campeonato de Euskadi

Orio no da opción a la sorpresa

Las ‘aguiluchas’ cumplen con el guion. Kaiku, Isuntza y Ondarroa ocupan las últimas posiciones

09.02.2020 | 11:09
Las remeras de Orio celebran la victoria.

Las ‘aguiluchas’ cumplen con el guion. Kaiku, Isuntza y Ondarroa ocupan las últimas posiciones

Bilbao - Esa pizca de suerte necesaria no sonrió ayer a los botes vizcainos en el Campeonato de Euskadi y la lógica se impuso. Kaiku, Ondarroa e Isuntza pudieron medirse ante botes de la Liga Euskotren y vieron que todavía están lejos de ese nivel. Las traineras de Bizkaia también fueron superadas por sus rivales de la Liga ETE, Zumaia y un gran Hibaika, que logró colarse en la tercera posición. Asimismo, los pronósticos por la bandera se cumplieron y Orio consiguió el primer título vasco de su historia, añadiendo otro entorchado más a su sobresaliente temporada.

La regata fue en línea pero bien pudo catalogarse como una contrarreloj. Orio y Arraun Lagunak fueron muy superiores a sus compañeras de tanda y bogaron en una lucha constante contra el cronómetro, marcando muchas diferencias de proa y sentenciando a la hora de volver a meta. La Lugañene disputó la regata gracias a la renuncia de Deusto y no desaprovechó su segunda oportunidad. El Campeonato de Gipuzkoa fue un mal trago para las remeras donostiarras y en Hondarribia se desquitaron volviendo a su mejor nivel. Isuntza, Zumaia e Hibaika poco pudieron hacer ante la trainera de la Liga Euskotren y esta venció su tanda con más de veinte segundos de ventaja. La segunda en llegar fue Hibaika, que ganó mucha confianza de cara al play-off al derrotar en un cara a cara a Hondarribia, actualmente colista de la máxima categoría.

El registro de Arraun Lagunak fue una dura prueba para Orio y en el primer largo los tiempos de las dos mejores embarcaciones de la Liga Euskotren estuvieron a la par. Lejos quedaron Hondarribia, Ondarroa y Kaiku. Las dos traineras vizcainas se quedaron sin opciones y aprovecharon la regata para realizar una prueba seria ante las traineras de la máxima categoría. Sin embargo, remar en tierra de nadie no les benefició y perdieron mucho tiempo, lo que les imposibilitó luchar por lo menos con las tripulaciones de la Liga ETE.

Nada más realizar la maniobra, todo el campo de regatas se abrió para la Txiki. Un océano por el que bogar en solitario, sin el obstáculo de los rivales y las olas como perfectas aliadas para recortar tiempo a Arraun Lagunak, que contó con su habitual buen hacer en popare como arma para ganar enteros en su lucha por la bandera. Orio partió con el mismo tiempo que las donostiarras y la única ventaja de tener las referencias a su favor. Por lo demás, la tarea era complicada para las oriotarras, que están más acostumbradas a gestionar ventajas en los largos de vuelta que a sacar distancia. Pero las remeras de la Txiki tienen mucha calidad y saben desenvolverse en gran variedad de escenarios. En Hondarribia mantuvieron la sangre fría a pesar del empuje rival y fuera de su hábitat más cómodo también impusieron su dominio, realizando una vuelta sobresaliente y aventajando en cuatro segundos a Arraun Lagunak.

Categoría femenina

1. Orio 10:56,18

2. Arraun Lagunak a 4,85"

3. Hibaika a 27,06"

4. Hondarribia a 28,72"

5. Zumaia a 40,08"

6. Kaiku a 53,70"

7. Isuntza a 58,23"

8. Ondarroa a 1:18