TikTok, ¿héroe o villano?

21.11.2020 | 01:06
TikTok, ¿héroe o villano?

A pesar de la paralización de la demanda de prohibición de TikTok en los Estados Unidos, sigue la duda sobre si comparte información de los usuarios con el Gobierno chino debido a su oscura y poco transparente política de privacidad

la televisión tardó muchos años en conseguir vender el primer millón de unidades en los hogares. En tres años se llegó al primer millón de personas con teléfono móvil. Y en muy poco tiempo TikTok ha conseguido 2.000 millones de descargas de su aplicación en todo el mundo. A pesar de la paralización de la demanda de prohibición de la misma en Estados Unidos, sigue la duda sobre si comparte información de los usuarios con el Gobierno chino debido a su oscura y poco transparente política de privacidad. Si nos fijamos en las cifras, por aquí ha tenido ya 5,7 millones de descargas, lo que supone estar a punto de superar a servicios tan populares como Twitter o Facebook.

Pero no nos engañemos, no es una red social al uso, estamos hablando de una aplicación de música y vídeos cuyo mercado es el de los más jóvenes. Aunque los servicios o contenidos no tienen nada que ver, muchos adolescentes están abandonando YouTube para centrarse en esta nueva forma de consumir contenidos o de ver la televisión. Estamos hablando de personas que en muy poco tiempo se incorporarán al mercado laboral, por lo que las marcas están especialmente atentas a lo que hacen y buscan en esta red a esas nuevas generaciones. Como ocurre siempre que algo es un éxito ya le ha salido un competidor, Triller, la aplicación que ha subido como la espuma desde que el, de momento, presidente Donald Trump, lo empezara a utilizar en las pasadas elecciones.

El mayor problema que vemos es la sobreexposición que pueden llegar a tener los niños, así como el problema de los vídeos con contenidos inadecuados. Pese a los esfuerzos de ByteDance, su propietaria, es fácil que alguien meta vídeos con una elevada carga sexual. Para ello vamos a dar a las familias algunos consejos que permitan poder dejar que la aplicación siga en los teléfonos móviles de los más pequeños. Uno de los más peligrosos son los mensajes directos. Muchas marcas aprovechan para enviar publicidad, bastante engañosa, y cualquiera puede contactar con otra persona de forma privada si el servicio no está bloqueado. Si cuando instaló la aplicación puso su edad real y es menor de 16 años, puede estar tranquilo porque por defecto el servicio está bloqueado. Pero si estuviera activo, puedes seleccionar a qué usuarios les permites enviar mensajes de su lista y prohibir el envío de fotos o vídeos. Y verifica también quién puede saber los vídeos favoritos porque enseguida se pueden hacer perfiles con esta información y por tanto recibir publicidad muy peligrosa.

Con el control parental de TikTok también podemos hacer un bloqueo de las búsquedas y decidir qué contenidos, qué palabras, qué hashtags o incluso qué sonidos se consideran inapropiados. Limitar el tiempo de uso también es una buena opción. Puede ser una buena fórmula para que ellos mismos se organicen y sepan el rango de tiempo en el que pueden estar conectados. Cuidado porque la estadística dice que supera la media de uso que tiene YouTube. Todas estas opciones las encontrarás en el Modo de Sincronización Familiar y piensa si es necesario activar el modo restringido, que es el mayor nivel de seguridad, pero también puede limitar en exceso la forma en la que se puede usar la aplicación y los contenidos que se muestran. Te aseguro que tienes posibilidades de control sobre la aplicación, pero para ello tienes que adentrarte en este mundo. No les tengas miedo a la tecnología o a las nuevas aplicaciones.

@juandelaherran