Minuto y resultado

Falta de ambición

11.01.2022 | 00:11
Falta de ambición

ERA un derbi de ir a por los tres puntos, ante un rival con problemas y con un entrenador recién llegado que todavía no tiene las piezas colocadas. El Athletic llegaba en un buen momento. Las citas en El Sadar y Mancha Real eran dos grandes espejos en los que mirarse. Día propicio para sumar otra victoria y, sobre todo, para meterse en los puestos altos de la tabla por derecho propio y por tendencia. El partido no fue malo, que va. Control total y absoluto de la situación. El pero de lo que pasó fue de tres cuartos de campo hacia adelante. Allí es donde falta ambición y decisión. Cuando digo decisión, está claro, decisiones acertadas.

Los momentos están para aprovecharlos y es el gran déficit de este equipo. Cuando más complicado parece, se da un paso adelante, y cuando es menos difícil, se es incapaz de alcanzar el objetivo. Por momentos parece que no quieren disfrutar de un panorama más halagüeño. Y ojo, como decía antes, el grupo sigue fiel a su contundencia atrás y a intentar tener más la pelota, de hecho la tuvo. Es un equipo fiable que hace muchísimas cosas bien, pero, por lo que sea, arriba en estos momentos falta colmillo.

No fue un partido de los de lamentarse por las ocasiones falladas, las hubo, pero no fue ese el problema de Mendizorrotza. Es justo el paso previo. La búsqueda de ventajas, vencer en los duelos y acertar con la penúltima decisión. Faltó ese hambre de querer ser más, de alcanzar otras metas mediante tu propia ambición. Otra bala desperdiciada pero por la escasa voluntad de erigirte en actor principal de la película.

Aparte de todo esto, vamos a darle tiempo al tiempo y, sobre todo, a no encumbrar a los jóvenes tan rápido y descabalgar a los veteranos tan pronto. Somos muy cortoplacistas y esto no es nada bueno. Es verdad que Sancet y Nico Williams estuvieron muy bien en Iruñea y Jaén, pero en el desarrollo de los jugadores es importante dosificar sus apariciones y, por supuesto, sus esfuerzos. No olvidemos que en algunos casos son muy chavales y enfrente hay gente que acumula más de 300 partidos en la máxima categoría. Paciencia y confianza en ellos y en los que les ponen o no.

Sobre la lesión de Vencedor, es increíble que sin saber qué es lo que pasó alguno ya hablase de haber arriesgado con su participación. Marcelino en rueda de prensa dijo que no tenían nada que ver sus problemas durante la semana con lo acontecido en Gasteiz. Lo comprendo del aficionado, del profesional del medio, no. A Capa, por su parte, desear suerte a un compañero le supuso un disgusto en la redes sociales. Faltaría más que no pudiera desear eso a un amigo, es vergonzoso que se ataque a Ander por eso, independientemente de que sea el rival del día. Por cierto, está lesionado, que alguno no se lo acaba de creer, pero ya sabemos cómo son estas cosas. Agentes por medio, puede pasar cualquier cosa, qué pena.

noticias de deia