Día de la Igualdad salarial

La brecha salarial afecta más a las trabajadoras de entre 35 y 44 años

Según Emakunde, las mujeres cobran en Euskadi 7.213 euros menos al año que los hombres

18.09.2021 | 01:05
Idoia Mendia, durante la presentación de la campaña.

 7.213 euros. Esa es la diferencia salarial entre hombres y mujeres en un año. Según el último informe publicado por Emakunde-Instituto Vasco de la Mujer, la brecha salarial se sitúa en Euskadi en un 22,5% y se ha reducido 1,5 puntos desde 2015. Los datos obtenidos de la última Encuesta de Estructura Salarial (EAES) publicada por el INE indican que los hombres ganan de media al año 31.970 euros y las mujeres, 24.757 euros. "La brecha salarial es un problema complejo, de carácter estructural y multidimensional cuyo abordaje requiere también una respuesta integral y ha de venir de todos los agentes y ámbitos implicados", señaló Izaskun Landaida tras presentar el informe, previo a la conmemoración hoy del Día Internacional de la Igualdad salarial entre mujeres y hombres establecido por la ONU.

Respecto a la ganancia media por hora, que es el indicador que se utiliza en la medición europea, la brecha salarial en Euskadi es del 9,55%, más de tres puntos menor a la registrada en 2015, que era del 12,83%, y ocho puntos menor que en 2009, que se situaba en el 17,58%. Según el informe de Emakunde, esta diferencia afecta más a las mujeres en el tramo de entre 35 y 44 años (25,5%), seguido del tramo de 45 a 54 años (23,6%), a diferencia del año 2015, donde estos dos primeros tramos con mayor brecha salarial anual se invertían: la diferencia era del 24,8% entre los 34 y los 44 años y del 26,6% entre los 45 y los 54 años.

Estos rangos de edad coinciden con el periodo de cotización media de las personas trabajadoras. Y, en el caso de las mujeres, están directamente relacionados con la edad reproductiva (35-44 años) y con las edades en las que empiezan a convertirse en cuidadoras de otras personas dependientes en el entorno familiar. En cambio, la brecha salarial desciende ligeramente en los tramos de edad que coinciden con las primeras experiencias en el mundo laboral, donde se sitúa en el 19,3%.

Por sectores de actividad, el más afectado por la diferencia salarial anual es el de servicios (con una brecha anual del 21,8%), seguido del industrial (17,2%). Sin embargo, cuando se analizan los datos por hora se observa que la información cambia; en este caso la mayor brecha salarial se encuentra en el sector industrial (13,4%), seguido del sector servicios (9,2%).

Con el objetivo de reducir la diferencia salarial, el departamento de Trabajo y Empleo del Gobierno vasco presentó ayer la campaña Sumar para igualar para difundir un mensaje a favor de "más planes de igualdad" en las empresas, una mayor contratación de mujeres en sectores masculinizados y el "liderazgo empresarial femenino". Al respecto, la consejera Idoia Mendia llamó a administraciones, empresas y agentes sociales a "sumar" para atajar la brecha salarial y avanzar en la igualdad "radical" entre hombre y mujeres, y puso de relieve que la dependencia económica "limita en muchas ocasiones a las mujeres a llevar una vida plena".

Asimismo, Mendia avanzó que en los próximos meses se va a celebrar una jornada sobre la igualdad en los convenios colectivos, en noviembre habrá una sesión de trabajo para mejorar las tareas de Inspección en lo relativo a la igualdad, y "todo ello culminará con el primer Congreso sobre Brecha Salarial a comienzos del próximo año".

Estrategia

Desde la administración, este compromiso se plasma en la Estrategia y Plan operativo de acción para reducir la brecha salarial en Euskadi que impulsa el departamento de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales a través de Emakunde. Una vez realizada la evaluación del Plan de Acción 2019-2020, actualmente se está actualizando el diagnóstico para plantear un nuevo plan de acción 2021-2025. Entre las medidas completadas hasta ahora destacan aquellas relacionadas con incrementar el número de inspecciones para corregir posibles discriminaciones salariales por razón de sexo, informar a trabajadoras y trabajadores sobre el derecho a la no discriminación y ofrecer incentivos para integrar a un mayor número de mujeres en estudios de carácter técnico y tecnológico, entre otras.

Por otro lado, Emakunde convoca anualmente ayudas dirigidas a las empresas para subvencionar la contratación de consultoras homologadas que les presten ayuda técnica en la elaboración de un diagnóstico y un plan de igualdad. La cuantía de esta subvención se ha doblado este año, pasando de 200.000 a 400.000 euros. "Además de otras medidas es necesario introducir en las empresas la cultura de igualdad y la realización de diagnósticos y planes de igualdad permite importantes avances en este sentido", señaló Landaida.

Los datos

Anual. Los hombres ganan de media al año 31.970 euros y las mujeres, 24.757 euros. Teniendo en cuenta estos datos, la brecha salarial se sitúa en Euskadi en 7.213 euros, lo que supone un 22,5%. Respecto a 2015, la diferencia se ha reducido 1,5 puntos.

Por hora. Respecto a la ganancia media por hora, que es el indicador que se utiliza en la medición europea, la brecha salarial en Euskadi es del 9,55%, más de tres puntos menor a la registrada en 2015, que era del 12,83%, y ocho puntos menor que en 2009, que se situaba en el 17,58%.

Sectores. Esta diferencia es más acusada en el sector servicios (con una brecha anual del 21,8%), seguido del industrial (17,2%). Sin embargo, cuando se analizan los datos por hora se observa la mayor brecha salarial se encuentra en Industria (13,4%), seguido de servicios (9,2%).

"Es necesario introducir en las empresas la cultura de igualdad y la realización de diagnósticos"

Izaskun Landaida

Directora de Emakunde

"La dependencia económica limita en muchas ocasiones a las mujeres a llevar una vida plena"

Idoia Mendia

Vicelehendakari


noticias de deia