Salzburgo 1 - 0 Sevilla

El Sevilla se la pega antes de visitar Bilbao

El conjunto de Lopetegui cae en Salzburgo y se tiene que conformar con la Liga Europa

09.12.2021 | 00:52
Jules Kounde con los brazos en jarra.

Salzburgo 1

Sevilla 0

SALZBURGO: Kohn; Kristensen, Onguéné, Solet, Ulmer; Sucic (Min. 75, Capaldo), Camara, Aaronson, Seiwald; Adeyemi (Min. 66, Sesko) y Okafor (Min. 84, Adamu).

SEVILLA: Bono; Montiel (Min. 68, Rekik), Koundé, Diego Carlos, Agustinsson (Min. 53, Rafa Mir); Joan Jordán, Fernando, Rakitic (Min. 68, Torres); Ocampos, Munir y Papu Gómez (Min. 68, Óscar Rodríguez).

Gol: 1-0: Min. 50; Okafor.

Árbitro: Slavko Vincic (Eslovenia). Expulsó por doble amarilla al sevillista Joan Jordán (Min. 64). Mostró también tarjeta amarilla a Augustinsson y Ocampos del Sevilla, y a los locales Oguéné y Ulmer.

Incidencias: Partido disputado en el Red Bull Arena de Wals-Siezenheim sin espectadores debido a las restricciones por la pandemia.

Un desdibujado Sevilla cayó por 1-0 ante un vertiginoso Salzburgo y se despide de la Liga de Campeones. Los toros rojos se convierten en el primer equipo austríaco en llegar a los octavos de la máxima competición continental y gran parte del mérito es de sus dos delanteros: Karim Adeyemi y Noah Okafor. El Sevilla –con las bajas de Acuña, Suso, En-Nesyri, Jesús Navas y Lamela– fue una sombra del equipo fiable que suele ser y pagó su falta de pegada arriba –especialmente una oportunidad crucial de Munir en el 47– y sus errores atrás.

El gélido ambiente del Red Bull Arena, con las gradas vacías y -2 grados, una temperatura invernal que favorecía a los austríacos, deslució algo un partido de alto voltaje sobre el campo. El Sevilla fue creciendo desde la solidez de la defensa de Koundé y Diego Carlos, con el apoyó de Fernando desde el pivote, que abortaron sin muchos problemas los primeros acercamientos de los veloces Adeyemi y Okafor.

El Sevilla, que necesitaba la victoria, tampoco creó grandes oportunidades en la primera mitad. El segundo tiempo empezó con un cabezazo al travesaño de Munir. Después de un mal despeje de Onguene, Rakitic asistió con la cabeza un centro de Montiel pero el delantero sevillista no logra marcar. Y a la siguiente jugada el mazazo: tras una recuperación del Salzburgo por la derecha, Aaronson filtró un pase a Adeyemi, que asistió dentro del área a Okafor para mandarla cruzada al fondo de la red. El partido dio un vuelco en apenas tres minutos. De un posible 0-1 al 1-0 final.

El Sevilla se volcó en ataque dado que tenía que marcar dos goles y Lopetegui dio entrada a Rafa Mir. Y justo para parar una contra del incombustible Adeyemi vio Joan Jordan la segunda amarilla. El Sevilla se quedaba con diez en el 64. Una remontada con diez jugadores que resultó imposible. El Sevilla, que el sábado visita San Mamés, disputará la Liga Europa.

noticias de deia