ESPAÑA - UCRANIA

Luis Enrique y el codo de Tassoti

ESPAÑA Y UCRANIA SE MIDEN HOY CON LA SOMBRA DE LUIS ENRIQUE Y TASSOTTI, QUE SE JUEGAN EL DESTINO DE SUS SELECCIONES EN LA LIGA DE NACIONES

13.10.2020 | 01:05
El seleccionador de España, Luis Enrique, durante la rueda de prensa celebrada ayer. Foto: Afp

bilbao – Cuando el Milan de Berlusconi pasó a manos de propietarios chinos, Mauro Tassotti no lo vio claro y decidió abandonar el club que durante 37 años había sido su hogar. Tassotti, en España más reconocido por el codazo que soltó a Luis Enrique en el duelo –2-1 ganó Italia– que terminaría dejando a la selección española fuera del Mundial de Estados Unidos de 1994, se abrazó entonces a Andriy Sevchenko, también exrossonero, para ayudar a dirigir a la actual Ucrania, que hoy se mide a la España de Luis Enrique en el Olímpico de Kiev, donde la muchachada que dirigía Vicente del Bosque cerró el ciclo de una generación dorada con la conquista de una Eurocopa que estaba enlazada con una Copa del Mundo y otra Eurocopa.

Tassotti (60 años) y Luis Enrique (50) viven hoy en paz. Reconciliados tras el perdón de un Roma-Milan, cuando el técnico asturiano visitó a la escuadra de Allegri, con quien colaboraba Tassotti, y fue donde éste a darle la mano. Ahora tratan ambos de olvidar, porque aquel codazo, que fracturó la nariz, simbolizó la eliminación de España, pero también el adiós del jugador italiano de la selección. Le sancionaron, a posteriori –por primera vez entró el vídeo para juzgar–, con ocho partidos, se perdió la final a sus 34 años y jamás volvió a vestir la camiseta azzurra.

La igualdad que se vivió en aquel Italia-España no se palpa en el cruce de hoy, donde la tropa de Luis Enrique es favorita para encarrillar el acceso a la fase final de la Liga de Naciones tras aplicar el mes pasado la mayor goleada encajada por los ucranianos (4-0). Para Tassotti, por tanto, esto sí es una revancha. Pero el cuadro de Sevchenko llega precisamente en cuadro, con varias bajas, unas por lesión y otras por el covid-19. Aunque España acude con la extrañeza de la raquítica victoria frente a Suiza (1-0) y las ganas de recuperar dicha versión apabullante. La historia juega a su favor, en los seis precedente, únicamente cedió un empate. Aunque Luis Enrique clama a la prudencia con una declaración como esta: "Si España es un Ferrari..., pues Ucrania es otro Ferrari". "Es una de las selecciones que mejor elabora desde atrás, que mejor saca la pelota", considera. Lo que está claro es que, en esta cuarta jornada de las seis del Grupo D, gran parte de las opciones de Ucrania pasan por consumar hoy la victoria. La clasificación está así: España, 7 puntos; Alemania, 5; Ucrania, 3; Suiza, 1. A la fase final accede la mejor.

Las bajas de última de Diego Llorente y Gerard Moreno invitarán a Luis Enrique a apostar de nuevo por el falso nueve, ese rol plagado de movilidad que ocupó Oyarzabal y que le valió para decidir ante los suizos. Adama Traoré, una de las sensaciones del fútbol mundial, es otro que puede gozar de la confianza tras dos partidos dejando huella desde el banquillo. "Le veo como revulsivo y como titular", dice el técnico, que hoy, cerca de las 20.45 horas a las que empieza el partido, volverá a verse con Tassotti, el nombre que siempre viajará como sombra de Lucho, como aquel marcaje que provocó la sangre que metafóricamente puede correr para una necesitada Ucrania pero que viaja con deseos de revancha, la que le quedó a la España del Luis Enrique futbolista, marcada por un codo.

Los de Luis de la Fuente se miden a Kazajistán. La selección española sub'21 recibe hoy a Kazajistán en el estadio de Santo Domingo de Alcorcón (Madrid) con la consigna clara ya que, de conseguir los tres puntos –quedarían aún dos partidos por disputarse–, los de Luis de la Fuente lograrán sellar la clasificación para el Europeo, en el que defienden título, que será entre marzo y mayo en Hungría y Eslovenia. España tendrá enfrente a un rival necesitado. Kazajistán perdió su último encuentro frente a Macedonia del Norte (1-4) y quedó con la urgencia de lograr los tres puntos para luchar por la segunda plaza, que, tras unas eliminatorias, podría dar acceso al Europeo de 2021.

con tres puntos, al europeo

selección española sub'21