Alstom cerrará la compra de la planta de Bombardier de Trapagaran el 29 de enero

El valor final del traspaso del negocio ferroviario rondará los 5.300 millones tras los ajustes derivados del covid

20.01.2021 | 00:53
Entrada de las instalaciones de Bombardier en Trapagaran.

Alstom ya tiene fecha para formalizar la compra de la división ferroviaria de Bombardier. Será, en principio, el próximo día 29 y la planta que tiene la multinacional canadiense en Trapagaran pasará a formar parte del segundo mayor fabricante mundial de trenes. Tras la operación, nacerá un gigante con bandera francesa y una cartera de pedidos de más de 75.000 millones de euros. Competirá de ese modo con CRRC, el grupo chino que en algo más de cinco años se ha convertido en el líder del mercado mundial.

La multinacional francesa ya intentó una fusión con su principal competidor en Europa, la alemana Siemens, para disputar el liderazgo con CRRC, pero la Comisión Europea vetó en febrero de 2019 la alianza porque entendía que limitaba la competencia en el viejo continente y supondría un incremento de los precios en el sector.

Alstom ha buscado la alternativa de comprar su negocio ferroviario a Bombardier y, a pesar de que la crisis del coronavirus ha añadido tensiones –la compañía francesa planteó en agosto una revisión del valor de la operación– la adquisición se cerrará definitivamente a finales de este mes, casi un año después de que ambas firmas alcanzaran un preacuerdo.

El precio de venta que se fijó en el momento en el que se anunció el traspaso de activos era de entre 5.800 y 6.200 millones de euros. La pandemia ha cepillado el valor, que quedó fijado en 5.300 millones en el contrato firmado en septiembre.

Alstom, que publicó el martes los resultados, indicó que ya ha recibido todas las aprobaciones de los reguladores necesarias para comprar Bombardier Transportation, por lo que espera culminar la adquisición el 29 de enero. El grupo francés de infraestructuras y transportes cerró los nueve primeros meses de su año fiscal, finalizado en diciembre, con una facturación de 5.567 millones de euros, lo que equivale a un descenso del 10% en comparación con el mismo periodo del ejercicio anterior.

el impacto del covid
 

La crisis generada por la pandemia del covid-19 ha tenido un mayor impacto en los nuevos pedidos recibidos por la empresa, que han descendido un 45% en comparación con los primeros nueve meses del año precedente, situándose en 4.488 millones de euros.

No obstante, la empresa también explicó que los datos del año pasado están afectados por una serie de grandes pedidos que elevaron el volumen total.

Por áreas geográficas, las ventas de Alstom en Europa cayeron un 6,8%, hasta 3.263 millones de euros, mientras que las procedentes de América descendieron un 11,2%, hasta 902 millones de euros. De su lado, la cifra de negocio en África y Oriente Próximo se situó en 731 millones de euros, un 29% menos, al tiempo que en Asia-Pacífico se elevó un 2,4%, hasta 671 millones.

Por segmentos de negocio, las ventas de material rodante fueron de 2.781 millones, un 4% menos, mientras que las de señalamiento permanecieron sin cambios y las de servicios descendieron un 8,7%, hasta 1.013 millones. La mayor caída fue la del área de sistemas, que facturó 657 millones, un 39% menos.

Mientras tanto, el martes se hizo público que la planta de Trapagaran, todavía propiedad de Bombardier, Transportation fabricará los equipos de propulsión de los tres nuevos trenes regionales de ultima generación que se suministrarán al operador ferroviario nacional francés SNCF y que operarán en la zona de Ile-de-France, región que incluye París.

Tal y como informó la empresa, el encargo contempla el suministro de tres unidades adicionales del modelo Bombardier Omneo Regio 2N para el operador galo en nombre de la sociedad Île-de-France Mobilités. Este pedido forma parte del acuerdo marco firmado con SNCF en 2010 para suministrar hasta 860 trenes OMNEO Regio 2N a las regiones francesas. La entrega de estas tres unidades adicionales comenzará a finales de 2023.

Los equipos de propulsión de los vehículos se desarrollarán de forma íntegra en la fábrica de la compañía canadiense ubicada en Trapagaran (Bizkaia). La planta vizcaina ya trabajaba hasta la fecha en el desarrollo de dichos sistemas para diferentes regiones de Francia. La factoría vasca es una de las seis de Bombardier dedicadas a propulsión y control, así como una "pieza clave" en la red mundial de fabricación de Bombardier Transportation, que pasará en unas semanas a ser propiedad de Alstom.

energía renovable

Araba entra en el capital de ekienea

Un gigante fotovoltaico. La Diputación de Araba ha entrado en el accionariado de la sociedad Ekienea tras hacerse con el 2% de la compañía público-privada al adquirir 60 participaciones por un total de 110.000 euros. El diputado general alavés, Ramiro González, subrayó ayer la apuesta de la Diputación por impulsar la generación de energía renovable en el territorio dentro de un proyecto que desarrollará "la mayor planta fotovoltaica de Euskadi" en el municipio de Armiñon.

Plazos del proyecto. La previsión es que "en año y medio" entre en funcionamiento esta gran instalación de energía renovable con 135 megavatios de potencia máxima para satisfacer el consumo anual de unas 60.000 personas y que triplicará la actual capacidad de generación solar de Euskadi.

Además, con su producción se evitará la emisión a la atmósfera de 25.000 toneladas de CO2 al año.

noticias de deia