el destacado de la semana

Una fórmula rápida para comer ramen artesano en Bilbao

Sugoi Ramen ofrece este caldo en cuatro variedades y con diferentes tipos de pasta y ‘toppings’ a elegir

08.02.2020 | 01:08
Detalle de las instalaciones y platos a ala carta. Fotos: Sugoi Ramen Bilbao

NADA para combatir el frío como un humeante ramen, el caldo japonés que elaboran de forma artesanal en Sugoi Ramen Bilbao. Se pueden elegir cuatros tipos de caldo (vegetal con soja; de curry; de carne y hueso; y de pescado y miso) y otros tantos de pasta, con lo cual es posible optar entre 16 variedades de este guiso típico del país nipón. El plato se completa con verduras, pollo, pato, ternera y cerdo asado.

Además de ramen, ofrecen Gohan, el arroz japonés que sirven en un bol y que se presenta salteado con huevo y zanahoria por encima, acompañado de toppings a base de pollo, ternera, cerdo asado, pato, verduras, salmón... salteados que aportan proteínas. Y preparan yakisobas (salteados de pasta) con diferentes opciones, como de pollo con pasta casera hecha a diario.

No faltan tampoco los rollitos, alitas, gyozas... y yakitoris (brochetas japonesas). O las ensaladas de picoteo. De postre, unos mochis, peculiares pastelitos japoneses que pondrán la guinda dulce a una comida o cena.

Con tales especialidades armonizan bien las cervezas japonesas y una bebida japonesa ligeramente alcohólica que recuerda a un refresco de gin-tonic, como es el Samurai Chu-Hi.

Todo bajo el concepto de comida rápida, que se pide en barra junto a la bebida para recogerla cuando esté listo el pedido. Ello fruto de su apuesta por una estilo de comida informal, desenfadado, para gente con prisa. De hecho, no tienen servicio de mesa. Este modelo de negocio les permite ajustar los precios dando respuesta a unas 70 personas máximo en su comedor.

Los fines de semana, el público es más familiar, si bien predomina siempre la gente joven, que responde con éxito a esta alternativa pionera en Bilbao. Además, quien lo prefiera puede optar por el servicio a domicilio, con packaging especial para su conservación, o pueden pedir para llevar y recoger en el local.

Este establecimiento, ubicado junto a la ría de Bilbao, lejos de ser una franquicia, responde a la iniciativa de tres hermanos, que plasmaron su idea en el Centro Comercial Artea y después en Bilbao, donde abren de lunes a domingo todo el año.