Coronavirus y 'fake news'

14.03.2020 | 08:53
Las fake news, cada vez más peligrosas

El sentido común, ese órgano imaginario que a veces somos incapaces de utilizar, nos debería hacer pensar y repensar antes de retuitear o empezar a enviar noticias sorprendentes e increíbles a todos nuestros grupos de WhatsApp y FaceBook

nO tengo mucho tiempo para entretenerme con memes o todo tipo de mensajes, audios o videos que le llegan a todo el mundo a través de este maravilloso canal de comunicación que es Internet. Si lo tuviera, igual me entretendría leyendo una página que se llama GlobalResearch.ca, que se dedica a cuestionar y criticar cualquier noticia, especialmente si viene de los gobiernos o entidades con importantes intereses económicos en muchos sectores del consumo. Sus cuestionamientos siempre buscan hilar un detalle, una anécdota o algo que suene más a novela de espías que a realidad. Por desgracia, me llegan muchos correos de personas que me alertan de cosas cuya fuente ha sido esta web. La última es muy rebuscada. Todo el hilo empieza aprovechando que en agosto se cerró el laboratorio militar de Fort Detrick (USA), supuestamente por obras y vacaciones. Unen a esto que un grupo de militares estadounidenses participaron entre el 18 y 27 de octubre en los Juegos Olímpicos para militares, en la ciudad de Wuhan, epicentro del contagio por coronavirus. Rebuscando encuentran los tuits de varios militares que tuvieron que ir al hospital en esas fechas por diversas lesiones. Y si añadimos que el gobierno chino está deseando buscar que el virus no nació en su país, pues ya tenemos a miles de ingenuos transmitiendo la noticia acompañada de pruebas no demostrables que dicen que el virus lo inventaron los americanos.

Luchar contra todo este tipo de noticias es muy complicado, pero el sentido común, ese órgano imaginario que a veces somos incapaces de utilizar en determinadas ocasiones, nos debería hacer pensar y repensar, antes de retuitear o empezar a enviar a todos nuestros grupos de WhatsApp y FaceBook, esa noticia tan sorprendente y tan increíble. Recordemos cómo las fake news afectaron a los resultados del Brexit, donde la empresa Cambridge Analytica aprovechó los datos de miles de usuarios de FaceBook y, analizando sus perfiles, les filtró noticias falsas sabiendo que les afectarían a la hora de tomar una decisión sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea. Desde ese día Mark Zuckerberg se puso manos a la obra para evitarlo y desde el principio vio en la Inteligencia Artificial, la solución a la lucha contra todos estos bulos y mentiras que corren por Internet. Su idea es que en las próximas elecciones a la presidencia de los Estados Unidos, ninguno de los candidatos pueda volver a repetir los mismos errores que en gran medida permitieron la llegada al poder del presidente Trump.

Detectar las noticias falsas que nos llegan no tiene por qué ser tan complicado para los usuarios de las redes sociales. Ver con tranquilidad si la cuenta que manda el tuit es de Donal Trum o de Dona Trump. Este pequeño detalle hace que muchas personas piquen al no darse cuenta de que no está bien escrito y pensar que el presidente les está dando una noticia. En los grupos de WhatsApp es muy fácil identificar al que "siempre" manda todos los bulos que encuentra y a pesar de decirle que nos digas fuentes de la noticia, siempre dice que un primo de un amigo de uno que trabaja en el ayuntamiento le ha confirmado que es todo verdad. Descubrir si una foto es real o falsa es tan sencillo como ir a Google Imágenes y desde allí copiar la foto en el buscador y nos dirá quién es el autor y la fecha de creación. Cuidado con enviar un tuit falso y pensar que no vas a ser descubierto. Hacer una búsqueda inversa hace fácil poder llegar a la fuente y por tanto poder denunciar o tomar las medidas legales oportunas.

@juandelaherran

En los grupos de WhatsApp es muy fácil identificar al que "siempre" manda todos los bulos que encuentra

Saber si una foto es falsa es tan sencillo como ir a Google Imágenes y copiarla. Dirá quién es el autor y la fecha de creación