La otra mirada

Insert coin

10.02.2020 | 06:21

Inserte moneda. Hagan juego. Veinte rojo y par. Envido. El gordo. Línea. Órdago? expresiones bien conocidas y profusamente utilizadas.

Seguramente las conoce el único ganador ayer de 130 millones de euros en el euromillón. Como también los miles de manifestantes en Iruñea contra las casas de apuestas; protestaban por la ruina económica que causan y contra los desgarros familiares y la desesperación hasta el suicidio más la delincuencia colateral que induce el juego. Leo que un chico de 12 años le taladra la mano a su ama porque no le arregla el wifi para seguir jugando on line.

Pero el juego no se inventó ayer. Aunque el juego en casinos y casas de apuestas en España estuviera prohibido entre 1923-1977, Milagros, que ahora tendría 93 años, me contaba que su ajuar lo ganó su padre al póker: 6.000 pesetas de 1950. En la literatura los juegos de azar son omnipresentes y hasta los soldados se juegan a los dados la túnica de Cristo; más antiguos, en Egipto el 1450 a.C. y en China el 2.300 a.C., ya había apuestas organizadas. Lo que los manifestantes de Iruñea denominan "estafa legal organizada".

Hablo de juego, pero lean apuestas y juegos de azar, que en castellano jugar es muy polisémico. Los vascos también jugamos al azar con profusión, pero frente a jolasa que sería jugar por diversión, tenemos jokatu con ergativo para juegos de azar y de apuestas en naipes, frontón, casino. El matiz diferencial es esclarecedor.

Hasta hace poco las apuestas eran vicio y pecado, la forma sutil de controlar "las bajas pasiones", etiquetar como pecado lo que es nocivo. Pero con la paulatina sustitución de Dios por el hombre como alfa-omega de casi todo, el pecado espolea poco, pero la salud y el impacto social mucho, porque los juegos de azar devienen en enfermedad personal con secuelas familiares y sociales, especialmente entre los jóvenes, en quienes están saltando casi todas las alarmas. "El casino no vence al jugador, tan solo le invita a autodestruirse" dice el refranero.

Si las apuestas siempre existieron unidas al deporte y al espectáculo, jugando con la ambición, la insensatez y la desesperación, ¿cuál es hoy el quid diferencial? La tarjeta, los microcréditos, móviles, tipsters, internet? la revolución tecnológica on line, que permite jugar a cualquiera desde cualquier lugar a cualquier hora. Por otra parte, loterías, primitiva, quinielas, ONCE, casinos (53 en el Estado), bingos (310), salones de juego (3.150), máquinas tragaperras, juegos online..., suponen el 0,9% del PIB español, dan trabajo directo a 84.700 personas e indirecto a 167.400, mueven 41.828 millones de euros/año y generan 1.700 millones para Hacienda. ¿Por qué sigue siendo legal el juego de apuestas? Por la misma razón por la que se vende tabaco o fabrican armas, aunque maten o aniquilen inocentes.

Como pagaremos a escote los destrozos del juego, les recordaría a los enganchados que "la única forma de doblar tu dinero es plegarlo y guardarlo en tu bolsillo", palabra de Kin Hubbard.

También vale recordarles que "la única manera de ganar en el casino es comprándolo". Palabra de A. Onassis, dueño del casino de Montecarlo.