Director y presentador de 'LaSexta clave'

Rodrigo Blázquez: "Desde el miércoles seré el telonero de Wyoming y estoy encantado"

Ha pasado más tiempo detrás de las cámaras que delante. A partir del miércoles será el director y presentador de 'LaSexta clave'

12.10.2020 | 01:06
Rodrigo Blázquez: "Desde el miércoles seré el telonero de Wyoming y estoy encantado"

bilbao – Quiere dar vuelta a las noticias y lanzar una nueva mirada a los temas del día a día. "Desde el miércoles seré el telonero de Wyoming", dice encantado Rodrigo Blázquez. Sabe que no es normal que después de un informativo vaya otro informativo, pero él y la cadena están dispuestos a dar una oportunidad a las novedades y LaSexta clave es una de ellas.

¿Qué es 'LaSexta clave'?

—El otro informativo.

Para eso ya tenemos a 'El intermedio' con Wyoming.

—Ja, ja, ja€ También es verdad. Wyoming dice: Han visto las noticias, ahora les contaremos la verdad. Lo nuestro es parecido, pero no es igual. Vamos a intentar ser diferentes tanto en el eje vertical como en el horizontal.

¿Y eso exactamente es?

—Vamos a ser diferentes al informativo de Cristina Saavedra que es el tiempo anterior a nosotros, ese es un informativo que tiene su personalidad y está muy definido. También queremos ser diferentes a lo que tenemos a los lados, al informativo de Piqueras (Telecinco), que está muy bien hecho; al de Franganillo (La 1), muy bueno también, y al del compañero Valles (Antena 3), igualmente, muy bueno.

¿Un informativo después de otro? Suena extraño o, cuando menos, redundante.

—Exacto. No ha habido nadie a quien se le ocurra hacer un informativo después de otro más que a los de LaSexta.

¿No le da la impresión que estamos muy saturados de información?

—Eso es algo que tiene que decir la gente. Te puedo decir que ahora mismo, desde que comenzó la pandemia, lo que hay en el tramo que vamos a ocupar es información y actualidad.

¿Y en qué se van a diferenciar ustedes? ¿Se van a centrar en profundizar más en los temas?

—Creo que en vez de con más profundidad, que también, la diferencia tiene que estar en hacer la información con otra mirada distinta. Es probable que compartamos gran parte de los temas, pero nosotros les daremos otra vuelta más.

¿No se puede dar la vuelta a un tema en un informativo tradicional?

—No digo que no se pueda, lo que digo es que no se hace en los informativos tradicionales. Ese va a ser nuestro reto a partir del miércoles.

La Sexta va camino de un canal temático de información.

—Ojalá se convierta en una cadena informativa por excelencia. Estamos en ello. Claro que hay mucho espacio dedicado a la información, pero también hay otros muchos programas dedicados al entretenimiento. Arus está haciendo una temporada magnifica sin estar centrado en la información; Zapeando es un ejemplo de que no todo son informativos€ Hay mucha actualidad, pero no somos solo actualidad.

¿Y van a seguir hablando todo el rato de la pandemia?

—Eso nos lo va a decir la propia pandemia. ¿Cuánto pensamos en nuestro día a día en la pandemia? Yo todavía pienso mucho en la pandemia. Por lo tanto, hablaremos mucho aún de ella. Espero que dentro de un tiempo, no sé cuánto, podamos mantenernos un poco al margen.

Se ha convertido en monotema informativo y de conversaciones del día a día. Nos vamos a quedar sin palabras cuando todo esto acabe.

—Seguro que no. Surgirán otros temas que monopolizarán la actualidad. Pero ahora mismo, creo que seguimos ahí.

La pandemia sanitaria ha llevado a una situación de pandemia política.

—Se han solapado. Estamos asistiendo a un espectáculo que más allá del día a día y del minuto a minuto, a lo mejor tiene consecuencias a medio plazo. Un rifirrafe centrado en estos momentos entre el gobierno de Madrid y el gobierno español, un espectáculo de circo si no fuera por la gravedad de la situación.

El otro día leí: Si los que no sois madrileños estáis hartos de los madrileños, sabed que nosotros como madrileños también estamos hartos de los madrileños.

—Resume bien la situación. Entre Ayuso y Sánchez quedan atrapados unos ciudadanos confusos y perplejos.

¿Cómo cree que acabará esta disputa política?

—Nadie lo sabe. De momento, lo que sabemos es que por ocio no se puede ni entrar ni salir de Madrid. ¿Cómo acabará? No lo sabemos, tú lo has dicho, con los ciudadanos en medio de esta disputa.

¿Se imagina el espectáculo que el Estado Español está transmitiendo fuera de sus fronteras? En otros países tienen que estar alucinando.

—Te refieres a la imagen de Angela Merkel con las manos en la cabeza, ¿no? No tengo claro cuán alarmados están ante este espectáculo. Pero me apunto esta pregunta porque podría ser un tema para LaSexta clave. Me lo acabo de apuntar para empezar a trabajarlo.

Dejemos la pandemia. Lleva usted muchos años en la cadena.

—Entré en LaSexta cuando no había ni informativos. Mucho tiempo. Estoy encantado porque he tenido la oportunidad de conocer la cadena a fondo.

¿Fue la televisión lo que le motivó a estudiar periodismo?

—No. Recuerdo que cuando empecé la carrera, los que estábamos en ella, lo que queríamos era trabajar en un periódico o en la radio. La tele no estaba entre mis prioridades.

¿Y ahora, catorce años después?

—La vida le va llevando a uno por diferentes caminos, por lugares desconocidos. He hecho toda mi vida laboral en la televisión y estoy encantado. Además, creo que hay que reivindicar la televisión.

¿Reivindicar la televisión en general o determinados programas de televisión?

—La televisión en general. Muchas veces nos dicen: En la tele están muy pendientes de su audiencia€

¿No es verdad?

—Claro que lo es. Pero igual que los periódicos están pendientes de sus lectores. Los lectores de periódicos suenan como muy importante. Pues los espectadores de la tele también lo son.

Wyoming ocupaba la franja de después del informativo, ahora la ocupa usted.

—No. Voy antes que él, pero no ocupo su lugar. Sabes lo que te digo, desde el miércoles voy a ser el telonero de Wyoming y estoy encantado.

Su programa va a durar 20 minutos. ¿Es suficiente tiempo para pulsar las claves del día?

—Pienso que sí y estoy convencido de que el tiempo del programa le va perfecto al formato. No tiene por qué ser más largo, en 20 minutos tenemos que ser capaces de contar cuatro o cinco cosas importantes del día, no es necesario alargar nada.

Más detrás de las cámaras que delante.

—Sí, bastante más. Yo entré para hacer el mundial de fútbol de Alemania. Después hice información parlamentaria y política. En 2009 paso a estar detrás de las cámaras. laSexta columna la dirigí durante tres temporadas, Más vale tarde, otras tres y así he ido dirigiendo programas. Aunque siempre he tenido el ventanal para asomarme de los especiales de Al rojo vivo: las noches electorales, los momentos de informaciones especiales.

¿Más cómodo delante o detrás de una cámara?

—Hasta hoy, más cómodo detrás. La semana que viene te diré lo que opino de estar delante de una cámara€

Delante todos los días.

—Sí, va a ser intenso y muy interesante. Espero que los espectadores lo sientan igual que yo.

¿Va a contar con muchos colaboradores, analistas?

—Creo que en el tema de analistas clásicos, laSexta ya tiene espacios de sobra para ellos. En nuestro día a día vamos a tener a gente de la redacción de Sexta Noticias, gente que conoce los temas y va a venir a contárnoslos. Tengo una redacción, que en fin, se le cae el talento cuando habla.

Estamos acostumbrados a que la política lo llene casi todo.

—Mira, a mí la política me encanta, pero aquí tendremos que estar a todo, sobre todo a aquello que le cambia la vida a la gente. Hay una parte de la política que no va a ningún lado, pero hay otra que tiene consecuencias, buenas o malas€

¿Cree que los políticos hacen algo, están haciendo algo, porque la vida de la gente vaya a mejor?

—Pienso que alguno sí que dedica parte de su vida a que la vida de la gente vaya a mejor. Luego hay otros que no, eso lo sabemos todos, están concentrados en otras cosas, ganar elecciones suele ser una de sus ocupaciones.

Optimista, ¿no?

—He conocido a bastantes, y creo de verdad que algunos sí que están dispuestos a mejorar la vida de la gente.

Deben ser los que no salen en televisión.

—No se puede ni se debe de generalizar. Hay políticos a los que les gusta que la gente viva cada día mejor.

"Recuerdo que cuando empecé la carrera, los que estábamos en ella, lo que queríamos era trabajar en un periódico o en la radio"

"No podemos generalizar; creo que sí hay políticos a los que sí les gusta que la población viva cada vez mejor"