Reflexión sobre el aislamiento

'Solos' es una apuesta de Amazon por la ciencia-ficción y una introspección filosófica surgida de la pandemia

25.05.2021 | 00:54
Helen Mirren, Anne Hathaway, Morgan Freeman y Uzo Aduba son cuatro de los ocho protagonistas

Morgan Freeman, Helen Mirren y Anne Hathaway son solo tres de las figuras del elenco estelar de Solos, una nueva serie de Amazon con siete capítulos de historias independientes, una apuesta por la ciencia-ficción que examina la condición humana a partir del aislamiento. "El guión describe de forma muy auténtica el comportamiento humano, está muy vinculado a las dificultades que hemos vivido durante la pandemia", explica Mirren a Efe sobre esta antología estrenada el fin de semana en Estados Unidos.

Junto a los tres actores ganadores del Oscar, Anthony Mackie, Uzo Aduba, Nicole Beharie, Dan Stevens y Constance Wu completan el reparto de una trama ideada por David Weil, el creador del drama protagonizado por Al Pacino, Hunters. El imponente elenco no dudó en sumarse a un proyecto que, de primeras, lleva la contraria a la tendencia actual por el consumo rápido de televisión: son monólogos de 30 minutos en los que sus protagonistas reflexionan sobre la soledad, el arrepentimiento, los temores y, en esencia, todo lo que entraña la existencia humana.

"Estoy más que encantado de haber dado vida a Solos junto a este grupo de artistas a los que admiro profundamente", dijo Weil en un comunicado difundido por el gigante digital. "He creado esta obra con el deseo de capturar historias sobre la conexión, la esperanza y la búsqueda de ese mantra común de la Humanidad que nos une a todos. Estoy inmensamente agradecido a Jennifer Salke (presidenta de Amazon Studios) y a mis increíbles socios de Amazon por su inquebrantable apoyo y colaboración en este especial proyecto", añadió.

Ambientada en un futuro dominado por la tecnología, la serie desenvuelve sus historias a partir de preguntas como si viajaras al futuro, ¿podrías escapar de tu pasado?, si te conocieras a ti mismo, ¿qué verías? o ¿hasta donde viajarías para volver a encontrarte? Y tras el interrogante, en un escenario futurista y teatral, cada personaje inicia un diálogo consigo mismo que resuena con especial fuerza después de los meses del confinamiento.

"Llegué a identificarme con el personaje, aunque mi vida haya sido muy diferente –asegura Mirren–. En su caso, ella no ha sido capaz de hacer lo que quería y ahora es un sentimiento muy comprensible". En el tercer capitulo de Solos, la actriz encarna a Page, una viajera solitaria a bordo de una nave donde tiene demasiado tiempo para repasar su pasado con la esperanza de encontrar su lugar en un destino que parece que no llega. Antes, Anne Hathaway inaugura la serie con el primer episodio encarnando a una científica que descubre cómo viajar en el tiempo, aunque su interés surge más por la necesidad de escapar de su presente que por innovar.

Si Black Mirror analizó el lado perturbador del desarrollo tecnológico, Solos utiliza esos elementos futuristas para indagar en lo más profundo de la existencia humana. Como sucede en la serie de Netflix, esta ficción también incluye menciones a la actualidad.

En el cuarto episodio, Uzo Aduba interpreta a una mujer cómoda con su vida de ermitaña que, en el fondo, se niega a aceptar que hace años que terminó la pandemia que llevó a que adoptara ese estilo de vida.


TRAMA PERFECTA

Más común suena incluso el monólogo de Constance Wu en el papel de Jenny: "Se despierta en un lugar desconocido borracha y confundida, no sabe dónde está o cómo llego. Trata de entender qué hace allí físicamente pero también en su vida. Qué es lo que le hizo ser así", detalla Wu. La actriz insiste en que el ambicioso proyecto de Amazon es una idea que "nunca había visto" en televisión. Pero las circunstancias de la pandemia han obligado a forzar el ingenio de los guionistas y esta antología de monólogos era una trama perfecta para rodar durante este periodo. Sus protagonistas ni siquiera han coincidido físicamente, cuenta la actriz.

El último episodio es el único en el que interactúan dos personajes: Dan Stevens y Morgan Freeman. Otto (Stevens) quiere que Stuart (Freeman) recupere la memoria que está perdiendo por el Alzheimer, pero su aparente buena intención esconde motivaciones ocultas. "Hay hilos que conectan los episodios pero no creo que sea necesario verlos todos, cada cual tiene su narrativa –avanza Stevens–. Es una introspección filosófica muy bonita". Según el actor, no hay mal que por bien no venga y las limitaciones del coronavirus han permitido que surgiera un proyecto así.

Son monólogos en los que sus protagonistas piensan en el arrepentimiento, la soledad, los temores y todo lo que entraña la existencia


noticias de deia