Arratia-Nerbioi

Basauri se consolida como bastión jeltzale y Galdakao se aleja de las municipales

Arrigorriaga confía de nuevo en el PNV pero no alcanza el resultado de 2016

13.07.2020 | 01:18
Asier Iragorri, alcalde de Basauri, votó en la casa de cultura de Pozokoetxe.

Galdakao y Arrigorriaga siguen la senda de las últimas elecciones generales del pasado mes de noviembre, en las que el PNV retomó la confianza de los votantes después de unas elecciones municipales con resultados algo flojos. Unos comicios, aquellos de mayo, que les desbancaron de las alcaldías de ambas localidades de la comarca de Nervión-Ibaizabal tras toda la vida en el poder. Está visto que cada convocatoria electoral es distinta, y los vecinos son capaces de cambiar de partido si lo que ven no les convence. Esta vez han apostado por el grupo jeltzale, al que han devuelto la confianza después del toque de atención de las elecciones municipales.

No obstante, en Galdakao, aunque han recuperado votos respecto a las municipales, han descendido atendiendo a los datos de la última convocatoria para elegir lehendakari. Aun así, la valoración del grupo municipal es "positiva". "Hemos ganado en 38 de las 37 mesas electorales del pueblo. Y no por un voto de diferencia. Solo hemos perdido en una mesa en Usansolo. EH Bildu ha subido, pero nosotros seguimos siendo hegemónicos", avanzó ayer Unai Atxa, presidente de la junta municipal del PNV en Galdakao. En Arrigorriaga, lo mismo, el PNV recupera votos frente a las municipales, pero no alcanza la cifra de 2016.

Diferente es Basauri, un municipio en el que durante décadas, PNV y PSE se estuvieron alternando en el poder. Con la excepción de las generales de 2016 en las que ganó Podemos. Tras los resultados de ayer se puede decir que aquella etapa llegó a su fin hace tiempo y que Basauri es ahora un bastión jeltzale. En este municipio el PSE hace mucho que no gana unas elecciones. Concretamente, desde 2007. Fue en unas municipales cuando los socialistas lograron aupar a su candidata, Loly de Juan, a la Alcaldía de este municipio.

Ayer el PNV volvió a dominar las urnas. Logró el 41,22% de los votos, lo que se concreta en 6.462 votos. Más del doble que el PSE, que contó con 3.092. "Basauri ha vuelto a apoyar una vez más la gestión de EAJ-PNV, el voto del resto de partidos se ha redistribuido entre ellos. Agradecer a las y los basauritarras que hayan renovado su confianza en el partido jeltzale y felicitarles por el comportamiento cívico que han demostrado durante toda la jornada electoral", aseguró el alcalde, Asier Iragorri.

Otro de los puntos de interés de esta comarca es Etxebarri. Feudo de La Voz del Pueblo, partido independiente que ha gobernado el municipio durante casi toda la democracia. Primero lo hizo con Pedro Lobato, y actualmente, lo sigue haciendo con mayoría absoluta, con Loren Oliva. ¿Y a quién votan los etxebarritarras cuando no tienen al partido de sus alcaldes? Pues en esta circunstancia van de la mano del resto de la comarca, y dan su aprobado a Iñigo Urkullu con 1.640 votos, más del doble que el segundo, el PSE, con 732.

Arratia
Las alcaldías de Arratia están en manos de PNV –Bedia, Artea, Zeanuri y Dima– y EH Bildu –Lemoa, Igorre, Arantzazu y Areatza–. En algunos de estos pueblos se registró un vuelco en las municipales, caso de Dima o Artea, antes de Bildu. En los comicios de ayer volvió a producirse alguna vuelta de tuerca. Igorre y Lemoa fueron para el PNV, al igual que Bedia, Zeanuri o Artea. Dima, Areatza y Arantzazu apoyaron a EH Bildu.