para "mejorar" el modelo tributario

Urkullu abre la puerta a una reforma fiscal a partir del próximo año

09.02.2020 | 05:19
El lehendakari Iñigo Urkullu preside la asamblea de la patronal alavesa

El lehendakari reafirma el compromiso del Gobierno vasco para  "favorecer el arraigo" de Euskaltel

GASTEIZ. La eventual reforma, según ha explicado, se llevaría a cabo a  través del "acuerdo" y se guiaría, al igual que la de hace tres años,  por el objetivo de "dinamizar" la economía y garantizar unos recursos  suficientes para mantener unos servicios públicos de calidad.

Urkullu ha clausurado este viernes, en Vitoria-Gasteiz, la  asamblea ordinaria de la patronal alavesa SEA, ante la que ha  analizado la situación económica y el contexto político surgido de  las elecciones generales, forales y municipales.

El lehendakari ha subrayado que los últimos indicadores económicos  constatan la recuperación económica en Alava y en el conjunto de  Euskadi. No obstante, ha alertado de que "no nos podemos confiar,  porque nadie nos ha regalado nada y nadie nos va a regalar nada".

A su juicio, la mejora económica confirma la conveniencia de  mantener la apuesta por la "estabilidad", por las "estrategias  compartidas" y por el "apoyo a la economía productiva" que se puso en  marcha hace cinco años.

El máximo responsable del Gobierno autonómico ha reafirmado su  compromiso con el cumplimiento del compromiso de déficit público  determinado por las instituciones europeas. De esa forma, ha  subrayado que el Ejecutivo vasco se guía por un modelo que "prima el  rigor en la gestión de las cuentas públicas". "Rigor y solvencia son  garantía de seguridad y confianza para la actividad económica y  empresarial", ha manifestado.

En este contexto, ha abierto la puerta a una reforma fiscal. El  lehendakari, que ha destacado que "el nuevo horizonte institucional  de estabilidad es una oportunidad para garantizar una decisión de la  máxima relevancia", ha recordado que en la modificación del sistema  tributario efectuada en 2017, se acordó acometer una revisión de las  reformas a partir de 2019.

"Así lo haremos, y nuestro compromiso es evaluar para mejorar", ha  subrayado. En todo caso, ha explicado que dicha "mejora" se llevaría  a cabo a través de "el acuerdo", y siempre manteniendo los dos  principios de la reforma anterior: "contribuir al dinamismo de  laactividad económica y, a su vez, contar con recursos suficientes  para garantizar unos servicios públicos de calidad".

ATRAER INVERSIÓN

Urkullu considera que el compromiso con una gestión económica y  fiscal responsable "es un activo tan relevante como el propio  Concierto Económico". "Son las dos caras de la misma moneda. Un país  que cumple los objetivos de déficit, deuda y regla de gasto, es un  país más atractivo para la inversión", ha añadido.

De esa forma, ha explicado que el objetivo es "seguir  fortaleciendo un ecosistema atractivo para la inversión, el talento y  la actividad económica".

Por otra parte, ha destacado que el 'Plan de Empleo y  Reactivación' del Gobierno Vasco contempla "una inversión sostenida  en los ámbitos clave para la toma de decisiones económicas", con  actuaciones en materia de industria, logística, innovación y  digitalización.

El lehendakari ha afirmado que la internacionalización es otro de  los retos que debe encarar la economía vasca. De esa forma, se ha  mostrado partidario de "construir una Euskadi abierta al mundo  global, con empresas vascas invirtiendo en el exterior de forma  creciente y con empresas vascas abiertas a la participación de  capital extranjero".

EUSKALTEL

Urkullu se ha referido a la situación de Euskaltel, ante las dudas  surgidas respecto al futuro de la compañía después de que el fondo de  inversión internacional Zegona se haya convertido en su socio  mayoritario.

El lehendakari ha subrayado que el compromiso del Gobierno Vasco,  tanto con Euskaltel como con otras empresas que puedan encontrarse en  una situación similar, es "favorecer la estrategia propia, el arraigo  y el vínculo con los grupos locales de interés", al considerar que  todo ello es "un activo clave para ganar competitividad en el mercado  global".

Urkullu se ha felicitado por los datos publicados este viernes por  el Eustat, que indican la economía vasca creció un 2,3% en el primer  trimestre del año en relación con el mismo periodo de 2018. No  obstante, ha afirmado que es necesario "esperar la evolución" de la  economía en los próximos meses antes de decidir si se revisan los  datos de crecimiento para el 2019.

El lehendakari ha destacado que las previsiones económicas apuntan  a un crecimiento superior al 2% este año y el siguiente, así como a  la posibilidad de crear 27.000 nuevos empleos y recuperar las tasas  de cotizantes a la Seguridad social previas a la crisis.

Asimismo, ha destacado como un "logro muy relevante" el hecho de  que la tasa de estabilidad en el empleo es superior a la de 2008. "Es  evidente que debemos seguir mejorando la calidad en el empleo, pero  es justo reconocer el esfuerzo que están haciendo las empresas en  este sentido", ha manifestado.

LEGISLATURA "DECISIVA"

Por su parte, el presidente de SEA, Pascal Gómez, ha destacado el  buen momento económico que atraviesa el territorio, con unas cifras  "récord" de recaudación por parte de la Hacienda foral.

Gómez considera que la legislatura que ahora se inicia en Alava es  "decisiva", dado que en los próximos años habrá que afrontar la  puesta en marcha de "proyectos determinantes", como la ampliacióndel  tranvía, la creación de un nuevo auditorio, la consolidación del  Aeropuerto de Vitoria como terminal operativa las 24 horas del día o  la llegada del Tren de Alta Velocidad.

En el ámbito empresarial, ha reclamado un plan de desarrollo  "audaz", que incluya la reforma integral de los polígonos  industriales y más suelo para la implantación de nuevas empresas.