El Metal acusa la desaceleración pero prevé crear empleo este año

La FVEM contempla la generación de al menos 500 nuevos empleos en Bizkaia en 2020

15.01.2020 | 06:20
José Luis López Gil y Lander Arteche, máximos responsables de la FVEM.

BILBAO - El sector del Metal, muy ligado, entres otros, a la industria de automoción es uno de los más afectados por el proceso de desaceleración económica. Al menos eso se desprende de las previsiones de la Federación Vizcaina de Empresas del Metal (FVEM) que han constatado una "clara desaceleración" en el sector metalúrgico vizcaino desde el último trimestre de 2019 y, pese a que espera un primer semestre de 2020 peor de lo previsto, confía en una reactivación del mercado en la segunda parte de este año de manera que prevé generar al menos 500 empleos al cierre de este ejercicio. .

El actual presidente de la organización empresarial vizcaina, José Luis López Gil, analizó las perspectivas industriales para el presente 2020 con motivo de la presentación del informe sobre la coyuntura económica del sector industrial más importante de Bizkaia con 48.000 trabajadores, un estudio realizado en base a una encuesta a más de 200 empresas representativas y de todo tipo de dimensión.

López Gil, que se despide del cargo tras ocho años al frente de la FVEM, reconoció que el último trimestre de 2019 no había sido bueno para el sector metalúrgico vizcaino, algo que se ha reflejado en el empleo: "Antes de verano teníamos casi mil afiliados nuevos a la Seguridad Social, pero no creemos que sobrepasen los quinientos a final de año cuando nuestras previsiones eran de generar unos 1.500 empleos", recordó López Gil.

Aunque a falta de los últimos datos mensuales, en 2019 la producción industrial estaba creciendo a tasas del 1,1%, los datos del cierre de 2019 habrán sido menos positivos, y claramente por debajo de las cifras del incremento del PIB vasco.

De hecho, las previsiones para 2019 se ven lastradas por este final de año, y así se ha reflejado en la encuesta que la organización empresarial ha realizado entre sus empresas asociadas: el 40% de las compañías ha tenido en el último semestre una actividad peor de la prevista.

Con todo, las perspectivas para el año en curso que tienen las empresas metalúrgicas no son malas porque 3 de cada 4 empresas vizcainas del sector prevén mantener o aumentar su facturación en el presente 2020.

Por otra parte, las previsiones son que los beneficios de las empresas se mantengan o mejoren ligeramente respecto a 2019. "El 68% de las empresas esperan beneficios este año", indicó López Gil, al mismo tiempo que "la inversión se reduce levemente, los salarios aumentan y tendremos una ligera creación de empleo".

La encuesta se realizó en el pasado mes de octubre en pleno conflicto laboral por el convenio colectivo sectorial del Metal de Bizkaia, convenio ya firmado, y algunas respuestas en relación a la situación laboral pueden están mediatizadas por la coyuntura del momento, reconocen en la propia FVEM.

En cualquier caso, la desaceleración apuntada en la última parte del pasado ejercicio va a "lastrar", según afirmó Gil, el primer semestre de este año a las compañías.

El presidente de la FVEM reconoció que "lo lógico" es que la "mera inercia" puede hacer que esa situación de desaceleración se mantenga en el segundo semestre aunque dejó caer que hay "indicaciones de que el mercado, "si no ocurre algo especial o se produce algún desastre", se pueda reactivar en la segunda parte del año.

En este sentido, José Luis Gil indicó que las incertidumbres siguen presentes pero "quizás con un tono menos pesimista". "Existe un consenso en que la previsión de crecimiento económico para Euskadi será de un 1,8% en 2020 y la industria confía en no ser la excepción".

La incertidumbre en algunos mercados importantes como el español o el alemán ha hecho que el porcentaje de utilización de la capacidad productiva de las empresas desde el semestre anterior haya descendido del 77% al 73%.

carteras de pedidos En este contexto las carteras de pedidos de las compañías metalúrgicas vizcainas también han acusado el menor crecimiento económico y aunque un 39,68% afirma que su nivel de pedidos en cartera es normal, un 35,98% considera que son débiles, unas opiniones que han crecido respecto a las de hace un año.

Un aspecto importante es la evolución del empleo y aquí la gran mayoría de las empresas señala que se mantendrá o crecerá. En concreto, un 74% de las compañías de la FVEM mantendrá su plantilla y un 13% la aumentará, frente a solo un 13% que sí admite la posibilidad de verse obligados a reducir personal.

En todo caso, López Gil destacó que en el sector metalúrgico "el 84% de los contratos laborales son fijos indefinidos" En este sentido, el empresario vasco reiteró que la estimación de la FVEM mantiene su previsión de poder generar en 2020 entre 500 y 1.000 empleos en el sector.

Un aspecto curioso relativo a la contratación laboral más allá de los problemas para encontrar determinados perfiles laborales, es que el 30% de los contratos de personal lo efectúan las empresas directamente frente al 13% que les llega a través de las firmas de ETT. Sin embargo contratar trabajadores directamente a través del Servicio Vasco de Empleo, Lanbide, solo se hace en el 8% de los casos.

En relación a las inversiones, según López Gil, "se resienten ligeramente" y, aunque se mantienen para el 51% de las empresas, un 31% asegura que las reducirá en 2020".