Amorebieta 1-1 Zaragoza

El Amorebieta logra un punto de coraje para seguir en la pelea

Los azules se sobreponen a un gol en contra y a la expulsión de Orozko para salvar el empate ante el Zaragoza

28.11.2021 | 18:55

El Amorebieta, en un regreso con mayúsculas a sus orígenes como equipo sólido y batallador tras dos partidos de capa caída, no pudo reencontrarse con la victoria en la visita del Zaragoza a Lezama, pero salvó un punto tras sobreponerse a un gol en contra y a una expulsión para recuperar así la confianza en busca de una permanencia que atisba a seis puntos de distancia. A pesar de no poder sumar los ansiados tres puntos en juego, los azules dieron el do de pecho en un partido en el que, sin la presencia de Gaizka Larrazabal por primera vez desde su llegada debido a la cláusula del miedo introducida por el Zaragoza en su contrato de cesión, Iñigo Vélez de Mendizabal introdujo hasta cinco novedades en la alineación respecto a la visita sin premio al Oviedo. Hasta 500 aficionados animaron sin cesar al cuadro maño, que tuvo en las botas de Álvaro el 0-1 a los cinco minutos. Salvó el mano a mano Marino, titular por segunda jornada consecutiva en un Amorebieta que no tardó en desperezarse y en empezar a bombardear el área visitante a base de centros laterales que, sin embargo, no encontraron rematador a las primeras de cambio.

Fue Olaetxea, en el segundo saque de esquina favorable a los locales, el primero que consiguió conectar con el esférico sin atinar en un remate que salió demasiado desviado y que dio pie, paradojicamente, al primer gol del Zaragoza. Midió mal en la salida Marino tras un envío en largo sobre Vada y si bien la vaselina del argentino se estrelló contra el poste en primera instancia, Álvaro Giménez no perdonó en boca de gol al recoger el rechace. Por tercera jornada consecutiva, los zornotzarras se vieron obligados a remar contracorriente con la soga clasificatoria al cuello, pero fieles a su ADN competitivo no tardaron en reaccionar. Lo hicieron solo seis minutos después del mazazo sacando petróleo de una falta lejana botada magistralmente por Seguín y desviada hacia su propia portería por Jair, convertido en improvisado aliado.

Celebraron el tanto con entusiasmo los entregados y fieles aficionados zornotzarras que desafiaron al frío en Lezama para alentar a un equipo que, recuperado del primer directo a la mandíbula, a punto estuvo de recibir el segundo a la media hora de juego. Se durmió en los laureles Aldalur y se quedó a centímetros del gol Borja Sáinz. Lo mismo le ocurrió acto seguido a Olaetxea, quien no acertó en la volea con la pierna izquierda tras lanzar un soberbio sombrero a su par dentro del área del conjunto aragonés, que pasó de ser el dominador del choque a verse engullido por la intensidad que reclamaba y que aplaudió durante los primeros 45 minutos Vélez de Mendizabal. Recuperada la principal seña de identidad del colectivo hasta el punto de no dejar carburar a todo un Zaragoza con el ascenso a Primera División como objetivo, Orozko fue el siguiente en merodear el gol con un testarazo que no encontró portería para alivio del veterano Cristian Álvarez y que puso el punto final a una primera mitad en la que los azules, de menos a más, merecieron un mayor botín.

SUPERVIVENCIA

Sin cambios tras la reanudación, Francho fue el primero en probar fortuna sin hacer intervenir a Marino, que vio desde la portería cómo los maños daban un paso al frente en la búsqueda del gol. Retomaron el control del choque los de Juan Ignacio Martínez y esperaron turno para salir al contragolpe los azules, bien armados a la espera de una oportunidad para correr que llegó cerca de la hora de partido. Lanzó la ofensiva Obieta y no acertó en la definición un voluntarioso Orozko que lamentó la ocasión desperdiciada instantes antes de tener que lamentar una acción de mayor magnitud.

Una involuntaria, pero dura entrada con los tacos por delante le costó la tarjeta roja directa al guipuzcoano, que dejó en inferioridad numérica al Amorebieta con más de veinte minutos por delante. Obligados por las circunstancias, adversas una semana más, los vizcainos se replegaron definitivamente sin que Vélez de Mendizabal introdujera cambios defensivos que metieran demasiado atrás al equipo. Agotó las ventanas con solo tres cambios el técnico gasteiztarra y acertó de lleno, pues el Zaragoza ni siquiera embotelló a los azules, que pisaron incluso el área rival en los tensos minutos finales de un envite en el que se adjudicaron un punto lleno de trabajo y coraje.

FICHA TÉCNICA

AMOREBIETA: Marino; Aldalur, Óscar Gil, Markel Lozano, Luengo, Seguín, Larru, Olaetxea (Min. 66, Iker Bilbao), Álvaro Peña (Min. 83, Mikel Álvaro), Obi (Min. 72, Guruzeta) y Orozko.

ZARAGOZA: Cristian Alvárez; Fran Gámez, Francés, Jair, Chavarría, Petrovic (Min. 82, Adrián), Vada (Min. 87, James), Francho, Borja Sainz (Min. 77, Eguaras), Álvaro (Min. 82, Iván) y Bermejo (Min. 77, Narváez).

Goles: 0-1: Min. 18; Álvaro. 1-1: Min. 24; Jair, en propia puerta.

Árbitro: De la Fuente Ramos (Comité castellano leonés). Vieron la cartulina amarilla en el Amorebieta Aldalur (Min. 29), Óscar Gil (Min.53), Iker Bilbao (Min. 87), Larru (Min. 89) y Guruzeta (Min. 94) y fue expulsado con roja directa Orozko (Min. 68). Por parte del Zaragoza amonestó a James (Min. 90).

Incidencias: Partido correspondiente a la decimoctava jornada de LaLiga SmartBank disputado en Lezama ante 1.250 espectadores.

noticias de deia