Euskadi mantendrá los aforos en estadios en el 20% por los contagios

El Gobierno vasco seguirá aplicando las restricciones al aforo en los estadios en función de la incidencia covid pese a que el consejo interterritorial acordó autorizar hasta un 40%

05.08.2021 | 00:17
San Mamés, salvo evolución positiva de los indicadores de la pandemia del covid, solo podrá ocupar el 20% de su aforo en el regreso de la competición.

El Consejo Interterritorial tomó ayer miércoles  la decisión de que los estadios de fútbol puedan contar con un aforo máximo del 40% en el regreso del público a las gradas pero en Euskadi este porcentaje de ocupación se mantendrá, de momento, invariable en el 20% atendiendo a la situación actual por la que atraviesa la pandemia del covid-19 según los criterios establecidos en el Plan Biziberri IV.

El acuerdo de máximos adoptado ayer miércoles establece un aforo máximo del 40% en los estadios de fútbol de Primera y Segunda División para los partidos que se disputen durante el presente mes de agosto –las medidas volverán a ser revisadas el próximo día 29– y del 30% en las canchas de baloncesto de la Liga Endesa, al ser recintos cerrados. En la votación, el Gobierno vasco optó por la abstención al entender que la competencia sobre los aforos en competiciones deportivas es suya y que cuenta con una hoja de ruta que ya contempla medidas ligadas a estos aforos y que serán las que siga implementando hasta que los índices de contagios ofrezcan un respiro mayor y el proceso de vacunación continúe avanzando de manera satisfactoria. De hecho, el Gobierno vasco considera que este tipo de medidas como las tomadas ayer miércoles en el Consejo Interterritorial son positivas siempre y cuando se contemplen como un marco de referencia con margen de adecuación a las que ya existen en cada comunidad autónoma, no como una imposición.

Atendiendo a ese criterio y a la actual situación de la pandemia, los aforos de los estadios de fútbol de Euskadi tanto en Primera como en Segunda División se mantendrán de momento en el 20%, tal y como decidió el Consejo Asesor del LABI el pasado 22 de julio, de cara al arranque de dichas competiciones, que tendrá lugar el próximo día 13. En esa primera jornada, los afectados serán el Alavés en LaLiga y la Real Sociedad B en LaLiga Smartbank al jugar como locales. En la segunda jornada las restricciones se harán notar en San Mamés (ante el Barcelona el 21 de este mes solo podrá llenar 10.666 de sus 53.331 localidades) y en Anoeta, mientras que en la tercera, el próximo 29 contra el Almería, le tocará el turno al Amorebieta.

De todas maneras, estos porcentajes de aforo permitido podrían aumentar en el caso de que los indicadores de la pandemia empiecen a ofrecer un respiro. Eso abriría un nuevo escenario, aunque no resultará nada sencillo que en el corto plazo el Gobierno vasco permita que se ocupe el 40% de aforo de los estadios tal y como adoptó ayer como máximo el Consejo Interterritorial. No hay que olvidar que la medida en vigor en Euskadi antes del empeoramiento de los índices y del número total de contagios el pasado mes de julio era del 30%.

Evitar desplazamientos
 

Uno de los objetivos que persiguen las comunidades autónomas y el Gobierno central con las medidas adoptadas ayer miércoles en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud es controlar los desplazamientos de las aficiones de los equipos que jueguen fuera de casa, según reconoció la ministra Carolina Darias en la rueda de prensa posterior a esta reunión. Por ello, se pide a las comunidades autónomas y a los clubs de fútbol y baloncesto que sean los abonados y el público local quienes tengan preferencia para acudir a los estadios y pabellones y evitar así la movilidad de los hinchas que quieran ver a su equipo fuera de su ciudad.

Dentro del paquete de medidas adoptadas además de lo referente a los límites de aforo, se hace hincapié además en que los asistentes no podrán comer ni beber, salvo agua, ni fumar tabaco o productos relacionados; deberán entrar escalonadamente y usar siempre la mascarilla, guardando en todo momento la distancia de seguridad de metro y medio. Mientras, los entrenamientos serán "preferentemente" sin público y, en todo caso, con los límites de aforo previstos.

El acuerdo subraya también la importancia de reforzar la vigilancia del uso de la mascarilla de forma obligatoria y el respeto a las indicaciones sanitarias; de esta forma, no acudirán al evento personas con sintomatología compatible con covid o aquellas que estén en aislamiento o cumpliendo cuarentena. Y recomienda proporcionar ventilación natural de forma permanente en interiores y, de no ser posible, forzada. Antes de la celebración de los eventos deportivos, deberán comunicarse los detalles de acceso, franjas horarias, medidas de seguridad sanitaria y condiciones de admisión.

noticias de deia