El ritmo de los líderes

Elezkano y Zabaleta ganan a Bengoetxea y Aranguren

Elezkano y Zabaleta siguen invictos en el Parejas tras ganar a Bengoetxea y Aranguren

26.01.2021 | 01:00

Bengoetxea-Aranguren 14

Elezkano II-Zabaleta 22

Duración: 49:59 minutos de juego.

Saques: 2 de Elezkano II (tantos 8 y 15).

Faltas de saque: 1 de Bengoetxea VI.

Pelotazos: 407 pelotazos a buena.

Tantos en juego: 8 de Bengoetxea VI, 2 de Aranguren, 8 de Elezkano II y 6 de Zabaleta.

Errores: 3 de Bengoetxea VI, 2 de Aranguren y 4 de Zabaleta.

Marcador: 0-1, 1-3, 2-4, 4-5, 5-8, 8-9, 9-19, 13-20, 14-20, 14-21 y 14-22.

Incidencias: Partido correspondiente a la cuarta jornada de la liguilla de cuartos de final del Campeonato de Parejas de la LEP.M disputado en el frontón Santanape de Gernika. Encuentro a puerta cerrada.

Danel Elezkano y José Javier Zabaleta siguen a lo suyo en el Parejas de Primera. La resistencia de Oinatz Bengoetxea y Aitor Aranguren solo duró hasta el 8-8, hasta el momento en el que los azules elevaron el nivel y destrozaron el partido con una tacada de once tantos consecutivos. El zaguero de Etxarren volvió a marcar diferencias con su pegada y dominó el partido a sus anchas, lo que le permitió al zaratamoztarra disponer de un buen número de oportunidades que no desperdició. Al final, Elezkano y Zabaleta ganaron con un resultado de 14-22 y consiguieron su cuarta victoria en cuatro partidos. Pero no solo los resultados acompañan a los de Aspe, están en un estado de forma excelso y son claros candidatos a pasar directamente a las semifinales.

Elezkano y Zabaleta amenazaron con romper el partido con un buen inicio (1-4), pero Bengoetxea y Aranguren se agarraron al partido. El leitzarra tiró de jugadas de mucho riesgo para incomodar en los cuadros alegres y crear tantos locos. A los azules les costó volver a recuperar su ritmo y el choque se igualó a 8. Pero cuando Zabaleta dio un paso adelante, la historia se terminó. Once tantos consecutivos en los que el etxarrendarra dominó con solvencia (9-19) y a partir de ahí los colorados solo pudieron maquillar el resultado.