Aplicación y software de rastreo del covid-19

Los diferentes gobiernos y algunas empresas de software, como Apple y Google, están en el desarrollo de una aplicación que permita saber si hemos sido implicados, de forma directa o indirectamente, en algún contagio de covid-19

30.05.2020 | 00:33
Aplicación y software de rastreo del covid-19

DURANTE estos días ha vuelto a surgir la importancia de tener en nuestros teléfonos móviles una aplicación que nos permita rastrear la información de por dónde nos hemos movido, por si hemos sido implicados, directa o indirectamente, en algún contagio. La idea no es discriminar a los que han tenido o los que van a tener el virus, no se trata de marginar y estigmatizar, se trata solo de saber cual es el foco del contagio y tratar de que éste no se propague, como ocurrió en los primeros tiempos del coronavirus. Los diferentes gobiernos y algunas empresas de software, Apple y Google están en el desarrollo de una aplicación nativa de forma conjunta, han propuesto algunas ideas de cómo tiene que funcionar, y el debate ahora se centra en si tiene que ser una aplicación centralizada o descentralizada.

Las aplicaciones centralizadas guardan todos los datos en un servidor, donde cualquiera con las acreditaciones adecuadas tiene permiso para ver esa información. Al tratarse de datos médicos y privados, el miedo que se puede tener es saber realmente qué hacen los gobiernos con esa información o qué posibles problemas de seguridad derivados de hackeos o accesos no permitidos podemos tener. La segunda opción es la mejor ya que nos va a permitir además de incluir los datos o la aplicación covid, puede ser la puerta a llevar nuestro historial médico siempre con nosotros, ya que lo vamos a guardar todo dentro de nuestro móvil. La aplicación va guardando en nuestro móvil los códigos de aquellos teléfonos que han estado cerca de nosotros, el tiempo y el porcentaje de riesgo de ese contacto. Si nos hemos cruzado con alguien no es tan importante esa información como si nos hemos parado y hemos estado más de diez minutos charlando con esa persona. Si al cabo de varios días alguna de las personas con la que hemos estado en contacto da positivo, y actualiza esa información en su móvil, nos puede avisar del presunto riesgo y tendremos que ser nosotros los que decidamos si nos ponemos en cuarentena, si accedemos al sistema de salud para que nos valoren o si soltamos los 120 euros que cuesta hacernos la prueba para estar seguros.

De entrada estas aplicaciones están en un estado de desarrollo muy primigenio y las posibilidades de éxito está en manos de los propios usuarios. De entrada es necesario que seamos nosotros mismos los que instalemos la aplicación y pongamos de forma manual nuestros datos. Teniendo en cuenta que muchos de nuestros mayores solo tienen teléfonos para realizar llamadas, no smartphones y que los niños no disponen de este tipo de dispositivos, ya tenemos una muestra de la población que no va a poder acceder a ello. Pero luego puede ocurrir como Singapur, pioneros en disponer de una de las mejores aplicaciones de control, pero tan solo el 12% de la población se descargo e instaló la aplicación. Pero si no tenemos test masivos y no conocemos en que estado nos encontramos, la información que usa estas aplicaciones no sirve absolutamente de nada.

En breve empezaremos a recibir en nuestros móviles la notificación de la aplicación nativa de nuestro sistema operativo que se instalará de forma automática en nuestros móviles. A partir de aquí estará en nuestras manos si la activamos, si le ponemos los datos necesarios y si actualizamos la información. Creo que este tiene que ser el primer paso a tener no solo la información covid-19, sino también toda nuestra historia clínica. Vayamos donde vayamos, cualquier médico, con nuestro consentimiento podrá consultar estos datos.

@juandelaherran