Borja Fano: "Soy actor por mi pasión por el cine"

El cine le llevó a ser actor y a meterse de lleno en mundo lleno de historias que contar y representar. ahora encarna a Oriol Alcántara, el nieto de ficción de Imanol Arias y Ana Duato en 'Cuéntame cómo pasó'.

09.02.2021 | 20:06
Borja Fano se ha convertido en la actual temporada de 'Cuéntame cómo pasó' en nieto de Antonio y Mercedes.

Apasionado por el cine y enamorado del teatro, este bilbaíno ve en la televisión un mundo en crecimiento constante y una enorme oportunidad para actores como él. Ser Oriol en Cuéntame es una aventura de la que está disfrutando, y mucho.

Ha hecho usted poca televisión, pero ahora está en una de las series de mayor duración de todas...
Y es una suerte increíble estar en Cuéntame cómo pasó, una serie que todo el mundo conoce y que tiene mucha repercusión entre los espectadores. Es un proyecto de una factura muy interesante para cualquiera que se mueva en el mundo de la interpretación.

Su vida ha sido puro teatro, ¿no le parece?
Sí, y en todos los sentidos. He representado obras en el escenario y también me he dedicado a la dramaturgia. Me han publicado y me han llevado a escena. Es un mundo en el que estoy muy a gusto y en el que he recibido ciertos reconocimientos.

¿Es la televisión una novedad para usted?
No del todo. Empecé con personajes más pequeños que este. Primero fue Qué vida más triste en La Sexta y después la directora Ana Murugarren me cogió para El precio de la libertad, para ETB y TVE. Y debió quedar contenta porque me llamó para su primera película, La higuera de los bastardos.

¿Cómo llegó a Madrid?
Tuve la suerte de conseguir una representante allá, monté un videobook profesional para mostrar mis trabajos y es cuando salió Cuéntame.

¿Se lo esperaba?
Siempre te imaginas que te pueden coger. Sabes que es muy difícil porque somos muchos, pero tienes dentro esa esperanza.

¿Qué espera de este trabajo?
Que me ayude a seguir aprendiendo y a crecer como actor y como persona. Lo más importante es aportar mi grano de arena a la serie; en definitiva, sumar al conjunto, y lo hago a través del personaje, aportándole mi personalidad, otorgándole una marca distintiva a través de la interpretación. Esa es mi labor. Te pasas años trabajando para que pueda darse una oportunidad como ésta, así que ahora deseo disfrutarla desde la tranquilidad.

Usted es Oriol, el nieto de los Alcántara en el guiño que han hecho al futuro. ¿Cómo es ese personaje?
Él está emocionalmente muy erosionado, sobre todo por la relación que ha tenido con su madre. Todos sabemos que ella ha tenido una vida muy disoluta y con muchos cambios. Oriol siempre ha estado en muchos vaivenes, desde que era un niño, y de adulto busca la estabilidad.

¿Y la encuentra en su profesión de policía?
Es que está muy tocado por esa infancia tan inestable y sí, por eso se ha hecho policía, para intentar solucionar el desorden de la vida al lado de su madre. Esa necesidad de encontrar el orden es lo que le lleva a tomar determinadas decisiones. También tiene una relación muy especial con su tía María. Cuando pensaba en el personaje de Oriol lo hacía como en la gente de mi generación.

¿En qué sentido?
En el que llegas a una edad en la que todo debería estar asentado y solucionado, pero no lo está. La vida está cambiando. Oriol está asentado profesionalmente como policía, pero emocionalmente tiene muchos problemas que debe resolver. Y en medio de ese desorden emocional se le aparece, como ha pasado a todo el mundo, la pandemia, el Covid, y su vida aún se trastoca más.

¿Qué sintió cuando le dijeron que Oriol era para usted?
Vértigo. Es una serie que se conoce mucho, que forma parte de los gustos de muchos espectadores, y sientes por ello una enorme responsabilidad. Todo se desarrolló muy rápido. Mi representante me dijo que había esa posibilidad y a las tres semanas estaba ya grabando. Pero ese vértigo desapareció cuando empecé a recibir los guiones y a entrar en la dinámica de trabajo con un equipo que es maravilloso.

Es usted dramaturgo, director, actor€ ¿Tiene alguna preferencia a la hora de trabajar?
Estoy cómodo en los tres campos. Cuando empiezas a hacer un trabajo da igual cuál sea ese campo, hay procesos que hacen de una jornada un buen día y otros son más duros. En esos que son días difíciles es donde deben entrar el oficio y la profesionalidad. Me siento igual de a gusto en todas las facetas, pero quizá pondría por delante la interpretación, aunque sea por el hecho que fue lo primero que hice en mi vida profesional.

¿Cómo derivó de actor a creador y director?
De una forma muy natural. Estudié en la Escuela de Teatro de Basauri y ensayaba fuera de las horas de clase con mis compañeros. Primero lo hacíamos con textos clásicos y después con escenas de películas. Llega un momento en el que empiezo a escribir escenas para hacer esas prácticas, de ahí sale mi primera obra de teatro y luego voy haciendo más textos.

Y se propuso ser también director.
Al principio no. Me llevaron unos textos a escena y siempre he estado muy contento y agradecido, pero poco a poco te vas llenando con otros impulsos y me vino el de dirigir lo que escribía, así que me convertí en actor, autor y director. Yo veo lo que soy de manera orgánica, como un todo. No me gusta elegir, pero de quedarme con algo, sería la interpretación; ya digo que fue lo primero y lo que me ha llevado a todo lo demás.

¿Cuándo surgió su vocación por el mundo artístico?
Desde pequeño. Desde que era un niño mi pasión era el cine y veía muchas películas. Me encantaba y fascinaba ese mundo que llenaba nuestras vidas de historias. Me vienen a la memoria títulos que han dejado su marca: El imperio del sol, La misión, Nacido el 4 de julio, En el nombre del padre€ Hay una serie de películas que se me quedaron dentro. Era, y lo soy, muy cinéfilo. Decidí pronto que quería ser actor y que me gustaría dedicarme enteramente a contar historias.

¿Y había pensado alguna vez en escribir textos teatrales?
Cuando me metí en la profesión de actor fue por mi afición al cine. Descubrir el teatro me fascinó y acabé escribiendo y dirigiendo. Puedo decir que una cosa me llevó a la otra. Por casualidades de la vida también he tocado el mundo audiovisual y estoy encantado. A lo largo de los años he ido descubriendo muchas facetas de un universo en el que metí hace años, pero el origen de toda mi profesión está en esa pasión por el cine.

¿Qué le parece la televisión en un momento de explosión de series a través de las plataformas?
El audiovisual se encuentra en una fase de crecimiento descomunal. Siempre se han hecho muchas series, pero nunca como ahora. A mí la televisión me parece un medio muy interesante, que da mucho trabajo a creadores, actores y equipos técnicos. Están saliendo productos muy buenos y con un contenido interesante, y en muchas ocasiones pegados a nuestra realidad.

¿Una revolución?
No lo sé, no sé si podemos hablar de revolución o de renovación, pero en los últimos años el crecimiento ha sido absoluto. Para los actores esto supone una auténtica motivación. Nos obliga a trabajar y a pelear duro para poder entrar en productos de máximo nivel.

¿Cómo fue el casting de Cuéntame?
Te asombrarás, pero no hice casting. Lo tenían claro y me cogieron directamente, y no es algo que suela pasar muchas veces. El casting de verdad sucedió cuando fui a rodar y tuve que meterme de lleno en el personaje de Oriol, pero todo fue muy fluido y me ayudó mucho Joaquín Oristrell. Es un director tranquilo que sabe trabajar muy bien con los actores. Tiene las cosas claras y fue estupendo tenerlo a mi lado el tiempo que duró el rodaje.

¿Impone trabajar al lado de actores tan conocidos como los que hay en esta serie?
Una vez que les conoces todo se vuelve más sencillo, pero sí que es un placer ver cómo trabajan una serie de actores que están en lo más alto. Me quedo con el lado humano de todos ellos, porque rápidamente te hacen sentir que eres uno más del grupo y te acogen de una forma muy natural. 

PERSONAL

Edad: 42 años.
Lugar de nacimiento: Bilbao.
Formación: : Estudió Arte Dramático en la Escuela de Teatro de Basauri (Bizkaia).
Trayectoria: Este actor vasco es fundamentalmente un hombre del mundo del teatro. Ha participado como intérprete en muchas obras y también ha escrito y dirigido sus propios textos. En estos momentos se le puede ver en el personaje de Oriol Alcántara en la serie Cuéntame. Ha realizado otros trabajos en televisión como Qué vida más triste en La Sexta y El precio de la libertad, miniserie dirigida por Ane Murugarren para ETB y TVE. En cine hizo La higuera de los bastardos.
noticias de deia