u otra hierba fresca.

noticias de deia