Por un tirón en el glúteo

Bengoetxea: “No voy a estar al 100%”

Oinatz Bengoetxea da el visto bueno a jugar el partido de mañana ante Unai Laso en el Labrit de Iruñea, donde se resuelve el grupo B del acotado

09.02.2020 | 20:13
Oinatz Bengoetxea estira ayer durante la elección de material del Labrit

Oinatz Bengoetxea da el visto bueno a jugar el partido de mañana ante Unai Laso en el Labrit

BILBAO. "Si Oinatz se queja, mal asunto", manifestó el galeno de la empresa. Pues bien, el delantero navarro terminó la contienda y puso en serios aprietos a Iñaki Artola, al que se le aparecieron en el tramo final los fantasmas de su mano izquierda, dañada. Bengoetxea VI sobrevivió, pero su casillero de victorias quedó tremendamente descompensado y ahora únicamente dispone de una opción para entrar en las semifinales del Cuatro y Medio: que Joseba Ezkurdia gane hoy en Balmaseda a Iñaki Artola y que Unai Laso caiga en sus manos por, al menos, nueve tantos. Oinatz tiene que recomponer su propio puzle, que empieza en su glúteo. Es experto en sufrir. A su adversario le basta con ganar o, en caso de que Artola pierda, hacer catorce tantos.

Oinatz realizó ayer una prueba en el Labrit de Iruñea, en una sesión fijada antes de la elección de material, sin contratiempos, para valorar su estado físico y dio el visto bueno a su presencia en La Bombonera. El leitzarra se ejercitó con Aimar Olaizola durante media hora. "Estoy contento porque la prueba ha sido positiva. No he forzado y quedan aún dos días para el partido. He calentado bien y he jugado sin que me tirara el glúteo", revela el veterano de Baiko, quien dice que "al cien por cien" no va a estar. "Los deportistas muchas veces tomamos las decisiones según las sensaciones que tenemos y yo espero realizar un buen partido. Espero que me aguante", analiza Bengoetxea VI.

Si bien el objetivo de las semifinales existe, para Oinatz lo primordial es encontrar su talla en la distancia. "No estoy contento por cómo me está yendo el Cuatro y Medio", declara el navarro. "Ezkurdia me dio un buen baño y anduve con problemas en el costado. Ante Artola me sentía con buenas sensaciones, pero la contractura me mermó. Quiero estar a gusto, porque no lo he conseguido, y dar el nivel. El partido es ilusionante, ya que juego en el Labrit y contra un amigo", sostiene el navarro, quien añade que "espero que la lesión no me limite".

Aunque la contractura del leitzarra podría ser capital para el desarrollo del encuentro, Unai Laso observa que "si Oinatz juega, es que está a tope". "Va a ser un partido duro, al que llego bien. El chasco de la remontada de Joseba ya está olvidado. Voy a ir a ganar", concreta el delantero de Bizkarreta-Gerendiain, quien apostilla que "Bengoetxea es un pelotari muy peligroso, de los que se crecen en los momentos importantes. No pienso en cuantos tantos tengo que hacer, porque normalmente cuando piensas eso, no te sale". Con todo, el joven de Baiko adjetiva el envite como un compromiso "para disfrutar". A priori, Laso no tiene "presión".

OTRO PARTIDO DECISIVO EN TOLOSA

Por otro lado, Erik Jaka y Peio Etxeberria se citaron ayer en el frontón Beotibar de Tolosa para elegir material de cara a la contienda que les mide el domingo. El que llegue al 22 pasará a las semifinales. No hay dobleces: ganar o ganar. "Estoy tranquilo. He tenido otros partidos anteriores en situaciones similares y no le doy demasiadas vueltas. La ilusión y las ganas son mi mejor motivación", recitó el puntillero de Lizartza, que mostró una imagen potente ante Altuna III. Peio, por su parte, sostuvo que no tiene "ninguna presión". "Quiero disfrutar de la oportunidad", zanjó el de Zenotz.

noticias de deia