La junta de CaixaBank avala absorber Bankia y crear el mayor banco de España

La nueva entidad tiene todavía pendiente recibir el visto bueno de los reguladores

04.12.2020 | 01:07
El consejero delegado de Caixabank, Gonzalo Gortázar, y el presidente de la misma, Jordi Gual.

La Junta de Accionistas de CaixaBank dioel jueves luz verde a la fusión por absorción de Bankia, operación que permitirá crear el mayor banco de España y que supone la integración número 85 en los 115 años de historia del grupo catalán.

La entidad ha celebrado esta junta extraordinaria, en la que ha estado representado el 70,33% del capital, en el Palacio de Congresos de Valencia, el mismo recinto donde los accionistas de Bankia dieron el martes el visto bueno a esta operación de consolidación, que dará lugar a la nueva CaixaBank, con más de 20 millones de clientes, más de 50.000 empleados y 6.700 sucursales.

Tras la aprobación de la operación, avalada por el 99,71% de los accionistas presentes o representados, CaixaBank y Bankia esperarán a recibir la autorización de los reguladores para culminar la fusión, que podría materializarse en el primer trimestre de 2021, si bien la integración operativa de las dos entidades se ejecutara a finales de ese año.

El presidente de CaixaBank, Jordi Gual, ha calificado de "histórica" esta junta y ha defendido que Bankia "es el mejor socio" con el que avanzar en el proceso de concentración bancaria que vive Europa.

La fusión dará lugar "a una entidad más sólida, más eficiente y más rentable", lo que "generará valor para clientes, accionistas, empleados y para el conjunto de la sociedad", ha destacado Gual, en su última intervención como presidente de CaixaBank.

"La operación que presentamos será, sin duda, uno de los grandes hitos en la historia de la entidad. Estoy seguro que esto, que ya es evidente desde hoy, lo veremos aún con más claridad de aquí a unos años, cuando tendremos más perspectiva y habremos constatado el éxito de la operación", ha subrayado.

La nueva CaixaBank será el banco líder en España, con un volumen de activos superior a los 660.000 millones y cuotas de mercado cercanas al 25%. La fusión, además, permitirá obtener sinergias superiores a los 1.000 millones de euros anuales: 290 millones procedentes de mayores ingresos y 770 millones de ahorro de costes.

CaixaBank estima que la nueva entidad mejorará la ratio de cobertura de la morosidad en 3 puntos, contará con un incremento de los activos líquidos hasta los 128.000 millones y un índice de solvencia o core capital que superaría el mínimo requerido en más de 310 puntos básicos.

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, que mantendrá este cargo en la nueva entidad, que presidirá José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, ha indicado que será necesaria una inversión en reestructuración por valor de unos 2.200 millones de euros, importe que se rentabilizará "en un plazo relativamente corto", ya que equivale a menos de tres años de los ahorros anuales previstos.

Excedente de plantilla
 

El ejecutivo ha reconocido que uno de los apartados "más críticos" de la reestructuración es la de personal, un tema que se abordará una vez cerrada la fusión legal.

"En este momento estamos trabajando en cuantificar el excedente de plantilla y en las fórmulas más adecuadas desde el punto de vista empresarial y también personal", ha subrayado Gortázar, que no ha concretado el alcance del ajuste laboral, pese a que diferentes sindicatos han aprovechado la junta para exponer su preocupación por esta situación y conocer la dimensión del recorte.

En el turno de respuestas a las cuestiones planteadas por los accionistas, Gortázar ha comentado que "el miope verá únicamente una reducción de puestos de trabajo a corto plazo, que evidentemente la va a haber", pero ha remarcado que esta medida será necesaria para garantizar el mantenimiento de los empleos a largo plazo.

El nuevo consejo

74,2%

Los antiguos accionistas de CaixaBank tendrán el 74,2 % del capital de la nueva entidad y los de Bankia, el 25,8 %.

 

Principales accionistas. Serán Criteria-Fundación la Caixa, que poseerá el 30%, y el Estado, a través del FROB, con un 16%. Los inversores institucionales representarán el 37%, y el 17% restante quedará en manos de más de 750.000 pequeños accionistas.

noticias de deia