Los altos precios comprometen el futuro de las constructoras

El sector señala que el riesgo es mayor en la obra pública al no poder revisarse los contratos

29.11.2021 | 00:23
La carestía de las materias primas compromete los resultados de las empresas ligadas a la obra pública.

El clúster vasco de la construcción, Eraikune, advierte de que habrá empresas que se dedican sobre todo a obra pública que se verán obligadas a cerrar por el aumento del precio de las materias primas.

Su director general, Jon Ansoleaga, ha hecho un análisis de la situación del sector vasco de la construcción, que también se está viendo afectado por la falta de suministro de material y, sobre todo, por el alza del precio de las materias primas.

Ansoleaga explicó que hay diferentes factores que inciden en el riesgo de falta de suministros y ha aludido a la circunstancia de que "todo el mundo se ha activado a la vez" tras la parada por el virus, de manera que la actividad logística y la de transporte "no es capaz de dar respuesta a todos los sectores de actividad al mismo tiempo demandado productos".

El responsable del clúster afirma que existe falta de suministro, principalmente de acero y madera, y señaló que el impacto que está teniendo este problema es el incremento del precio de las materias primas que son "más escasas". El director general de Eraikune explicó que, dentro del clúster, se ha hecho un análisis del incremento del precio de las materias primas, entre otros el acero o la madera, así como los productos más terminados, aunque, en general, "prácticamente todo ha subido". Todo ello hace que se incremente, tanto el precio de obra nueva y de las rehabilitaciones, por lo que supone "un problema".

Ansoleaga indicó que, en todo caso, por ahora, no es "especialmente relevante la falta de suministro", aunque es "un problema". Ahora la principal dificultad es el incremento de los precios de las materias primas. "Esta subiendo todo, muchísimo, ha habido momentos en los que la madera se ha multiplicado por dos y el acero, cuando se hizo el informe, había subido un 40%", explicó Ansoleaga, que apuntó también que el incremento del coste de la energía tiene "impacto en los precios".

Año "crítico"


Sobre las consecuencias para el sector de la construcción de este incremento de los precios, Ansoleaga avanzó que el ejercicio 2022 va a ser "crítico" porque hay una "perspectiva de crecimiento" para el año que viene y, dada esta situación, existe "incertidumbre".

El responsable de Eraikune recordó que la previsión para este año era de crecimiento moderado de la facturación del sector, de recuperación, aunque no esperaban cubrir la caída experimentada en 2020. "Se esperaba un crecimiento a la par que la economía, en torno a un 4% y con la previsión para el año que viene de seguir creciendo, alrededor de un 5%".

Según indicó, estas eran las previsiones pero, dada la situación que se está dando, sobre todo, después del verano, ahora ya existe "gran incertidumbre" respecto a lo que pueda ocurrir.

Ansoleaga señaló además que la mayoría de las empresas integradas en el clúster trabajan para obra pública y existe la problemática de que la revisión de precios de contratos de obra públicas de menos de dos años es "más complicada". "Contratos que tienes firmados con unos costes determinados, ves que los costes son mayores y no es que haya un riesgo de reducción del margen, sino que hay un riesgo de entrar en pérdidas. Eso es evidente y le está pasando al 100% de las empresas que están trabajando en obra pública", dijo.

Por lo tanto, las empresas que trabajan para el sector público son las que se están viendo más afectadas por el incremento del precio de las materias primas porque en el sector privado puede existir "mayor flexibilidad a la hora de renegociar precios". "En la parte de obra pública está siendo más complicado. Habrá empresas que incluso tengan que cerrar. El riesgo es ese. Está la preocupación de que la cartera que tienes contratada incurra en mayores costes y, por tanto, que el margen desaparezca o sea negativo", advirtió Ansoleaga.

subida de precios

Contratos públicos. Eraikune explica que con la obra privada pueda haber flexibilidad, pero en el caso de la obra pública los contratos no pueden revisarse y están ya firmados con unos costes determinados. Esos costes, sin embargo, están aumentando debido a la escasez de material y la carestía de materias primas.

jon ansoleaga "habrá empresas que tengan incluso que cerrar"

El director de Eraikune asegura que los márgenes pueden desaparecer con la subida y abocar al cierre a las empresas.

noticias de deia