El Danok Bat idea un 'escape room' para activarse en pandemia

14.12.2020 | 01:09
Los futbolistas del Danok Bat deben encontrar las llaves de las instalaciones.

El Danok Bat idea un juego de aventura físico y mental para que sus jugadores sigan con la práctica deportiva

LA desaparición de las llaves de las instalaciones de Mallona tras el último entrenamiento y su búsqueda en el plazo de un mes entre todos los jugadores del Danok Bat, ayudando al inspector más famoso del mundo, da inicio a un emocionante e innovador escape room. Adaptado a un contexto deportivo e ideado por el equipo de metodología del club de Fika, que ha movilizado a todas las familias de la entidad, está sirviendo para mantener activos a los jugadores del barrio bilbaino de Santutxu.

La situación pandémica está obligando a los equipos de fútbol a reinventarse mientras los entrenamientos estén suspendidos. El gancho de motivación al que se han acogido los técnicos del Danok Bat ha sido construirles una entretenida historia."Hemos movilizado a todas las familias del fútbol escolar con una iniciativa innovadora basada en la gamificación", comenta Arkaitz Astoreka, responsable de fútbol escolar y de Danok Bat Eskola. "El juego ha sido diseñado por el grupo de metodología teniendo en cuenta los conceptos técnicos y motrices que queremos trabajar en los entrenamientos y se ha implicado a todo el personal del club: responsables deportivos, dirigentes, presidente... se han movilizado a unas 250 familias con un método innovador y atractivo, cuyo objetivo es seguir dando servicio a las familias del club en estos tiempos donde la práctica deportiva es difícil", relata Astoreka.

Durante el confinamiento, la movilización con las sesiones preparatorias on line en el Danok Bat fue total. "Pero tras valorar que la actividad de los entrenamientos individuales on line cumplían un objetivo motriz pero resultaban aburridos y monótonos, había que seguir dando servicio a los jugadores del fútbol escolar y a los de Danok Bat Fútbol-psikomotrizitate Eskola", narra el responsable. "Sin deporte escolar, la alternativa es que los ejercicios deben ser divertidos, motivantes y se deben trabajar los aspectos técnicos y tácticos y motrices de cada edad basados en un ámbito completamente innovador. Tratando de crear juegos en actividades cotidianas, en casa o en relaciones con otras personas. Y lo hemos dirigido a nuestros jugadores de fútbol escolar (nacidos entre 2007 y al 2015) y Danok Bat fútbol psikomotrizitate eskola (jugadores de 5 a 7 años)", detalla el técnico del club de formación bilbaino.

Los ejercicios tienen una duración aproximada de cuatro semanas y en cada una de ellas se van consiguiendo las llaves. Hay cuatro ejercicios por semana y una pregunta relacionada con el Danok Bat. "Esto implica la participación de las familias en la calle. El objetivo era dar a las familias una batería de ejercicios y soporte para que hagan deporte al aire libre. En grupos reducidos e individuales, aparte de que los niños sigan practicando deporte de manera divertida y además aprendiendo" puntualiza.

En la construcción de la historia han participado exjugadores y exentrenadores ilustres como Jon Pérez Bolo y Lander Otaola. Los ejercicios técnicos, una vez que se hacen, tienen la corrección y evaluación de tareas de los entrenadores, así pueden mantener un feedback. Con estas sesiones se intenta mantener el vínculo entre ellos y que se sigan sintiendo equipo. Toda esta labor está siendo conducida por el grupo de metodología: David Jorrín, Julen Santisteban y Sergio Fernández y el propio Arkaitz. Solo falta tener éxito, ya que si no se encuentran las llaves, tras el parón no se podrá volver a entrenar.

"Sin deporte escolar, los ejercicios deben ser divertidos y motivantes", cuenta Arkaitz Astoreka, de Danok Bat Eskola