Una Eusko Label Liga "sin precedentes"

29.08.2020 | 00:15
Carlos Mañas posa en el puerto de Bermeo. Foto: Borja Guerrero

Carlos Mañas reconoce que Urdaibai no da por descartada la Corona y peleará por las cuatro banderas restantes

sOLO quedan cuatro regatas para la conclusión de una Eusko Label Liga de locura. Cuatro regatas de pronósticos inciertos visto el transcurrir del curso. La competición es una montaña rusa y Urdaibai pasó en un mes de llevar el maillot de líder a encontrarse con un margen de error muy limitado. Sin embargo, la cuadrilla bermeotarra no tira la toalla y confía en pelear hasta la última palada. Carlos Mañas (Denia, 1990) es un reflejo del sentir de la tripulación de la Bou Bizkaia. En su mente solo está la siguiente bandera y el objetivo es pelear por ella hasta el final. No queda otra. El alicantino es uno de los enlaces entre la anterior etapa de Urdaibai y la actual, uno de los remeros que más tiempo lleva en el club y que a base de trabajo ha llegado a convertirse en uno de los fijos en las alineaciones de cada fin de semana.

Mañas lleva ocho temporadas en Urdaibai, divididos en dos etapas, y nunca había vivido una temporada como esta, con muchos candidatos a las banderas y con errores no esperados que dan vuelcos a la clasificación. "Lo de este año es algo extraordinario, sin precedentes en el remo. Hay mucha igualdad y en cabeza hay más equipos de los que estamos acostumbrados. No todos cabemos en la tanda de honor y se ve que si a los de las tandas anteriores les cuadra, te quitan el premio", comenta. En esa irregularidad, Urdaibai consiguió ser uno de los habituales de la tanda de honor desde las primeras regata, algo que para el propio remero de Denia tiene mucho mérito: "Otro años había tres, como mucho cuatro, peleando por las banderas y estábamos acostumbrados a que hubiera dos o tres ligas dentro de una liga. Este año no es así y mantenerse entre los cuatro primeros es muy complicado".

Las últimas regatas no fueron sencillas para los bermeotarras. Después de enfundarse el liderato y mostrarse como una trainera muy rápida, fueron víctima de la irregularidad propia de esta temporada y varios malos resultados les mandaron hasta el cuarto puesto, a diez puntos del liderato que ahora defiende Santurtzi. "Tenemos una sensación extraña porque estamos muy contentos con nuestra remada, con cómo estamos haciendo las regatas y por las calles complicadas estamos dando la cara. Sin embargo, sentimos que en este último mes estamos yendo a contracorriente", opina Mañas. El azar de las calles acostumbra a marcar diferencias en el mundo del remo, pero este curso, con todos los botes igualadísimos, una pequeña desventaja puede suponer una gran pérdida de puntos.

Quedan cuatro regatas para conocer al ganador de la Eusko Label Liga y Urdaibai está cuarto a diez puntos del liderato. Los últimos resultados les dejaron sin margen de error pero Mañas no siente que la liga se haya marchado del todo: "Si hacemos cuatro regatas muy buenas estoy seguro de que vamos a estar peleando por la liga o nos vamos a quedar muy cerca. Si tenemos un poco de suerte, aún podemos pelear por la liga". Aunque en Urdaibai no son partidarios de las calculadoras. El objetivo es la siguiente bandera y no pensar en todas las combinaciones de resultados vividas este año. "Vamos bandera a bandera. Salimos siempre a disputar la regata y no pensamos ni en la liga ni en nada, intentamos ir a por la bandera. Sabemos que de cara a la liga un día estás arriba y en dos fines de semana puedes pasar de ir líder a ponerte cuarto luchando por no bajar de tanda", añade el alicantino.

Cambio de etapa Estar metidos en la lucha es el mejor comienzo para el nuevo proyecto iniciado esta temporada en Urdaibai al mando de Jon Elortegi. "Es la primera temporada de Txapas y para mí es de sobresaliente. Hemos estado líderes una serie de jornadas y el trabajo que se está haciendo es para estar ahí. El equipo está muy consolidado", apunta el remero de Denia. Es el primer año del técnico vizcaino al mando de la Bou Bizkaia, pero ya sabía lo que era formar parte del club bermeotarra y muchos remeros ya conocían su forma de ver el remo, entre ellos el propio Mañas: "Txapas ha venido este año pero nos conoce muy bien y nosotros a él. Como compañero ya le conocíamos y es un referente para todos y es un orgullo tenerle como entrenador. Está demostrando que lo puede hacer muy bien y seguramente que con el paso de los años mejorará".

Mañas es uno de los remeros más utilizados por Elortegi a la hora de confeccionar el trece de cada regata. "Estoy contento y siento que estoy aportando al equipo en la figura de dos, que es algo importante y es alguien en quien el entrenador confía mucho. Txapas confía en mí e intento demostrarle en cada regata que hace bien", reconoce. Mañas es uno de los veteranos en un grupo rejuvenecido con la llegada de muchos canteranos. "Me gusta que haya gente nueva y sobre todo si son del pueblo. Creo que se tienen que ir formando y tienen que ver lo que cuesta estar ahí en cada regata, que no es fácil. Pero creo que tienen madera para ser remeros de un Bermeo bueno", comenta. Un camino que conoce Mañas a la perfección y que espera que este año acabe con el premio de la victoria final.