La ACB plantea la prejubilación de 40 trabajadores para rejuvenecer plantilla

La acería mantiene su plan de reapertura en febrero con un aumento de producción en 2022

22.12.2021 | 00:15
Movilización de trabajadores de la ACB a finales de 2016.

La dirección de la planta de ArcelorMittal en Sestao, la ACB, ha puesto en marcha un proceso para dar salida de forma pactada a los trabajadores que rondan los 61 y 62 años, que son cerca de 40. La empresa ha abierto una vía de negociación con el comité para abordar las condiciones en las que se prejubilarían estas personas y, a la vez, cubrir esos puestos con personal eventual de menor edad.

Fuentes sindicales remarcan que no hay un nexo común entre este proceso y la delicada situación que vive la acería a causa de los altos precios de la electricidad, que van a llevar a retrasar a febrero la reapertura tras las navidades. Se enmarca esta negociación dentro del objetivo natural de toda empresa de buscar un cambio generacional, que en este caso no puede realizarse vía contratos de relevo ante las modificaciones internas a nivel de funcionamiento que está llevando a cabo la fábrica.

ArcelorMittal mantiene en ese sentido sus planes respecto a la apertura de la segunda línea de colada continua, que lleva años parada, e incrementar así la producción el año que viene. La previsión en estos momentos es retomar la actividad (la fábrica lleva parada desde la primera semana de este mes) a comienzos de febrero, al constatar la multinacional que los costes energéticos no van a dar un respiro en las primeras semanas del año. La acería volvería a funcionar un mes más tarde de lo que suele ser normal pero esto no hipoteca los planes de inversiones e incremento de la producción anunciados el pasado verano para Sestao, según confirma la empresa. El objetivo es que la acería vizcaina pueda recuperar el pleno rendimiento, 1,6 millones de toneladas, en 2023.

Sí ha tenido consecuencias laborales esta larga parada de navidades en el ámbito del empleo eventual, de forma que alrededor de un centenar de temporales han visto finalizado su contrato en diciembre. Esa circunstancia podría paliarse en parte a través de la vía de negociación abierta para dar salida a trabajadores nacidos en 1958 y 1959, ya que la idea es dar entrada a la plantilla indefinida al mismo número de personas que salgan de la empresa.

La solución jurídica a este proceso sería un ERE acordado con la parte social que integre las condiciones de salida pactadas por los trabajadores que se prejubilan, que son cerca de 40. A la vez, se acordaría la contratación indefinida de esta misma cifra de trabajadores, en su mayoría eventuales que ya vienen siendo contratados por la fábrica en los últimos años. Se daría así un relevo generacional que fuentes del comité de empresa valoran incluso como positivo para el futuro del proyecto industrial en la ACB.

La acería de Sestao ha vivido en los últimos años varios episodios de crisis que han desembocado en reconversiones diversas, la más significativa la producida en 2016 y que culminó con un cambio de orientación en los mercados hacia los aceros especiales de alta calidad. Este pasado verano la multinacional presentó un plan de expansión con una inversión de 50 millones para convertir a la ACB, que es una acería eléctrica, en un estandarte dentro del grupo en la lucha contra el cambio climático, de forma que será la primera acería con cero emisiones de CO2 en su ciclo completo.

Plataforma conjunta. ELA, LAB y CCOO han elaborado una plataforma conjunta para un convenio en el Metal de Araba que incluye subidas salariales por encima del IPC, con un salario mínimo de 1.400 euros, además de una rebaja importante de la jornada laboral. Los sindicatos denuncian el "bloqueo" de la patronal a la negociación y advierten de que, si persiste, no descartan un "escenario de paros y huelgas", indicaron en una protesta frente a la sede de la patronal alavesa SEA.

noticias de deia