banbalinak

Los Cambridge, realeza de altos vuelos a bajo coste

Guillermo, Kate y sus tres hijos llegaron a Balmoral en un vuelo de una compañía británica de bajo coste

09.02.2020 | 13:14
Los duques de Cambridge, junto a sus tres hijos.

Guillermo, Kate y sus tres hijos llegaron a Balmoral en un vuelo de una compañía británica de bajo coste

Bilbao - De vez en cuando hay que dar un tirón de orejas a esos miembros de la realeza que no se cortan un pelo usando privilegios que el resto de los mortales tenemos vetados. La prensa británica criticó con dureza que los duques de Sussex (Henry&Megan) hubieran usado cuatro aviones privados en once días y por motivos vacacionales. Aunque no costaron un ojo de la cara a los contribuyentes porque en este caso fueron prestados por Elton John a la pareja, sí que queda pretencioso. Además, es terriblemente caro, unos 21.000 euros. Costes al margen, estos dos siempre están publicitándose defendiendo causas medioambientales y este gusto aéreo contradice sus ideas ya que los aviones son altamente contaminantes.

Para dar ejemplo y, suponemos, que para poner en su sitio a la pareja de moda en Gran Bretaña, los duques de Cambridge han realizado su viaje anual a Balmoral (Escocia) en un vuelo de bajo coste de la compañía FlyBe y se han gastado 400 euros para toda la familia. Un periódico ha publicado en portada la foto de Guillermo llevando él mismo las bolsas a la hora de embarcar y ha reseñado en su información que nadie del pasaje se percató de tan real presencia, nadie salvo el fotógrafo del diario que debió pasar por allí por casualidad y le debió de parecer una imagen demasiado irreal para ser verdad.

Habrá que imaginarse a Letizia y Felipe VI y las niñas en la T4 de Barajas dispuestos a viajar a cualquier destino de la mano de una compañía de bajo coste y respirando el mismo aire que el resto de los pasajeros, no será verdad que vaya a ocurrir. No, mejor no lo imaginamos. Este ha sido un solo viaje y cuando todo se olvide, los vuelos reales volverán a ser realmente privados. - R. L.