Avifes reúne a sus familias para ‘Conectar con la vida’

El 5º Encuentro familiar, celebrado el pasado 19 de octubre en el Hotel Gran Bilbao, congregó a familiares, profesionales y personas con enfermedad mental

09.02.2020 | 20:27
Avifes reúne a sus familias para ‘Conectar con la vida’

El 5º Encuentro familiar, celebrado el pasado 19 de octubre en el Hotel Gran Bilbao, congregó a familiares, profesionales y personas con enfermedad mental

EMOCIONES, sorpresas y encuentros entre todas las personas que componen Avifes protagonizaron el 5º Encuentro de Familias de la Asociación de familias y personas con enfermedad mental de Bizkaia. El auditorio del Hotel Gran Bilbao fue el escenario que reunió a familias, personas con enfermedad mental y profesionales para poner punto y final de las celebraciones del Día Mundial de la Salud Mental que este año lleva como lema Conecta con la vida, Bizitzarekin bat egin, y que ha estado dedicado a la prevención del suicidio.

La psicología ocupó la primera parte de la mañana, de la mano de Olatz Barbarias, quien acercó el tema de la depresión a las familias. "Hay que recordar que la depresión es un problema de salud mental diagnosticado e infravalorado por la gente pero que conlleva un gran sufrimiento emocional para la persona que lo sufre", aclaran desde Avifes.

Tras una pausa y antes de dar comienzo a la segunda parte del encuentro, Eduardo Key, una persona con enfermedad mental, interpretó con su guitarra y su voz una canción compuesta por él mismo a propósito de este encuentro de familias. Una canción que, según comentó, habla "de cambiar caminos y buscar nuevos trayectos en la vida".

Llegado el momento de escuchar cómo conectan con la vida personas usuarias y familiares de Avifes, todos ellos conversaron en torno a diferentes temas que les ayudan a superar sus miedos, sus dificultades y su enfermedad, y a conectarse con la vida.

La primera conversación giró en torno al arte y la cultura. Escribir relatos, componer música, pintar cuadros o leer son algunas de las actividades que realizan estas personas y que les ayudan a conectar con la vida. Entre las reflexiones que se escucharon destacaba una sobre las demás. "Una persona no se suicida porque quiere, sino porque sufre. Por eso, animo a todas las personas a contarlo, a contarlo una y cien veces porque se puede salir", compartía como conclusión Rosa.

Pero también tener posibilidades de disfrutar de un ocio activo y compartido, viajar, conocer lugares nuevos, visitar exposiciones... "te hace conectar con la vida". Y así lo dejaron patente en la siguiente mesa, en la que Bea expuso cómo le ha ayudado además de a enriquecerse personalmente y estar mejor psíquicamente, a tejer una red social que le hace conectar con la vida". "Antes no tenía amigos y ahora tengo por todas partes", explica.

Los y las participantes en la tercera mesa reflexionaron en torno a lo que les aporta el deporte y la naturaleza, aspectos que en Avifes cobran un protagonismo especial desde la Agrupación deportiva Avifes-Gorantza, el evento deportivo Mentatlon Bilbao o el Proyecto Baños de Bosque. Así, Jorge señaló que la naturaleza y la montaña le han sacado de una vida de depresión. "Estaba deprimido y llevaba una vida sedentaria, la montaña me ha hecho salir de mi mundo".

En la última mesa se habló de la amistad, la familia y el trabajo como formas de conectar con la vida. A Ade, sus amigas y su perrita le hicieron salir de la soledad y de situaciones vitales complicadas en las que estaba cayendo. Fernando transmitió que para él trabajar ha sido la forma de superar metas, de dar pasos hacia delante. "Poder trabajar ha sido un orgullo, un salto que me ha hecho conectar con la vida", comentó. Por su parte, Noelia, sobrina de Ángel, explicó cómo ella y su hermana "somos su referencia, las personas que estamos pendientes de él, para que se active, salga de casa y haga cosas".

Después de una nueva actuación de Eduardo Key, llegó el momento del acto institucional. Abrió el turno de intervenciones José Ignacio Martínez, presidente de Avifes, que agradeció la labor de los y las profesionales y alabó el trabajo conjunto que se realiza para luchar contra el estigma. "Juntos somos más fuertes", resaltó. Reivindicó que "la atención a las personas con enfermedad mental y a sus familias debe ser una prioridad y una apuesta explícita, y para ello son necesarias todas las instituciones públicas", y añadió "aunque hemos avanzado, los servicios y recursos siguen siendo insuficientes".

Al presidente de Avifes le siguió la intervención de Juan Ibarretxe, concejal de Acción Social del Ayuntamiento de Bilbao. Ibarretxe alabó el trabajo que realiza la asociación y aseguró que el mismo está alineado con la carta de valores del Ayuntamiento de Bilbao. El tercero fue José Antonio de La Rica, coordinador sociosanitario de la CAPV. De La Rica incidió en seguir trabajando para evitar los suicidios, una "epidemia invisible", según comentó, que en Euskadi sesga la vida de una persona cada 48 horas.

Por su parte, la directora de Servicios Sociales del Gobierno vasco, Marian Olabarrrieta, continúo en la línea anterior poniendo en valor que el Gobierno vasco ha implantado una estrategia integrada para trabajar la prevención del suicidio en Euskadi, una estrategia que según puntualizó es pionera.

Sergio Murillo, diputado de Acción Social de la Diputación Foral de Bizkaia, reconoció que la labor de Avifes es previa a la de las instituciones y, por eso, el trabajo de la Diputación debe ser de acompañamiento. En este sentido, incidió en la necesidad de cuidar a las personas cuidadoras porque, como comentó, "son insustituibles".

El acto institucional lo cerró Itziar Ceballos, gerente de Avifes. En primer lugar, alabó la tremenda generosidad que han tenido las 15 personas de Avifes que han contado sus experiencias vitales en este encuentro.

Emocionada, además, Ceballos lanzó un claro mensaje a las familias allí presentes. "No estáis solos, no estáis solas. Tenéis a todo el equipo de Avifes a vuestro lado. Estamos empeñados en generar oportunidades, abrir caminos por encima del silencio y de las puertas cerradas. Estamos empeñados en que tengáis una vida buena, una buena vida, una vida que os haga felices", concluyó.

El broche final a este gran día de celebración lo puso la comida, en la que 285 personas compartieron mesa saliendo de la rutina del día a día y también "conectaron juntos y juntas con la vida".