Eslovaquia-España, la crónica

España se gusta y ya está en octavos (0-5)

Golea a una pobre Eslovaquia, que se marcó dos tantos en propia, y se medirá a Croacia en la siguiente ronda

23.06.2021 | 20:48
Laporte celebra junto a Koke el gol marcado ante Eslovaquia

Con autoridad y goles, hasta cinco, España se clasifica para los octavos de final de una Eurocopa en la que ha sufrido más de lo previsto para superar la fase de grupos. Aunque lo hace como segunda de grupo, toda vez que no estaba en su mano alcanzar el liderato que, casi in extremis, ha mantenido Suecia, que ha ganado 3-2 a Polonia. La cita en la calurosa Sevilla, un encuentro con tintes de final para Eslovaquia y España, pero muchísimo más relevante para la segunda por su condición de favorita para liderar el grupo, ha quedado vista para sentencia en los primeros 45 minutos, en los que el combinado español, en la línea de sus dos primeros partidos, ha dominado a placer y ha provocado un buen puñado de ocasiones, con la diferencia de que hoy, sí, ha acertado de cara a gol.

Hace solo unas semanas hubiera sido difícil imaginar que la selección española se tuviera que jugar en un todo o nada y en el último partido de la fase de grupos su pase a los octavos de final, pero el fútbol es impredecible y el nivel de España no le había alcanzado para mucho más. Pese a la manita que le ha endosado a la débil Eslovaquia, más le vale no venirse arriba en exceso y mantener los pies en el suelo en lo que le resta de campeonato.

Los más papistas dirán que Luis Enrique Martínez ha acertado en sus cambios, toda vez que ha dado entrada a cinco nuevos futbolistas en el once con respecto al equipo que alineó frente a Polonia; mientras que los menos creyentes, los que no dudan en señalar a la más mínima oportunidad al técnico asturiano, se escudarán en la debilidad de los eslovacos, que no han inquietado ni una sola vez la portería defendida por Unai Simón. El guardameta del Athletic ha conseguido esquivar las críticas, que no perdonan a casi nadie, gracias a pasar desapercibido. Que no es poco, ya que los hay que se empeñan en estar en la diana constantemente.

Luis Enrique, que defiende a sus futbolistas a capa y espada frente a los ataques de la prensa, pese a que tampoco se había mostrado excesivamente crítico con la actuación de los suyos en los dos primeros partidos de la fase de grupos, ha buscado alternativas. ¿Por qué? Porque la selección española pedía a gritos caras nuevas, especialmente en ataque, donde tras el encuentro de hoy el técnico puede decir que ha encontrado a su tridente ofensivo: Morata, Gerard Moreno y Sarabia, quien participó en cuatro de los cinco goles de los españoles. Pese a ello, no se ha llevado el trofeo al mejor jugador del partido, galardón que ha ido a manos de Busquets, que ha dado una lección de fútbol en su estreno en el torneo. Junto a él han actuado Koke y Pedri, muy activos ambos; como Azpilicueta, titular en detrimento de Marcos Llorente en el lateral derecho. El otro cambio ha sido el de Eric García por Pau Torres. Es decir, Luis Enrique ha alineado juntos en el eje de la zaga a un central suplente en el Manchester City como Laporte y a su suplente: Eric García.

Pero hasta eso le ha salido bien. Han congeniado bien los ya excompañeros de equipo –el central catalán ha firmado por el Barcelona–, aunque a decir verdad no han tenido apenas trabajo y se han limitado a sacar el balón jugado como dos centrocampistas más. En eso, son muy muy buenos.

MORATA, NI DE PENALTI

Ni el mejor de los guionistas de Hollywood habría siquiera imaginado una primera parte como la de hoy. Ha tenido de todo, con el humor como denominador común. ¿Por qué? Porque Morata ha fallado un penalti, el portero eslovaco ha decidido despejar un balón que caía del cielo al interior de su propia portería y Laporte, el criticado y señalado por ser francés y defender los intereses de la selección española, ha anotado su primer gol como internacional. Un tanto que ha llegado a las puertas del descanso y ha dejado visto para sentencia un partido que España nunca ha visto peligrar.

No lo ha hecho porque a pesar de que Dubravka le adivinó las intenciones al pobre Morata, que no levanta cabeza en esta Eurocopa, la puesta en escena de los de Luis Enrique ha sido tan buena, con tanto dominio y superioridad que no era más que una cuestión de tiempo que los goles fueran cayendo del lado español.

Así ha llegado la cómica acción del primer tanto. Sarabia ha estrellado el balón en el larguero, este ha salido repelido hacia el cielo y, al caer, Dubravka lo ha enviado a la red de su propia portería. A las puertas del descanso, Laporte ha caneceado un buen centro de Gerard Moreno y lo ha mandado a la escuadra, imposible para el meta eslovaco, que tampoco ha estado muy acertado en la acción, ya que ha salido a tapar a Gerard Moreno y se ha quedado a medias.

ESPAÑA PONE LA DIRECTA


El guion no ha variado tras la reanudación. El técnico eslovaco ha movido el banquillo en busca de alternativas, pero con Hamsik desaparecido en combate, poco ha podido hacer. España, sin la necesidad de imponer un gran ritmo de juego, casi por eliminación, se ha ido encontrando con el resto de los goles mientras miraba de reojo lo que sucedía en el otro partido del grupo. Sarabia, con un remate desde el área pequeña a centro de Jordi Alba, Ferran Torres en el primer balón que tocaba y Kucka, en propia puerta, han hecho el resto de tantos de la selección española en una comodísima segunda mitad.

Tal ha sido la desigualdad en el choque, que el único interés pasada la primera hora de juego era saber el resultado del Suecia-Polonia. España se ha visto primera de grupo durante un puñado de minutos, los diez que fueron entre el tanto del empate a dos de Lewandowski y el del triunfo de los suecos, obra de Claesson, pero finalmente, pese a su goleada, se conforma con ser segunda.

LA FICHA

Eslovaquia: Dubravka; Pekarik, Satka, Skriniar, Hubocan; Kucka, Hromada (Min. 46, Lobotka), Haraslin (Min. 69, Suslov), Hamsik (Min. 90, Benes), Mak (Min. 69, Weiss); y Duda (Min. 46, Duris).

España: Simón; Azpilicueta (Min. 77, Adama Traoré), Eric García (Min. 71, Pau Torres), Laporte, Jordi Alba; Busquets (Min. 71, Thiago), Koke, Pedri; Sarabia, Morata (Min. 66, Ferran Torres) y Gerard Moreno (Min. 77, Oyarzabal).

Goles: 0-1: Min. 30; Dubravka, en p. p.. 0-2: Min. 45; Laporte. 0-3: Min. 56; Sarabia. 0-4: MIn. 67; Ferran Torres. 0-5: Min. 72; Kucka, en p. p..

Árbitro: Bjorn Kuipers (Países Bajos). Amonestó a Duda y Skriniar, de Eslovaquia; y a Busquets y Jordi Alba, de España.

Incidencias: Partido correspondiente a la tercera jornada del grupo E de la Eurocopa, disputado en el estadio de La Cartuja de Sevilla ante 12.580 espectadores.

noticias de deia