"Drogas, sí; dulces, no"

Así se ha pronunciado esta semana la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, tras el anuncio de la prohibición de la publicidad de alimentos no saludables

31.10.2021 | 08:27
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

Drogas, no

El anuncio del ministro Garzón de regular los impactos publicitarios de chocolatinas y otros dulces a las y los menores de edad es una buena noticia. Solo lo será en menor medida para los medios de comunicación que siguen viendo recortada la lista de posibles anunciantes, pero el bien común merece el esfuerzo. Si tu planteamiento es justo el inverso y crees que las empresas de ultraprocesados azucarados no son peligrosas, el bien común no es tu objetivo. Algo especialmente grave en el caso de una presidenta: el "drogas, sí; dulces, no" que tuiteaba Isabel Díaz Ayuso es un insulto a la inteligencia, empezando por la suya.


Está todo fatal€

Quien siga los plenos de control en el Parlamento Vasco puede acabar con cierta sensación de envidia hacia lo que sucede en el Congreso, donde PP y Vox se muestran como una oposición sistemática y, en muchas ocasiones, sin razones, y hay otros grupos que dan y quitan, según lo que suceda. Eso no pasa en Euskadi donde l a oposición en bloque transmite que todo va fatal€ Y provoca por su negatividad sistémica que brillen aún más simples tuits como este del departamento vasco de Desarrollo: "Euskadi supera la media de la Unión Europea de los 27 y se coloca en el grupo de países europeos 'innovadores fuertes' en 2021".


La semana nacional de acordarse de Juan Mari Atutxa

La decisión de Meritxell Batet de quitar el escaño al diputado de Podemos, Alberto Rodríguez, ha hecho que muchas y muchos, como Ana Pardo de Vera en Público, nos acordemos esta semana de Juan Mari Atutxa, Kontxi Bilbao y Gorka Knörr, que fueron acusados y condenados, hasta que Europa les dio la razón, por mantener en sus escaños a las y los representantes de Socialista Abertzaleak. Entonces, Iturgaiz (superviviente en el PP y el Parlamento), llamó a Atutxa "delincuente" y dijo de él, contra el que ETA intentó atentar hasta en la boda de su hija, que "no estaba en condiciones psicológicas" para presidir la cámara.

¡Claro que es activismo!

En Magnet recogen el estudio de Michael Bang Petersen y Alexander Bos, de la Universidad de Aarhus, en el que ha analizado "las motivaciones psicológicas de más de 2.500 usuarios estadounidenses en Twitter, todos ellos vinculados a 500.000 historias o noticias viralizadas" para llegar a la conclusión de que " quienes comparten noticias falsas no son más tontos o están peor informados. Sólo están más radicalizados". En efecto, es una cuestión de activismo y no de ignorancia. Lo que me flipa es que el resultado de la investigación, que confirma científicamente una intuición, lo que se espera en Ciencias Sociales, pueda sorprender.

Sí, se nos está yendo de las manos

Andaba dando forma a la idea en mi cabeza cuando me encontré con el texto Juan Ignacio Pérez sobre cómo consumimos, por lo general, de un modo poco racional y, sobre todo, en exceso. Consumimos productos o servicios y consumimos recursos naturales que son de todas y todos. Lo hacemos individual y colectivamente, y lo hacemos contradiciéndonos a nosotros mismos, dejando una mayor huella cuando nuestro objetivo declarado es reducirla. En una palabra (una palabra mía, no de Iñako): despilfarramos. Despilfarramos dinero y recursos sin muchos miramientos mientras nos justificamos y engañamos.
Blogs de Deia
Foros Deia
noticias de deia