Siete tendencias a tener en cuenta para comprar coche

Eléctrico, autónomo, compartido, conectado y con actualización digital anual, son las características clave.

16.11.2021 | 13:11
Interior de un Tesla.

Las marcas están aprovechando la transformación de la industria del automóvil y apuestan por los influencers y las redes sociales para comunicar las bondades de sus nuevos vehículos, especialmente los que pertenecen a los vehículos eléctricos, que es la apuesta de futuro de la automoción y que cada vez está más desarrollada.

La industria del automóvil ha sido una de las más afectadas con la pandemia. Sin posibilidad de salir de casa y el teletrabajo, la compra de vehículos dejó de ser una prioridad para muchos, lo que provocó un descenso de las ventas en 2020. Se espera una recuperación del 14,6% en el mercado mundial de vehículos ligeros en 2021, con proyecciones de volver a los niveles de 2019 para 2023, según GlobalData.

El coche del futuro se presenta como eléctrico, autónomo, compartido, conectado y con actualización digital anual, los cinco términos que más suenan en la industria del automóvil. El precio es y será siempre un componente importante, pero muchas veces pasa a un segundo término. Y sobre todo en estos tiempos en los que imperan unas condiciones de financiación muy favorables para los bolsillos de los compradores.

Estas son las tendencias que están dando forma a la industria del automóvil y que marcarán las pautas de consumo de los ciudadanos y que Samy Alliance recomienda tener en cuenta.

1. Electrificación. Los coches eléctricos presentan grandes proyecciones de ventas en los próximos años. Entre sus ventajas, emiten menos emisiones que los vehículos a base de gas natural y de hidrógeno, aunque la generación de electricidad siga implicando combustibles fósiles; tienen costes más bajos de mantenimiento y tienden a averiarse menos, y se benefician de un mantenimiento menos intensivo y más asequible.

2. Autonomía. La atención se centra en los vehículos que pueden funcionar sin intervención humana, incluso en situaciones de tráfico complejas. Para 2040 habrá más de 33 millones de vehículos sin conductor en la carretera, informa Builtin.

3. Movilidad compartida. Cada vez son más los usuarios que se mueven hacia un modelo de uso en lugar de posesión de un vehículo. Existen dos formas de movilidad compartida: el carsharing, donde los vehículos sólo pueden recogerse en estaciones predefinidas y donde el coche es propiedad de una empresa y el ride-hailing, donde los clientes demandan viajes personalizados online, normalmente a través de aplicaciones para smartphones.

4. Conectividad. Existen dos tipos de conectividad. La comunicación Car2Car, donde se mantiene la conectividad entre diferentes vehículos con el fin de compartir información relacionada con el tráfico, los accidentes, el estado de la carretera, etc y la conectividad Car2X, que hace referencia a la sincronización entre un vehículo y la infraestructura presente en las carreteras (señales, cámaras, radares, sensores o semáforos) para mejorar las condiciones de la carretera y reducir los riesgos. El desarrollo de los puntos anteriores llevará a un aumento del ritmo de innovación en la industria del automóvil.

5. Compra on line. La compra on line de vehículos es una tendencia que podría establecerse en un futuro próximo donde los usuarios compren un coche de manera on line sin tener que poner un pie en la sala de exposición. Las previsiones hablan de que esto pueda ocurrir en 2030.

6. Videojuegos. Los videojuegos se están extendiendo en la industria del automóvil a través de nuevas propuestas y modelos de gamificación, juegos reales o controles similares a los juegos en los coches. Las marcas están viendo la oportunidad de convertir los vehículos en mandos reales, haciendo que los usuarios puedan utilizar las pantallas del salpicadero, los volantes y los pedales para jugar dentro de sus vehículos. Ejemplos como Tesla con su Beach Buggy Racing 2 o Mercedes Benz con el famoso juego SuperTuxKart son buena prueba de ello.

7. Redes sociales. Aprovechar la conversación productiva que los usuarios han generado en torno a la industria del automóvil es crucial, y los influencers pueden ser de gran ayuda para conseguirlo. Colaborar con creadores de contenido podría contribuir a comunicar nuevos productos o servicios y lograr un mayor alcance, generar conversación en torno a la marca, tráfico hacia el sitio y los perfiles de la marca, y ampliar las audiencias.

noticias de deia