Euskaltel prevé duplicar su negocio en 2025 gracias a la expansión con Virgin

El operador vasco de telefonía espera pasar de unos ingresos de 685 millones de euros a unos 1.200 millones

11.03.2020 | 01:24
Xabier Iturbe, presidente, y José Miguel García, consejero delegado, presentaron ayer el plan de negocio de Euskaltel hasta 2025. Foto: EKT

BILBAO – El grupo vasco de telefonía Euskaltel tiene como objetivo, con su expansión en España de la mano de la marca Virgin, duplicar su tamaño en cinco años, según la hoja de ruta recogida en su nuevo plan de negocio 2020-2025 presentado ayer en la sede de la compañía en Derio por sus máximos responsables, el presidente, Xabier Iturbe, y el consejero delegado, José Miguel García.

El plan está centrado en una agresiva expansión en el 85% del mercado del Estado español en el que todavía no está presente, apoyado en la nueva marca Virgin, de la que García destacó su fortaleza y reconocimiento (más de un 76%) en España. Euskaltel espera crecer también al menos un 1% en sus mercados tradicionales, –Galicia, Asturias y País Vasco–, donde está presente con sus enseñas históricas, R, Telecable y Euskaltel, respectivamente. A la vez que proseguirá con su desarrollo con estas marcas en los territorios limítrofes de "Navarra, León, Cantabria y La Rioja" así como en Catalunya, con el RACC, regiones donde cuenta con acceso mediante fibra óptica al 55% del mercado.

En la presentación remitida a la CNMV, bajo la imagen de su retorno al histórico equipo ciclista, el grupo defiende su estrategia para la creación de valor para el accionista.

Entre los objetivos recogidos en el plan de negocio elaborado por el equipo de José Miguel García, el grupo Euskaltel contempla doblar su base de clientes y pasar de un total de entre 700.000 y 730.000 clientes en el ámbito de la banda ancha fija en 2020 a entre 1,5 y 1,6 millones en 2025. En el caso de la telefonía móvil, el grupo se ha marcado el objetivo de pasar de entre 1,3 y 1,35 millones de clientes en 2025 a entre 3,1 y 3,2 millones en 2025.

José Miguel García resaltó que la expansión no va a implicar realizar inversiones notables porque los gastos, el alquiler de la red mayorista de Orange, sobre todo, y los royalties por el uso de la marca Virgin, están vinculados de forma variable a los resultados que se obtengan. Por ello, el mayor o menor éxito de la expansión no dañará financieramente a la actual estructura del grupo Euskaltel. Es más, García considera que se rebajará el porcentaje de deuda de los actuales 4,2 veces el resultado bruto o ebitda generado, a unas tres veces en 2025.

aumento de ingresos La apuesta del grupo Euskaltel contempla que los ingresos aumenten un 80% durante este periodo, hasta situarse en un rango entre 1.200 y 1.300 millones de euros. Por su parte, el ebitda crecerá a un ritmo medio del 6% entre 2020 y 2025, para situarse en un rango entre 470 y 520 millones de euros. "La generación de caja crecerá rápidamente, una vez que la expansión nacional gane escala", señaló el directivo de Euskaltel.

José Miguel García resaltó que en el plan de negocio presentado el escenario dibujado no contempla cambios ni en la estructura de capital ni en la remuneración al accionista. En principio prevé mantener el pay-out actual. Hoy por hoy, según recordó García, el dividendo se mantendrá en el entorno de los 30 céntimos de euros por acción.

El plan de negocio supondrá unas inversiones de unos 90 millones de euros en el periodo de su implantación. De hecho la operadora vasca invertirá 300 euros por cada nuevo abonado que contrate un paquete de servicios, desde telefonía fija a móvil, con televisión de pago y conexión a Internet por banda ancha. El consejero delegado de Euskaltel indicó que las ofertas comerciales de la expansión con la marca Virgin comenzarán en el segundo trimestre.

Según José Miguel García, el hecho de que en el Estado español unos cuatro millones de cliente cambien de operador telefónico cada año "algo que no es una buena noticia para el sector", sí es una oportunidad de crecimiento para la compañía con la nueva marca Virgin y su ajustada oferta calidad-precio.

El grupo vasco de telefonía con la suma de las enseñas Euskaltel, R, Telecable y Virgin pasará a ofrecer sus servicios de un máximo de 2,3 millones de hogares en la actualidad a un total de más de 18,6 millones en el conjunto del Estado español, gracias a los acuerdos mayoristas ya establecidos con otros grandes operadores.

La acción repuntó en una Bolsa a la baja un 1,35% hasta los 7.50 euros.

Euskaltel

1.300 millones

Ingresos. Euskaltel elevará más de un 80% sus ingresos en el horizonte de 2025, hasta alcanzar los 1.300 millones de euros, desde los 685 millones de euros del cierre de 2019, según consta en su Plan de Negocio 2020-2025 remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

470 millones

Ebitda. El operador vasco de telefonía logrará un resultado bruto de explotación (ebitda) de al menos 470 millones de euros en 2025, lo que supone un incremento del 45% frente a los 345 millones de 2019.

1,5 millones

Clientes. La compañía espera pasar de los 670.000 clientes fijos actuales a 1,5 millones en 2025 tras la expansión con la marca Virgin

3,1 millones

Móviles. El plan de negocio prevé que el número de clientes de telefonía móvil ascienda de 1,16 millones actuales a 3,1 millones. Con todo, la compañía incrementará sus ventas un 11% anual durante estos años.

"Los 4 millones de clientes que cambian de operador al año en España es una oportunidad para Virgin"

José Miguel García

Consejero delegado de Euskaltel