Jaka sabe sufrir y supera a Bakaikoa

El lizartzarra avanza en el Manomanista tras remontar una diferencia de ocho tantos

09.11.2020 | 01:18
Erik Jaka realiza un saque ante la mirada de Joanes Bakaikoa.

Jaka 22

Bakaikoa 20

Duración: 55:29 minutos de juego.

Saques: 3 de Jaka y 3 de Bakaikoa.

Faltas de saque: Ninguna.

Pelotazos: 320 pelotazos a buena.

Tantos en juego: 14 de Jaka y 7 de Bakaikoa..

Errores: 10 de Jaka y 5 de Bakaikoa.

Marcador: 1-2, 1-3, 2-8, 5-10, 6-12, 6-13, 7-14, 16-15, 21-16 y 22-17.

Botilleros: Ejercieron de botilleros Jon Apezetxea (con Jaka) y Unai Apeztegia (con Bakaikoa)

Apuestas: Sin apuestas al no haber espectadores.

Incidencias: Partido correspondiente a los octavos de final del Campeonato Manomanista de la LEP.M disputado en el frontón Astelena de Eibar. Encuentro a puerta cerrada. En el segundo partido, Altuna III ganó a Peña II (22-5). En el tercero, Salaberria-Ruiz vencieron a Egiguren-O. Etxebarria (20-22).

 Las jornadas de sufrimiento y trabajo son un escenario idílico para Joanes Bakaikoa. Regala poco o nada y le gusta endurecer los choques hasta su máximo expresión. Estar cómodo ante el delantero navarro es algo imposible, pero sí que se puede contestar a su ritmo de juego. Ayer, Erik Jaka no solo se adaptó a este contexto, lo hizo suyo. Encontró en la adversidad una opción para disfrutar y avanzar a la siguiente ronda del Manomanista. El lizartzarra destacó en la fase más exigente del partido, fue su mejor momento y consiguió cambiar drásticamente un partido que se presentó muy en su contra. Bakaikoa se hizo con el mando del encuentro en los primeros compases y fue ganando por 1-9 y 6-14, pero ahí Jaka supo sufrir. Apretó los dientes y metió una marcha más para darle la vuelta primero al marcador y acertar en el cara o cruz final para ganar por 22-20.

Jaka comenzó con su participación en el Manomanista con el punto de mira torcido. No acertó en el remate y a la hora de pegar con la derecha no logró alargar lo suficiente su golpeo ni arrimar la pelota a la pared. Bakaikoa se hizo grande y la brecha en el marcador también. El navarro, sin regalar ni una sola pelota y aprovechando todos los tantos duros se fue hasta el 6-14. Sin embargo, el lizartzarra no se rindió y poco a poco empezó a sentirse más a gusto en la cancha. Los ganchos empezaron a hacer daño y Bakaikoa empezó a pagar la exigencia del encuentro. A cada tanto, la candidatura de Jaka aumentó. Primero igualó el encuentro (14-14) y en el desenlace, pese a que desaprovechó la oportunidad para cerrar antes, supo cerrar el partido.