En casa de Irantzu García y su familia

"Somos como girasoles, vamos de punta a punta de la casa siguiendo el sol"

Irantzu García y su familia nos abre las puertas de su casa en Getxo para hablarnos sobre el curling, un deporte de hielo donde la estrategia y el trabajo en equipo son claves para sacar los objetivos. Ellos, empezaron en 2003, en Vitoria, donde se tuvieron que trasladar por trabajo. En 2004 crearon el club Iparpolo con el que han cosechado un sinfín de éxitos

01.08.2021 | 14:31
De izq. a dcha. Manu, Sorkunde y Gontzal. Detrás Irantzu con Iñigo.

Irantzu García y su familia nos abren las puertas de la casa familiar, en Getxo, para contarnos cómo están siendo los primeros días tras su regreso después de llevar unos cuantos años viviendo en Vitoria, pese a ser "todos vizcaínos y del Athletic", bromean. La jugadora de curling vizcaína, ocho veces oro en el Campeonato Estatal de Curling, forma parte del Iparpolo Curling Taldea junto a sus padres, Sorkunde y Manuel, y su hermano Gontzal. Una familia que hace equipo dentro y fuera de la pista de hielo. Y es que el curling les cambió la vida cuando lo descubrieron, allá por el año 2003, momento en el que decidieron crear el club Iparpolo. (Conoce el curling, el deporte de hielo donde la precisión es la clave, aquí). No pensaban entonces hasta dónde llegaría Irantzu primero y su hermano Gontzal después, casi por inercia. En sus propias palabras, este deporte les ha dado "más de lo que nunca hubieran imaginado" y a día de hoy los cuatro siguen al pie de la pista, compaginando esta pasión con sus respectivos trabajos.

Todo empezó con el patinaje sobre hielo, en realidad.

-Manuel García: Así es. Siempre les dijimos, tanto a Irantzu como a Gontzal, que además de los estudios tenían que hacer algo de deporte. Yo entrenaba al Zornotza de baloncesto, pero nunca les impuse el baloncesto, así que Irantzu empezó a probar muchísimos deportes con total libertad hasta que llegó al patinaje sobre hielo. Le gustó y llegó a competir a nivel escolar y todo. Fue ella la encargada de abrir el camino en materia deportiva, y Gontzal fue detrás, a rastras, con su hermana, cinco años mayor que ella.

¿Y cuándo cambiásteis al curling?

-Sorkunde Vez: Fue en junio de 2003, cuando el equipo de hockey consiguió que viniera la mejor del mundo en curling a dar un curso sobre este deporte y a Irantzu le fascinó.

Fue entonces cuando decidisteis crear Iparpolo Taldea, para la práctica de estas dos disciplinas, patinaje sobre hielo y curling.

-Sorkunde: Sí. En septiembre de ese mismo año, 2003, ya nos lanzamos a participar en el Campeonato de España de Curling y poco a poco fuimos dejando el patinaje sobre hielo de lado.

Gontzal, ¿recuerdas tus inicios?

-Gontzal García: Bufff pues es que yo empecé muy pequeño, con cinco años, pero recuerdo que me cansaba muchísimo. Lo cierto es que poco a poco fue enganchándome. Al principio ni siquiera había alguien de mi edad para jugar conmigo (sonríe).

-Irantzu García: Sí, había que moverle la piedra para que pudiera hacer algo (risas). Aquí no hay tradición de este deporte, pero en Escocia es tan habitual que hasta hay piedras adaptadas para que juegen los niños.

¿Y vosotros cómo así os animastéis?

-Sorkunde: A mí en realidad me engañaron un poco (risas). En realidad necesitaban una jugadora y yo empecé un día, pero me fui picando y fui otro, y así hasta que me enganché.

-Manuel: En mi caso todo fue empezar y poco a poco fui cogiendo más soltura hasta el día de hoy. Llevo jugando ya dieciocho campeonatos de España de forma consecutiva.

Iñigo, tan solo quedas tú por lanzarte. ¿Te ha convencido tu novia Irantzu para que jueges?

-Iñigo Casado: De momento no me animo (risas). Al principio, cuando conocí a Irantzu, no tenía mucha idea de qué era el curling, en realidad, pero he ido aprendiendo a raíz de ver cómo juega en los torneos.

Es un deporte poco habitual, ¿qué es lo que os llamó la atención?

-Manu: Nos gusta porque es algo que podemos hacer juntos y que es un deporte de equipo e individual a la vez.

-Sorkunde: No es un deporte conocido porque no hay instalaciones para practicarlo. Si las hubiera sería mucho más fácil que la gente lo practicase. Y tampoco tenemos difusión. Sólo es noticia la previa y el final del campeonato que juguemos. El durante, da igual. Somos nosotros los que muchas veces tenemos que ir informando.

-Irantzu: Es que por mucho que hagan un 'streaming' de 10, si no puedes verlo, no te enteras de lo que ha pasado hasta el último día del campeonato.

-Gontzal: Tan sólo han mejorado las retransmisiones de los torneos, pero el seguimiento sigue siendo muy pobre, así que tenemos que elegir entre jugar o difundir lo que hacemos.

¿Cuál es la situación actual de Iparpolo?

-Sorkunde: Además de la crisis sanitaria, 2020-21 nos ha supuesto toda una 'crisis deportiva'. Irantzu se tenía que presentar al MIR para hacer la especialidad de Medicina y convertirse en médico de familia, pero la fecha coincidía con la celebración del Campeonato Estatal...

-Irantzu: ... y tuve que elegir, porque no se me dio otra opción que fuese viable y que me permitiera hacer ambas cosas, así que me decanté por hacer el MIR.

-Manuel: Es una pena, porque lo hicieron para poder acudir a los Juegos Olímpicos, pero había posibilidades de cambiar la fecha y eso no hubiera supuesto un problema para nadie.

-Gontzal: Sí, ha sido una faena, y bueno, yo estaba también de exámenes, porque justo este año terminaba la carrera de Administración y Dirección de Empresas.

Os visteis entonces entre la espada y la pared, dejar el curling o dejar lo queen un futuro os va a dar de comer, ¿no?

-Gontzal: Eso es. A mí, además, me dijeron que tenía que decidir entre los estudios o el curling. Si estuviéramos en Canadá, donde por ganar el campeonato nacional, les dan hasta 500.000 dólares, pues igual me lo pienso, pero aquí no es igual, ni tan siquiera similar. Mi respuesta fue clara. Quiero seguir haciendo ambas cosas mientras pueda.

"Sueño con estar en unos Juegos Olímpicos de Invierno, pero ahora estoy centrada en la Medicina"

¿No os gustaría dedicaros al curling entonces?

-Gontzal: No. Jugaré hasta donde pueda y hasta el nivel que pueda, pero dedicarme en exclusiva nunca ha sido mi objetivo. Tengo mi trabajo y es ahí donde quiero crecer. Eso sí, en mi tiempo libre lededicaré todo el tiempo que haga falta porque me gusta.

-Irantzu: Yo podría haberme dedicado al curling de forma profesional en Escocia, pero me gusta mucho la medicina y es en lo que me quiero desarrollar, así que seguiré compaginando ambas cosas. No obstante, mi objetivo siempre será poder ir a unos Juegos. Sabemos que luchar por ello requiere de una preparación y dedicación máxima. Quién sabe si algún día lo intentaré o lo intentaremos de nuevo, pero por ahora no.

Sorkunde, ¿te da pena que se tenga que marchar al extranjero para vivir del curling?

-Sorkunde: Así es, pero es que todo se debe a la falta de instalaciones de curling. Está Jaca apostando por tener una pista de hielo en condiciones y nos está viniendo bien.

-Gontzal: Aun así, nuestros aitas nos han inculcado la importancia de no poner toda la atención en una cosa y, en este caso, tener un trabajo además del curling, es muy importante.

-Manuel: Para nosotros como padres, lo primero ha sido siempre que nuestros hijos tuvieran unos estudios y luego que hicieran lo que hicieran, pero que lo hicieran bien.


Gontzal, tu hermana Irantzu ha manifestado más de una vez que está muy contenta con el crecimiento que has experimentado. ¿Qué sientes al oír esto de ella?

-Gontzal: Es muy bonito. Me encanta jugar con ella. Creo que nos entendemos muy bien y además, ser hermanos nos ayuda mucho.

¿Si tuviérais que elegir el momento más especial que hayáis vivido juntos sobre la pista de hielo?

-Gontzal: Pues siempre me acuerdo del primer Mundial que jugamos juntos en categoría mixta en Sochi, Rusia, en 2005. Yo aún tenía 17 años y ella me ayudó muchísimo a lidiar con todo aquello.

-Manuel: Fue increíble aquella experiencia. Recuerdo que os iban a buscar al hotel y os dejaban en la pista. Firmastéis muchos autógrafos y la gente os pedía fotos.

-Irantzu: Sí, es verdad (risas). En la ceremonia de apertura, nos tocó con dos gemelas que, tres años más tarde, en Kazan, nos enviaron varios regalos porque se habían enterado de que competíamos de nuevo.

-Sorkunde: Sin duda esos momentos irrepetibles nos los da el curling.

-Manuel: El curling nos ha dado mucho a nuestra familia, más de lo que esperábamos. Aquello fue muy bonito, y a día a día de hoy aunque la situación no sea la idónea, tenemos que seguir peleando por este deporte, al que le debemos mucho. En mi caso personal me gustaría ir dejándolo y dar entrada a nuevos jugadores. Mentalmente, con 66 años, estoy cansado, aunque seguiré apoyando en todo lo que haga falta.

-Irantzu: ¡Mira, pues puedes enseñar a Iñigo!

-Iñigo: Por mí....

-Manuel: Pues no se hable más. Eso haremos. Te iré enseñando entonces... Además, como eres deportista, seguro que te haces rápido con todo.

-Iñigo: ¡Hecho!

-Manuel: Aprovecho también esta entrevista para decir que estamos buscando una jugadora nueva, así que quien esté interesada puede ponerse en contacto con nosotros, para probar aunque sea...

A nivel mental, ¿cómo os preparáis para competir?

 -Irantzu: Hemos estado un tiempo en Vitoria entrenando con un psicólogo deportivo. Es un deporte que es muy mental y hay que estar preparados para lo que pueda pasar.

 Hablando de sucesos imprevistos... justo cuando en junio de 2020 se levantó el confinamiento, Irantzu e Iñigo decidistéis independizaros.

 -Irantzu: Sí. He cambiado Getxo por  Barakaldo.

 -Iñigo: Estamos de alquiler y en octubre nos iremos a un piso nuevo que está en construcción ahora mismo.

 -Irantzu: Nos hemos trasladado a Barakaldo porque así puedo ir andando a trabajar al centro de salud de San Eloy y él está más cerca de Ortuella. Eso es algo que valoramos.

-Iñigo: Nos encanta la zona, aunque a mí me tira mucho Portugalete, porque soy jarrillero, pero hay que ceder en algo cuando estás en pareja (ríen).

¿Cómo pasasteis la pandemia?

-Sorkunde: En familia, como hacemos todo.

-Manuel: El día en el que nos vinimos a vivir a Getxo, fue justo el día en el que ya no se podía salir de casa.

-Sorkunde: Al ser todo nuevo. tampoco nos costó tanto porque aún no nos había dando tiempo a aburrirnos. Teníamos que acostumbrarnos a la nueva casa y colocar todo (ríen).

¿Aprovechasteis la terraza?

-Manuel: ¡Uy, de veras que sí! Le sacamos chispas.

-Gontzal: Cuando nos aburríamos nos poníamos a ver qué hacían los patos del río de enfrente de casa.

-Irantzu: Es una suerte, porque la orientación de esta casa nos permite tomar el sol por la mañana en la terraza y a la tarde poder leer un buen libro sin que te esté pegando el sol de lleno, ya que en ese momento da en la otra parte de la casa, en la cocina.

-Gontzal: Parecemos girasoles, yendo de una esquina a la otra.

Irantzu, ¿cómo viviste la pandemia desde dentro, como médico?

-Irantzu: No sufrí la primera fase, en la que mis compañeros apenas tenían protección, pero a medida que fui entrando, antepuse el trabajo a la salud. Empecé a trabajar en el Puerto de Bilbao y luego fui al hospital de San Eloy de Barakaldo.

Cambiando un poco de tema, ¿cuáles son vuestros hobbies?

-Manuel: Yo estoy jubilado y después de levantarme a las seis y media de la mañana junto a Sorkunde, que va a trabajar a Vitoria, leo la prensa. Así, hasta las ocho de la mañana que desayuno y me voy a andar. Hago unos 10 ó 12 kilómetros a diario, me gusta mucho. Además, juego a tenis con Gontzal y hago bici estática.

-Irantzu: A mí me gusta ver películas o series, pero sobre todo me enanta leer. Me pasaría la vida entre libros.

-Iñigo: Me encanta el fútbol. No me pierdo un partido del Athletic. Antes de la pandemia, jugaba con mis amigos un partido cada viernes. Con Irantzu alguna vez jugamos a pádel.

-Gontzal: Intento hacer mucho deporte y también hago yoga.

Con 17 años jugué mi primer Mundial con Irantzu. Fue en Sochi y guardo un gran recuerdo de aquel torneo"

¿Por tu cuenta?

-Gontzal: No, a través de una aplicación de móvil con un montón de rutinas para hacer. (Hacer yoga nunca fue tan fácil, descúbrelo aquí)

-Sorkunde: Yo estoy terminando la carrera de Criminología. Empecé hace tres años en la UNED y me estoy pegando una paliza terrible. Siento cierta presión en casa, están todos pendientes de qué notas voy a sacar (ríe). (Estudiar a cualquier edad, todo es proponérselo. Más información aquí)

¿Cómo te dio por empezar?

-Sorkunde: Un día llegó un cartel al trabajo donde se anunciaba que había salida una nueva carrera de Criminología. Al llegar a casa lo comenté con Manu y él me dijo, "vale, nos apuntamos los dos". Al día siguiente, fue a la UNED y parece que no le convenció mucho. En seguida me llamó y me dijo que empezara yo primero, que él ya se apuntaría más tarde y... ahí quedó su promesa (ríen).

También disfruto con la dotografía, el piano y hago 'lettering', una afición a la que se ha unido Gontzal. (El 'lettering', un descubriento en la pandemia para mantener la mente ocupada, aquí).

-Gontzal: Hacía a diario una clase online a las seis de la tarde y como tampoco había gran cosa que hacer me puse con ella. Es muy relajante y te hace mejorar la atención.

Irantzu ha contado que le encanta leer, ¿qué tal os lleváis los demás con la lectura?

-Gontzal: A mí me gusta leer prensa deportiva y artículos o reportajes de temas específicos que me interesan, pero rara vez leo un libro.

-Iñigo: Yo igual, prensa deportiva, de eso todo lo que me pongan lo leo.

-Manuel: A mí me gusta mucho la literatura histórica. Sobre la Segunda Guerra Mundial, sobre el desembarco de Normandía o las batallas de Okinawa y de Iwo Jima.

-Irantzu: A mí me apasiona la novela negra. Me encanta Agatha Christie, me he leído todos sus libros. Lo último que he leído es de Sophie Hannah, una escritora británica que ha comprado los derechos de Agatha Cristie y está creando nuevas historias. Ahora estoy con 'Los asesinatos de Kingfisher Hill'. (Todo sobre Agatha Cristie, una escritora que marcó un antes y un después en la literatura de misterio, aquí).

-Sorkunde: Estoy leyendo mucho sobre aprender a sacar perfiles de personas. Me sirven para mejorar mis habilidades como futura criminóloga (ríe).

Por otro lado, ¿sois cinéfilos?

-Sorkunde: Sí, pero también somos muy de series. me considero 'netflix-adicta'. Lo último que he visto es 'Detrás de mis ojos' y recomiendo 'Califat'. Si no la habéis visto, también os aconsejo la serie 'Cazadores de mentes'.

-Manuel: En mi caso recomiendo 'Hermanos de sangre'. Para mí es una de las mejores series que se han hecho. (Lee más acerca de esta miniserie bélica, aquí). Y 'El ala oeste de la Casa Blanca'.

-Iñigo: Yo soy más de películas. En lo que a series se refiere tan solo he acabado 'Big Bang Theory' y 'Juego de Tronos'. Por otro lado, me encanta 'El Señor de los Anillos'.

-Irantzu: Pero no ha conseguido que la vea. De la serie 'Anatomía de Grey' me he visto todos los capítulos. Y yo soy de Harry Potter a muerte. Fuimos al estreno de 'Animales fantásticos' en Reino Unido. Coincidió que estábamos allí y me acababa de leer el libro.

-Gontzal: La verdad, que en esta casa Harry Potter está a otro nivel (ríen).

¿Tenéis merchandising?

-Gontzal: Tengo la barita, la capa, las mantas€ todo lo que os podáis imaginar.

-Manuel: Esto parece Hogwarts.! (risas)

-Gontzal: De hecho tengo una caja entera con los Lego de Harry Potter.

Y en cuanto a series, ¿qué ves?

-Gontzal: 'Las Chicas del Cable'. Refleja muy bien el papel que tenía la mujer en la sociedad española a principios del siglo XX, la Segunda República y la Guerra Civil.

¿Cómo os manejáis con los videojuegos o preferís juegos de mesa?

-Irantzu: El que juega es Gontzal.

-Gontzal: He jugado al GTA, a alguno de tenis, al 'Silent Hill' o al 'Beyond two Souls'. Por facilidad me quedo con 'Los Sims 4', pero si tengo tiempo sin duda el 'Civilitation'. (Conoce este videojuego de estrategia, aquí).

¿Utilizáis mucho las redes sociales?

-Manuel: Antes usaba mucho Facebook y ahora tengo Instagram y Twitter. Me gusta mucho escribir y de vez en cuando escribo en el blog del Athletic de Xabi Iriarte en Deia.

-Sorkunde: Yo tengo Instagram y Flickr para aprender a hacer fotos.

¿Qué es lo que más os gusta comer cuando estáis en casa?

-Gontzal: Aquí triunfa la comida italiana. Sobre todo, la pasta y la pizza.

-Irantzu: A mí no me gusta el pescado ni los huevos. Bueno, la tortilla de patata sí pero el huevo frito no.

-Manuel: La ensaladilla rusa, la paella o el arroz con leche me encantan.

-Sorkunde: La comida internacional.

-Manuel: Hombre la comida china, tailandesa o japonesa a mí no (risas).

-Gontzal: He podido comer comida real tailandesa en casa de una amiga y me quedé sorprendido. Su ama es de origen tailandés y me encantó.

¿Qué menú nos recomendaríais?

-Iñigo: Una lasaña de carne y luego un lenguado con patatas panaderas. (Aprende a hacer ambas recetas aquí).

-Irantzu: Y de postre tarta de queso al horno con mermelada de frambuesa.

-Sorkunde: Yo prefiero una buena macedonia de frutas, la verdad.

"A Sorkunde y a mí nos gusta ir a París, viví allí cuando era un joven feliz e indocumentado"

¿Cuál ha sido vuestro último viaje?

-Gontzal: A Baiona.

-Irantzu: Nosotros a las Islas Canarias. Justo antes de la pandemia teníamos un viaje organizado para ir a Nueva York, ¡qué rabia!

-Manuel: En nuestro caso, Sorkunde y yo solemos ir a París. Estuve viviendo allí un tiempo cuando era un joven feliz e indocumentado.

-Sorkunde: Me encanta y siempre que podemos vamos.

Para vosotros Escocia es muy importante ¿verdad?

-Irantzu: El primer torneo al que fuimos a jugar todos fue a Escocia. Fue en marzo de 2004 y habíamos empezado a practicar curling en junio de 2003. A partir de ese momento creo que no ha habido un año en el que alguno de nosotros no haya estado en Escocia. En mi caso recuerdo cuando en 2009 fui con mi ama a un campamento junior, que es donde conocí a los que son nuestros principales amigos allí, los McGuire.

-Gontzal: Hemos estado en casa de ellos muchas veces. Ha servido para que mejoremos el inglés y diría que nos hemos hecho al acento. (Escocia, la segunda casa de esta familia vizcaína,aquí).

-Irantzu: Cuando se presentó la oportunidad en 2018 de poder volver no tuve duda. Tienen el centro de alto rendimiento donde sí me dejaban entrenar y además me ofrecieron un trabajo como entrenadora.

-Iñigo: Irantzu se marchó a finales de agosto y empecé a probar el curling en octubre. Luego pude ir a visitarla varias veces y ver todo aquello, fue una buena experiencia. De hecho soy yo el que dice siempre que volvamos.

-Iñigo: Fuimos a ver todo el Lago Ness y también a las Highlands.

-Sorkunde: Nosotros hemos estado varias veces y además tengo una anécdota.

Cuéntanos...

-Sorkunde: Un año aparecieron cinco chicos en Málaga que querían hacer curling y además, querían ir a Escocia. Empezaron a buscar quién hacía este deporte en el Estado y llegaron a nosotros. Nos preguntaron si les podíamos ayudar a arrancar y en una de esas iba a ir Manu a un viaje con ellos pero por tema de trabajo no pudo ir. Terminé yendo yo con 'los compadres', que por cierto nunca habían hecho curling, pero allí estuvimos practicando. Acaban de subir a Primera y puedo decir que empezaron conmigo allí (risas).

Gontzal, tú has estudiado en Suiza.

-Gontzal: Así es. Es un país muy avanzado en lo que a movilidad y estilo de vida se refiere. Y la universidad no tiene nada que ver con la de aquí.

¿En qué sentido?

-Gontzal: Apenas tenía que estudiar y teníamos muchos proyectos. Eso sí, allí estábamos de 8.00 a 20.00 h, pero bueno. Luego, en menos de una hora en tren, estaba en la pista de hielo, donde entrenaban todos los equipos de alto nivel de Suiza.

¿Experiencia única?

-Gontzal: Sin duda, hubo algún domingo que pude entrenar solo. Me daban las llaves del pabellón para entrenar y estaba todo perfecto.

noticias de deia