Un Master Laboral Kutxa "flexible"

Aldai-Orbegozo y Espinar-Agirre se verán las caras el domingo en la gran final del campeonato

16.12.2020 | 01:30
Aldai, Orbegozo y Agirre, en la presentación.

 La pelota femenina, al igual que ocurrió con muchos deportes, tuvo que adaptarse al nuevo escenario. Vivir una transformación para que la pelota siguiera sonando en los frontones y la actividad no cesara. Las restricciones sanitarias impidieron la celebración del Cuatro y Medio, pero los organizadores no permitieron que un parón completo y crearon un nuevo campeonato, adaptado a las circunstancias, y que volvió a dejar patente la calidad de las manistas. Superadas las complicaciones iniciales, el Master Laboral Kutxa vivió partidos de campanillas en los cuartos de final y las semifinales y el martes  tuvo lugar la presentación de la final, que se disputará este domingo, a partir de las 12.00 horas, y será retransmitido en directo por EITB. Patri Espinar y Naroa Agirre formarán pareja para enfrentarse a Amaia Aldai y Oihana Orbegozo.

La final se presenta sin favoritas. La mezcla de experiencia y juventud de las dos parejas hizo que llegaran con total merecimiento a la lucha por las txapelas. "Los comienzos siempre suelen ser importantes, porque solemos salir más nerviosas y si salimos bien creo que lo vamos a llevar más fácil y eso nos permitirá jugar con más fuerza", analizó Aldai. La delantera de Dima, a pesar de tener solo 20 años, cuenta con gran experiencia a la hora de disputar encuentros decisivos. "La verdad es que sí que he estado en muchas finales, pero creo que no he mejorado en eso. Cuando juego las finales siempre me pongo muy nerviosa, incluso me entra algo de miedo. Ese nerviosismo siempre está ahí", destacó la vizcaina.

El duelo en los cuadros alegres marcará gran parte del devenir del encuentro. Aldai llega en un gran estado de forma y Espinar vivió unas eliminatorias previas complicadas, con muchos problemas de manos causados por el frío, pero estas dos semanas de recuperación le permiten acercarse a su mejor nivel. Atrás, Orbegozo, de 35 años, disputa su primer campeonato con pelota mixta y su adaptación fue inmediata. La azpeitiarra intentará imponer su mayor experiencia ante Agirre.

En este campeonato no solo es importante la txapela, también resulta una gran oportunidad para las finalistas y para las otras pelotaris que participaron en el Master Laboral Kutxa. En un contexto donde practicar deporte está reservado a muy pocos, las manistas femeninas lograron hacerse su hueco. "Estamos en una situación muy complicada y para todos, ha sido una alegría este campeonato. Hemos visto que en muchos deportes están parados y solo pueden jugar los profesionales. Estar jugando es muy importante y creo que es un paso adelante para el deporte femenino", añadió Aldai.

"Estar jugando es importante y un paso adelante para el deporte femenino"

Amaia Aldai

Delantera


noticias de deia