expectativas positivas

Tubos Reunidos ve síntomas de mejora tras un mal inicio de año

La entrada de pedidos en las últimas semanas sitúa la cartera 25 millones por encima de 2018

09.02.2020 | 03:11
Interior del almacén de la factoría de Tubos Reunidos en Amurrio.

La entrada de pedidos en las últimas semanas sitúa la cartera 25 millones por encima de 2018

Bilbao - Los números rojos se mantienen en Tubos Reunidos, pero las expectativas son positivas. La compañía de Amurrio acaba de cerrar un primer trimestre "difícil" en el que perdió 13,3 millones de euros, una cifra que es ligeramente superior a las pérdidas del arranque de 2018. Sin embargo, a tenor de la valoración de la empresa, se percibe que los responsables de TR dan por superado el bache y que afrontan los próximos meses con optimismo.

La entrada de contratos las últimas semanas ha impulsado la cartera de pedidos hasta los 104 millones de euros, lo que supone un 32% más que a finales del año pasado. Se ha producido un "cambio de tendencia" en la actividad de la compañía y todo apunta a que se dará otro paso hacia un nuevo escenario después de encadenar cuatro años de pérdidas. Aunque será complicado cerrar el ejercicio con beneficios, hay varios factores que pueden favorecer el proceso de reducción de pérdidas iniciado en 2017.

La dirección de Tubos Reunidos enumeró alguno de ellos en la nota de resultados trimestrales hecha pública ayer. La recuperación del precio del petróleo, con un crecimiento de casi un 50% hasta abril, es el principal, porque permite afrontar inversiones a las compañías del sector y encargar tubos para prospecciones a los fabricantes. También ayuda que la Unión Europea haya incluido los tubos sin soldadura dentro de las medidas de salvaguarda, el mecanismo que permite limitar las importaciones de un producto en concreto para reactivar una rama industrial.

De modo que Tubos Reunidos percibe síntomas de mejora de cara a los próximos meses y prevé cerrar más contratos. La cartera de pedidos supera en estos momentos en 25 millones la cifra de cierre de 2018. El incremento en la contratación de pedidos se ha dado en todos los segmentos de actividad. En Bizkaia, el incremento de los contratos en el nicho downstream -refinamiento de petróleo y gas natural- se ha reflejado en la "mejor calidad" de la entrada de pedidos en Productos Tubulares, la planta de gran diámetro de la compañía. La fábrica de Trapagaran ha multiplicado por 3,1 su volumen de producción y duplica la captación de pedidos.

La compañía destacó asimismo la importancia del aumento de los acuerdos de venta de tubos de prospección petrolífera (OCTG) con Estados Unidos, ya que proporcionan "estabilidad en la contratación".

También se ha alcanzado un acuerdo con la japonesa Marubeni Itochu Steel para entregas desde mayo de tubos OCTG. La compañía alavesa destacó asimismo que se ha incrementado de forma significativa la captación de proyectos en los segmentos de refino, química y petroquímica en Asia y Oriente Medio, siendo estos de alto valor añadido, principalmente en la planta de Trapagaran.

Son precisamente alguno de los segmentos en los que ha decido especializarse Tubos Reunidos para evitar la competencia low cost de otros fabricantes. De ahí que el dinamismo de ese canal de alto valor añadido alimente las expectativas de la compañía a corto plazo. La firma espera cerrar en las próximas semanas con la banca la refinanciación de su deuda (233 millones), dado que las negociaciones están "muy avanzadas".

cartera de pedidos

104