Euskadi recupera el 80% del empleo perdido por el virus

La industria concentra la reducción del paro en un mes discreto en la CAV
El desempleo vasco baja en solo 259 personas respecto a mayo, mientras España bate récords por el turismo

03.07.2021 | 00:16

Euskadi cerró junio con 122.618 personas registradas en las oficinas de Lanbide y 963.214 afiliados a la Seguridad Social. La mejoría de la economía se nota en ambos parámetros y continúa conquistándose el terreno perdido durante la pandemia. En el caso del paro, ya se ha recuperado el 80% del empleo destruido, mientras que respecto al número de cotizantes el nivel previo al covid está ya muy cerca, a poco más de 10.000 afiliados.

Son algunas de las claves de los datos del paro y afiliación que se presentan en los primeros días de cada mes y que volvieron ayer a poner de manifiesto la diferente estructura económica de Euskadi y su perfil más industrial. En este caso, esa circunstancia penalizó a la CAV.

Hay meses en los que comparar el mercado laboral vasco con el del conjunto del Estado conduce a la misma conclusión que la que se extrae de una competición entre un coche de potencia media y uno de 300 caballos. El sol calienta rápido el empleo turístico en España y este pasado junio, con menos restricciones para la hostelería, se ha convertido en el mes en el que más ha bajado el paro en el Estado en la historia, según los datos que hizo público ayer el Sepe. La llegada del verano y el avance en la vacunación impulsa la creación de empleo en la mayoría de las comunidades, pese a que el virus continúa sin estar derrotado y asoma constantemente con nuevas variantes y brotes. Sigue habiendo casi medio millón de personas en ERTE en el Estado y el () de los contratos fueron temporales, pero la caída del paro en junio es a partir de ahora la marca a batir.

En cambio, Euskadi tuvo un comportamiento mucho más discreto. De hecho, la lista de Lanbide sólo se redujo en 259 personas (-0,21%), toda una anécdota si se compara con el descenso de casi 167.000 parados (-4,41%) del Estado. Ocurre, sin embargo, que en el caso vasco prácticamente toda la caída del desempleo se concentró en la Industria (-256), el sector que genera el empleo de mayor calidad, mientras que Servicios, que ganó 20 parados, y Construcción (-8 desempleados) tuvieron un comportamiento plano. El comportamiento de la Agricultura (32 parados más) y del colectivo sin empleo anterior (47 menos) completó la fotografía.

Sin embargo, donde mejor parada sale Euskadi es en el análisis interanual de los datos. El número de vascos en paro ha bajado los últimos doce meses en 22.089 personas, un 15,3% menos. Solo las Islas Baleares, que se alimenta precisamente del turismo en el plano laboral, saca mejor nota (15,5%) y la media estatal es del 6,4%, menos de la mitad.

Evolución por territorios 

El desempleo disminuyó en Araba un 1,6% respecto a mayo, con 332 personas desempleadas menos y situándose el número de parados en 20.283, siendo el territorio con mejor comportamiento en junio. En Gipuzkoa se redujo un 0,9%, con 298 desempleados menos que en mayo y un total de 32.283 personas paradas; y en Bizkaia, el territorio que presenta peor evolución, el paro aumentó un 0,5%, con 371 desempleados más y un total de 69.793 parados. En el saldo anual el mejor comportamiento corresponde a Gipuzkoa, con una disminución relativa del 17,5% (-6.855), seguido de Araba con un descenso del 16,7% (-4.060) y de Bizkaia con una disminución del 13,8% (-11.174).

El viceconsejero de Empleo del Gobierno vasco, Alfonso Gurpegui, reconoció que el descenso del paro fue en junio "mucho más moderado de lo deseable" y que se frenó el ritmo sostenido de los últimos meses. Gurpegui mostró su sorpresa por "el inesperado impulso del empleo" en junio en sectores como la industria y la construcción, mientras se "contuvo en hostelería y comercio". No obstante, a pesar de que el virus sigue generando "incertidumbre" en la economía, "se mantiene de forma inalterable el camino que nos aproxima al objetivo cuantitativo fijado para la legislatura". Gurpegui añadió que el comportamiento de Euskadi es "más homologable" con el europeo que con el español. El mayor protagonismo de la industria penalizó a las mujeres, que suponen casi el 57% de los parados vascos tras un repunte de 1.127 desempleadas en junio respecto a mayo. Entre ellos, en cambio el paro bajo en 1.386 personas.

El balance de Lanbide y el Sepe se completa cada mes con el dato de afiliación a la Seguridad Social, que sigue confirmando la recuperación del empleo. Euskadi supero en junio la barrera de los 963.000 cotizantes, y se acerca a los 973.152 tenía en febrero del año pasado, justo antes del inicio de la pandemia.

AFILIACIÓN A LA SEGURIDAD SOCIAL 

En concreto la Seguridad Social ganó 5.554 afiliados vascos en junio (+0,58%). El repunte fue en términos porcentuales la mitad que en el Estado (1,1%), donde se crearon 211.923 puestos de trabajo. La economía vasca ha ganado algo más de 16.327 cotizantes en los últimos doce meses (+1,72%) y con 963.214 afiliados vuelve a acercarse al objetivo del millón de trabajadores. El número de cotizantes ronda ya los 19,3 millones.

En su valoración, Confebask destacó a través de su responsable de Economía, Pablo Martín, que la economía vasca ya ha recuperado prácticamente todo el empleo perdido durante la pandemia. "A medida que se va extendiendo la vacunación, van mejorando los datos sin olvidar que todavía hay sectores y subsectores que siguen teniendo todavía un grado de afección importante", indicó.

Los sindicatos vascos, por su parte, mostraron su preocupación por la "lenta" recuperación del empleo y por la precariedad de los nuevos puestos de trabajo al tiempo que han alertado de que el desempleo "no retrocede" entre las mujeres.

Tras denunciar que "la precariedad sigue estando a la orden del día", ELA destacó que en el mes de junio se registra un aumento de los contratos respecto al mes pasado, pero, sin embargo, "esto no se traduce en empleo de calidad".

CCOO indicó que el acuerdo de pensiones alcanzado en la mesa de diálogo constituye un "primer paso para seguir avanzando" y abogó por derogar las reformas laborales, recuperar "el papel vertebrador" de la negociación colectiva, y subir el Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

Por su parte, LAB señaló que la reducción del paro "no resuelve los problemas estructurales del empleo" y advirtió de que el nuevo acuerdo de pensiones "abre la puerta a un nuevo sablazo al sistema público".

También UGT pidió la derogación de la reforma temporal para acabar con la temporalidad y ha denunciado que "solo 7 de cada 100 contratos son indefinidos".

"Se mantiene el camino que nos aproxima al objetivo fijado para esta legislatura"

Alfonso gurpegui

Viceconsejero de Empleo

"Hemos recuperado prácticamente todo el empleo que se ha perdido en la pandemia"

Pablo Martín

Responsable de Eocnomía de Confebask

"El paro se reduce solo entre los hombres a costa de crear nuevos empleos precarios"

ELA

Comunicado

"Se ralentiza la creación de empleo y solo siete de cada diez contratos son indefinidos"

ugt

Comunicado


noticias de deia