El quinto árbitro

Por encima del partido

08.02.2020 | 17:37
Columnista Urizar Azpitarte

EN un partido muy entretenido, Del Cerro Grande controló el juego en todo momento y, como árbitro internacional, no quiso sacar tarjetas en el primer tiempo por si las necesitaba, y la verdad es que acertó. Aclarar que no se equivocó en no señalar ninguno de los penaltis que se le reclamaron al madrileño. Que los lectores sepan que la mano de Luis Suárez cuando Herrerín sacó de portería no conlleva amonestación actualmente, ya que no era ni reincidente ni tampoco fue una jugada comprometida para los intereses del Barcelona. En el minuto 4 no hay penalti de Semedo, ya que el balón le da en el brazo al lateral azulgrana tras un rebote de Óscar de Marcos. En el minuto 48 existe una mano del propio jugador de Biasteri, también dentro del área, pero viene de un remate de Suárez hacia atrás y tampoco es pena máxima. En el minuto 71, la entrada de Lenglet sobre Williams es muy aparatosa, pero el central del Barça toca balón. Acertó Del Cerro Grande en mostrarle amarilla. Y en la última jugada del partido, en el minuto 95, Yeray no toca el balón con la mano, ya que es el propio Semedo el que arrastra el balón. Hubo intriga por eso de que entrara el VAR en acción, pero no pasó nada.