El 75 aniversario de Pippi Calzaslargas

25.05.2020 | 00:14
El carácter rebelde de la niña pelirroja cautivó al público de todo el mundo.

el personaje creado por astrid Lindgren fue un icono infantil y símbolo feminista para varias generaciones

pippi Calzaslargas (Pippi Långstrump en el original sueco), la niña más fuerte del mundo, el personaje ideado por la escritora Astrid Lindgren, cumplió este fin de semana 75 años como icono infantil y símbolo feminista para varias generaciones.

El cumpleaños de Pippi recuerda el día en que fue publicado en Suecia el libro homónimo, el primero de una decena de obras de un personaje que adquirió fama mundial, gracias también a una serie de televisión y a varias películas.

La historia de la niña con poderes mágicos que vive sola en la granja Villa Villekula con un caballo, un mono y un baúl lleno de monedas de oro, que no quiere crecer ni ir a la escuela, capaz de cuestionar la autoridad de los adultos, tuvo sin embargo un origen modesto y un nacimiento complicado.

Cuando su hija Karin enfermó de neumonía en 1941, Lindgren ideó el personaje a propuesta de la pequeña para entretenerla: tantas historias le contó sobre ella que decidió llevarlas al papel y, tres años después, en su décimo cumpleaños, le entregó el manuscrito del libro.

Pero este no fue publicado hasta 1945, cuando ganó un premio convocado por una editora, después de que el principal grupo sueco hubiera rechazado el original.

Pippi Mediaslargas, como se la conoce en muchos países latinoamericanos, acabó haciéndose universal y traducida a más de un centenar de idiomas, con decenas de millones de copias vendidas, impulsada también por el éxito de la serie de televisión estrenada en 1969.

El carácter rebelde de esta niña pelirroja con trenzas que cocina crepes en el suelo y camina hacia atrás representó para muchos una visión menos autoritaria de la educación y un anhelo de libertad, vinculada al momento histórico en que fue escrita, la II Guerra Mundial.

Su condición de mujer independiente, indiferente a las convenciones fijadas para cada sexo, hizo de ella también un símbolo para las feministas.

UN ANIVERSARIO ALTERADO Para celebrar el aniversario del más célebre de los personajes de Astrid Lindgren, autora también de los libros sobre Emil, Lotta, Karlsson y Kalle Blomqvist, se habían preparado actos en una docena de países, pero se han suspendido o aplazados por la pandemia de covid-19.

Entre ellos figura un musical creado por Björn Ulvaeus, uno de los integrantes del extinto cuarteto sueco ABBA, que ha sido pospuesto para el verano de 2021.

Otros han tirado de soluciones alternativas, como la Sinfónica de Radio de Suecia, cuyo estreno de una obra sobre Pippi compuesta exclusivamente para la ocasión y que iba a ser interpretada en un auditorio de Estocolmo, acabó siendo grabada sin público y difundida por internet.

El parque temático El mundo de Astrid Lindgren y el centro cultural Astrid Lindgrens Näs, localizados ambos en su ciudad natal (Vimmersby, sur de Suecia), han permanecido cerrados por el virus.

El cumpleaños de Pippi también se ha celebrado con publicaciones editoriales, en forma de reediciones o de nuevos libros, como Pippiperspektiv, donde personalidades de distintos campos, la mayoría suecas, hablan de su relación con la niña.

"Adoro lo inconscientemente rebelde que es. No le importan las reglas, le importan las personas", escribe Alicia Vikander, la actriz sueca más internacional.

En octubre pasado, el productor David Heyman, responsable de las películas sobre Harry Potter, anuncio el lanzamiento de un nuevo film sobre Pippi, pero la pandemia ha hecho que los planes se hayan pospuesto de forma indefinida.

El mundo se rinde a los pies de la niña rebelde con trenzas y calzas a la que no le importaban las reglas, solo las personas