El Trapagaran se queda sin su pistolero Ignacio Suárez

28.11.2020 | 00:27
Ignacio Suárez, antes de un entrenamiento.

El conjunto auriazul afronta la cita de hoy sin el lesionado Ignacio Suárez, pichichi de Honor Plata con el colista

IGNACIO Suárez está desbaratando todas las quinielas de División de Honor Plata. El primera línea del Trapagaran comanda la clasificación de goleadores de la segunda categoría del balonmano estatal. Y lo hace con apenas 21 años, siendo debutante en Segunda y jugando en un conjunto auriazul que no solo es colista, sino que todavía no sabe lo que es ganar esta temporada. Así que Suárez se ha convertido, por méritos propios, en una de las sensaciones de la campaña. En una sorpresa que, con 52 dianas en 8 partidos, va deslumbrando por los parqués de Plata.

"No me esperaba para nada ser pichichi, la verdad es que personalmente el inicio de este curso ha sido bastante bueno. Me he encontrado cómodo en la categoría, sin presiones; y estoy pudiendo realizar mi mejor juego. Pero por supuesto que cambiaba el estar más abajo en la tabla de goleadores por esa primera victoria que tanto nos está costando conseguir", explica el auriazul. Sin embargo, el Trapagaran deberá hacer frente al encuentro de hoy (19.30 horas ante el Cajasur CBM) sin su pistolero, a quien un esguince de tobillo sufrido en el último duelo ante el Torrelavega –rival al que no le dio tiempo a marcar ningún gol– le obliga a estar en reposo y entre algodones. Con todo, Suárez no cree que el Trapagaran vaya a notar mucho su ausencia: "Siempre que hay un lesionado se le echa de menos, pero el equipo no es solo un jugador y tenemos la calidad suficiente para suplir cualquier baja. Así que lo van a hacer bien".

Sin embargo, no cabe duda de que, a pesar de su juventud, el primera línea ha cogido las riendas del Trapagaran. La marcha de pesos pesados, su veteranía en el club –llegó a El Valle siendo un juvenil–, y su futuro brillante le han hecho dar un paso al frente. Así que Suárez se convirtió en el mejor tirador de El Valle. En el francotirador que no se lo piensa: coge la pelota, calibra el brazo y dispara. Y casi siempre es gol. "En las pasadas temporadas en Primera Estatal sí que he estado entre los veinte mejores goleadores, pero no me esperaba esto. Es cierto que juego bastantes minutos y lanzo los siete metros. Así que estoy contento porque, de momento, estoy teniendo un porcentaje de acierto en general bastante positivo", reconoce. Por lo que Suárez desprende una seguridad y una confianza que, a pesar de estar lesionado, quiere contagiar al resto de sus compañeros. Y es que el primera línea cree que lo único que le hace falta al Trapagaran para comenzar a remontar el vuelo es tener fe: "Tenemos que creer que somos capaces de todo, que nos merecemos estar en esta categoría. Esa es la clave. No vamos a bajar los brazos porque esta es la primera vez que el Trapagaran está en una categoría tan alta del balonmano estatal. Así que no vamos a dejar pasar esta oportunidad porque es una experiencia que no todos pueden disfrutar".

un punto de 16 

Que al equipo de El Valle le está costando adaptarse a Honor Plata es un hecho irrefutable. Un punto en ocho jornadas deja claro que a los de Daniel Cabado el salto de categoría les ha pillado a contrapié. "Esta categoría es mucho más exigente que Primera Estatal, estamos jugando contra equipos profesionales, con más medios y fichajes que nosotros, que continuamos con el 80% de la plantilla del año pasado. Somos inexpertos y eso se está notando", reconoce Suárez. Sin embargo, a pesar de este inicio durísimo, el primera línea auriazul cree en la remontada de su equipo. Cree en que el Trapagaran aún tiene posibilidades de salvarse: "Queda mucha liga. En la segunda vuelta de esta primera fase van a cambiar las cosas, vamos a poder pulir esos errores que hacen que todavía no hayamos ganado. Aún queda mucho". Así pues, aunque él lo verá desde fuera, Suárez confía en que el primer triunfo del equipo puede llegar en cualquier momento, como en la visita de hoy al Cajasur: "Van cuartos en la clasificación y encima jugamos fuera, por lo que va a ser un partido complicado, pero vamos a luchar cada balón".