Urrutikoetxea aplaza la final

Los dolores en la izquierda persisten y la cita por la txapela del Manomanista se traslada al 9 de junio

09.02.2020 | 03:56
Mikel Urrutikoetxea recoge sus bártulos.

Los dolores en la izquierda persisten y la cita por la txapela del Manomanista se traslada al 9 de junio

Bilbao - La final del Manomanista de Primera no se celebrará el 2 de junio. Mikel Urrutikoetxea realizó ayer por la tarde un entrenamiento en el frontón Bizkaia de Bilbao, escenario del partido, y comprobó que su mano izquierda no está en condiciones para disputar la cita por la txapela del mano a mano, que le enfrentará a Iker Irribarria. De este modo, el zaratamoztarra valoró su situación deportiva y solicitó a la Liga de Empresas un aplazamiento, que está incluido en el Reglamento. El ente se lo concedió de inmediato y, en consecuencia, la pelea por el cetro más importante del curso se desarrollará el 9 de junio. Así, el de Zaratamo tiene un "hematoma en cara palmar y dorsal de mano izquierda con dolor selectivo a palpación sobre cabeza del cuarto metacarpiano, que se agudiza al golpear la pelota", según revelan los servicios médicos de Baiko, empresa de Urrutikoetxea. Le prescriben "reposo".

"La esperanza que tenía era jugar el día 2 de junio. A ningún pelotari le gusta aplazar. El Reglamento da esa opción y lo que quería era salir al cien por cien sea el día 2 o el día 9", manifestó Urrutikoetxea, quien confesó que "Aimar Olaizola me ha lanzado pelotas para defender de aire y a bote y no le podía dar con la izquierda". El de Zaratamo realizó un ensayo de 50 minutos junto al goizuetarra y Pablo Berasaluze en el que se dio de bruces con la realidad, puesto que las molestias comenzaron desde el calentamiento.

"Estos días, sin darle a la pelota, el dolor había remitido. Al probar en el rebote, ya me ha empezado a doler la mano. He seguido calentando con la esperanza de que bajara, pero no podía soltarle ni darle de aire cuando hemos empezado a entrenar con intensidad", contó Urrutikoetxea, quien desgranó que "intentaré recuperarme por medio de fisioterapia y haré otro tipo de ejercicios con la derecha para no perder el contacto con la cancha. Después, iré calentando la mano y viendo las sensaciones. Dentro de dos semanas intentaré estar al cien por cien. Son muchos días sin vestirse de blanco, pero lo importante es curar la mano". "Quería hacer entrenamiento fuerte para decidir lo antes posible por respeto a todo el mundo, al público y al contrario", finalizó el de Zaratamo. No hay fecha para su próxima sesión técnica.

Las entradas Por otro lado, las empresas profesionales revelaron que las entradas vendidas hasta el momento no serán devueltas por el "aplazamiento", dado que solo se contempla ese escenario cuando el encuentro es "cancelado". El cambio de fechas sí trastocará las vacaciones de los manistas.