Franco y su valle

09.02.2020 | 17:54

Cuarenta y cuatro años después, por fin, asiento totalmente con el Tribunal Supremo. Los huesos del dictador saldrán de su tribuna principal en el Valle de los Caídos. Yo diría, más bien, del valle de los freídos. Se dice que, en principio fue una obra megalo-reconciliatoria para los dos bandos. Siento disentir. No hubo nunca reconciliación ni perdón para los dos bandos. El antojo franquista se cumplió con sangre, sudor ylagrimas de sus adversarios. De profanación habla su familia como consecuencia, dicen, de un apellido, con colaboración estimable de algún prior y nostálgicos de la época. La historia historia es, pero no caben en ella mausoleos a dictadores. Ya vino el Mesías hace 2019 años al que todos rendimos pleítesía. Fascistas y genocidas no quiere la historia repetir. Descanse en paz este señor en el lugar que sea. Desgraciadamente algunos hoy, todavía, no tienen un lugar donde depositar una flor cada 1 de noviembre por que ignoran la localización de sus seres queridos. Ni los encuentran ni los encontrarán. No hay voluntad administrativa para ello. Vaya un abrazo más que afectivo para todos ellos y sus familiares. Para todos aquellos que lucharon por la libertad.