La vida en la selección española sin Julen Aginagalde

La selección española de balonmano afronta su participación en el Mundial de Egipto, que arrancó el miércoles, sin el pivote irundarra, titular indiscutible durante una década

14.01.2021 | 00:57
Julen Aginagalde, en un partido con la selección española.

Julen Aginagalde (Irun, 1982) pertenece a la vieja guardia del balonmano estatal. Con él dando guerra en el pivote, los Hispanos han vivido su edad dorada. Esa en la que conquistaron seis medallas, entre las que destacan un oro mundial y dos europeos, y se convirtieron en el paradigma del juego ágil, vistoso y, sobre todo, colectivo. Pero a pesar de ese estilo de asociaciones infinitas, Aginagalde fue uno de los que destacó sobre el grupo. Y no por su 1,95. El irundarra fue escogido como el mejor pivote del Mundial de 2013 y de los Europeos de 2014 y 2016. Se marchó de una Asobal que agonizaba –y lo sigue haciendo pues acaba de pedir un rescate económico– para probar suerte en el KS Kielce polaco. Y triunfó al llevarse la Liga de Campeones en 2016 y proclamarse campeón de liga y Copa en seis de los siete años en los que defendió su camiseta. Además, fue uno de los que tiró del carro en los oros españoles de los dos últimos campeonatos continentales, pero ahora la selección española deberá seguir sin él porque su nombre no aparece en la convocatoria para el Mundial de Egipto que arrancó el miércoles. De esta forma, Aginagalde es la principal ausencia en la lista de Jordi Ribera, que buscará la tercera medalla en esta competición –tras el bronce de 2011 y el oro de 2013– y que parte como favorita junto a Dinamarca, Noruega y Francia.

Así que está siendo una temporada de cambios para Aginagalde. A sus 38 años, el guipuzcoano sabe que su trayectoria como jugador se acerca a su final y, por ello, esta temporada regresó al Bidasoa Irun. Al club donde empezó todo. A su casa. El retorno no le ha ido mal, puesto que aunque el equipo fue apeado de Europa antes de lo esperado, se encuentra segundo en Liga, tan solo por detrás del intratable Barcelona. Pero la ausencia en el Mundial de Egipto es algo con lo que no contaba. Las molestias en la espalda le han dejado fuera y se han convertido en una piedra que ha de sortear si quiere estar presente en los Juegos Olímpicos, su gran obsesión con la selección. Lo único que le queda por ganar. Sin embargo, Aginagalde se siente importante en los Hispanos. Lo es. Y por eso el propio Ribera le mantiene la puerta abierta: "Julen no está en este Mundial porque ha tenido problemas físicos de espalda. Hemos hablado y convenido que en esta oportunidad se queda fuera".

Su puesto lo ocupará Rubén Marchán. El pivote del Ademar León supone, junto al guardameta Sergey Hernández, la principal novedad de una selección que sigue contando con el bloque que le hizo campeona europea el año pasado. Es decir, con la vieja guardia como baluarte. Así, Raúl Entrerríos, Jorge Maqueda, Viran Morros y Gedeón Guardiola, entre otros, se enfrentan al que probablemente sea su último Mundial. El objetivo es claro: conseguir una tercera medalla mundialista. Pero no será un propósito sencillo puesto que la pandemia ha alterado la preparación y, por tanto, ha abierto la puerta a las sorpresas. Así que España deberá tener cuidado en una primera fase en la que se medirá a Brasil (mañana, 19.00 horas), Polonia (domingo, 21.30) y Túnez (martes, 19.00).

víctimas del covid-19
 

El coronavirus no solo dará lugar a la sorpresas, sino que también ha modificado los equipos que participarán en el Mundial de Egipto. De hecho, la República Checa y Estados Unidos tuvieron que retirarse de la competición por la gran cantidad de contagiados que detectaron en sus filas, 15 y 19, respectivamente. Macedonia del Norte y Suiza fueron las escogidas para relevarlas, pero la Federación Internacional de Balonmano ya avisó que en caso de que causen baja más selecciones –hay algunos casos detectados destacados en Brasil y Cabo Verde– Holanda, Montenegro, Ucrania y Serbia son las siguientes en la lista de espera. Debido a la situación epidemiológica que vive Egipto, este será el primer Mundial de balonmano que se dispute a puerta cerrada, sin público ni prensa.

La convocatoria

Porteros: Gonzalo Pérez de Vargas (Barcelona), Rodrigo Corrales (Telekom Veszprém) y Sergey Hernández (SL Benfica).

Centrales: Raúl Entrerríos (Barcelona) y Daniel Sarmiento (Saint-Raphaël Var Handball).

Laterales derechos: Jorge Maqueda (Telekom Veszprém) y Álex Dujshebaev (Lomza Vive Kielce).

Laterales izquierdos: Iosu Goñi (Chambéry Savoie Mt-Blanc Handball), Joan Cañellas (MOL-Pick Szeged), Viran Morros (PSG Handball) y Daniel Dujshebaev (Lomza Vive Kielce).

Extremos derechos: Ferrán Solé (PSG Handball) y Aleix Gómez (Barcelona).

Extremos izquierdos: Ángel Fernández (Lomza Vive Kielce) y Aitor Ariño (Barcelona).

Pivotes: Adriá Figueras (HBC Nantes), Gedeón Guardiola (TBV Lemgo Lippe) y Rubén Marchán (ABANCA Ademar León).

España se estrenará mañana ante Brasil, el domingo se medirá a Polonia y finalizará la primera fase el martes ante Túnez

"Hemos convenido que Julen se quede fuera porque ha tenido problemas físicos de espalda", explicó el técnico Jordi Ribera