ÚLTIMA HORA
196 contagios en Euskadi, 106 de ellos en Bizkaia

Qué se puede hacer y que no a partir de este lunes

Vuelven a su actividad los trabajadores de actividades no esenciales a los que les se imposible teletrabajar

13.04.2020 | 09:47
Un trabajador de la construcción que ha reanudado su labor este lunes.

Los trabajadores de las actividades no esenciales reanudan este lunes su actividad laboral en las empresas en las que no sea posible hacerlo a través de métodos telemáticos y en las comunidades autónomas que no sea festivo, tras el fin del permiso retribuido recuperable, al tiempo que se reforzarán las medidas de seguridad y protección.

De esta forma, a partir de este lunes se vuelve a la situación de los primeros 15 días del estado de alarma, por lo que volverán a reincorporarse los trabajadores de actividades no esenciales, como la construcción, pero se mantienen los protocolos del carácter preferente del trabajo a distancia y el teletrabajo cuando se pueda desarrollar de esa forma, junto a las medidas de protección e higiene.

En concreto, tras las vacaciones de Semana Santa y la nueva prórroga del estado de alarma hasta el 26 de abril, dejará de estar restringida la movilidad para el desplazamiento al lugar de trabajo para efectuar prestaciones laborales, profesionales o empresariales de actividades no esenciales.

La vuelta al trabajo de estos trabajadores de actividades no esenciales se producirá este Lunes de Pascua en todas las comunidades autónomas, salvo en las en las ocho que es festivo (Euskadi, Navarra, Baleares, Cantabria, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Cataluña, y La Rioja).

Entre tanto, los trabajadores de servicios esenciales, como el personal sanitario, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, el Ejército, los servicios de transporte o los supermercados continuarán desarrollando su actividad, como han hecho hasta ahora.

Por consiguiente, continuará el estado de alarma y el confinamiento, bajo el cual los ciudadanos podrán salir de sus hogares solo para ir al trabajo o dotarse de elementos esenciales (alimentos y medicamentos) como mínimo hasta el próximo 26 de abril, aunque el presidente del Gobierno español Pedro Sánchez ya adelantó que con toda probabilidad tendrá que volver a pedir una nueva prórroga del estado de alarma.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha indicado que todavía el Estado no se encuentra en fase de desescalada de las medidas adoptadas el 14 de marzo, cuando se declaró el estado de alarma, por lo que continúa el confinamiento con el cierre de centros educativos, de establecimientos de ocio y se deben seguir manteniendo todas las medidas preventivas de distanciamiento social.

Recuperación de horas


Tras vencer el permiso retribuido recuperable aprobado por el Gobierno, de carácter obligatorio y limitado en el tiempo entre los días 30 de marzo y el pasado jueves, 9 de abril, para todo el personal laboral por cuenta ajena que preste servicios en empresas o entidades del sector público o privado que desarrollan las actividades no esenciales, los trabajadores deberán las horas de los ocho días laborables no trabajados.

No obstante, se exceptuaba a las personas que estaban desarrollando ya su actividad a distancia o mediante teletrabajo, a las personas incorporadas en expedientes de regulación de empleo (ERTE), a personas que en situación incapacidad temporal o con un permiso de paternidad o maternidad, a los trabajadores de servicios esenciales o aquellos excluidos por el decreto de declaración de estado de alarma.

La recuperación de las horas de trabajo de los 8 días lectivos de permiso podrá hacerse efectiva desde el día siguiente a la finalización del estado de alarma hasta el 31 de diciembre de 2020, previa negociación en un periodo de consultas abierto al efecto entre la empresa y la representación legal de las personas trabajadoras, que tendrá una duración máxima de siete días.

Mascarillas y lavados de uniformes


Para la vuelta a la normalidad de las actividades no esenciales el Gobierno español ha aprobado una guía de buenas prácticas (descárgate aquí esta guía) en centros de trabajo, consensuada con los agentes sociales, para garantizar la seguridad y protección de los trabajadores.

Siguiendo las nuevas recomendaciones del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, voluntarios de Protección Civil y la policía local y autonómica repartirán en los próximos días 10 millones de mascarillas en las estaciones de autobús, metro y cercanías de las localidades españolas. No obstante, el Gobierno considera que "no es imprescindible" usar la mascarilla durante la jornada laboral si el tipo de trabajo no lo requiere y se mantiene la distancia interpersonal.

La guía recomienda que no se acuda al centro de trabajo si se presentan síntomas o si se ha tenido contacto "estrecho" con infectados, hasta confirmar que no hay riesgo para uno mismo o los demás.

Además, tampoco deberán acudir las personas más vulnerables por edad, embarazo o padecer afecciones médicas que, en caso necesario, pueden contactar con su médico para que acredite su necesidad de aislamiento, considerándose a efectos laborales una situación asimilada a accidente de trabajo para la prestación económica de incapacidad temporal.

Hay que evitar medios de transporte que supongan la agrupación de personas y, en caso de utilizar el coche o VTC, extremar las medidas de limpieza y evitar que viaje más de una persona por cada fila de asientos.

En los viajes en autobús, metro o tren, se recomienda guardar la distancia interpersonal con otros viajeros y, en el caso del transporte público, "la guía recomienda usar una mascarilla higiénica, no médica".

En cuanto a los uniformes de trabajo, estos se deberán embolsar y cerrar y se trasladarán hasta el punto donde se haga su lavado habitual, recomendándose un lavado con un ciclo completo a una temperatura de entre 60 y 90 grados.

Escalonar horarios y aforo máximo


En las propias sedes laborales, el Gobierno de Sánchez aconseja planificar toda la operativa para que los empleados puedan mantener la distancia interpersonal de dos metros y también las zonas comunes.

Cuando se trate de empresas o establecimientos abiertos al público, deberán implementarse medidas para minimizar el contacto entre personas trabajadoras y el público, como establecer un aforo máximo, habilitar controles de acceso o facilitar equipos de protección individual cuando los riesgos no puedan evitarse.

Igualmente, cuando el espacio de trabajo no permita mantener la distancia interpersonal en los turnos ordinarios, los horarios de trabajo se procurarán escalonar en la medida de lo posible, lo que también evitará aglomeraciones en el transporte.

Se tendrán que realizar tareas diarias de higienización "reforzada" y se deberá suministrar material higiénico y de protección suficiente para evitar los contagios entre los trabajadores.

Las empresas deberán facilitar el teletrabajo o condiciones laborales de bajo riesgo. Igualmente, insta a no compartir equipos de trabajo o por maximizar la higiene en caso de que esto no sea posible, así como por ventilar a diario las instalaciones y reforzar las tareas de limpieza en todas las estancias.

Refuerzo de la frecuencia del transporte urbano


De igual forma, el Gobierno reforzará la frecuencia de los transportes para evitar aglomeraciones y poder cumplir con las normas de distanciamiento social, al tiempo que aprobará un protocolo para evitar aglomeraciones en estaciones de trenes o autobús a través de la megafonía de las mismas o de los vigilantes de seguridad.

En detalle, se vuelve a la orden ministerial de Transportes del pasado 24 de marzo, en la que los servicios interurbanos de larga distancia se reducían un 70% y en los urbanos, cada comunidad y ayuntamiento podrá establecer las frecuencias en función de la demanda y de acuerdo con las normas de distanciamiento.

Asimismo, en los servicios de Cercanías se incrementará la frecuencia en hora punta desde el lunes y se mantendrá en el 50% el resto del día.

noticias de deia