Uranga, la resistencia del Arenas

El capitán del cuadro getxoarra encara su noveno curso en un conjunto muy renovado después de la llegada de 18 fichajes

10.10.2020 | 01:10
Ian Uranga, capitán del Arenas.

Para Ian Uranga (Durango, 1987), la 2020-21 será su novena campaña en las filas del Arenas. Ningún otro futbolista de los que militan en las seis escuadras vizcainas de Segunda B acumula tantos años como él en la primera plantilla de un mismo equipo. Los que más se le acercan son Jon Moya en el Portugalete, Urtzi Iturrioz en el Leioa e Iker Seguín en el Amorebieta, pero todos ellos firmaron por sus respectivos conjuntos al menos dos veranos después de que el polivalente jugador durangarra llegase a Gobela. "Es un dato curioso, no es normal estar tantas temporadas en un mismo sitio, refleja que he estado a gusto en el club y que el club también ha estado contento conmigo", valora Uranga, la resistencia de un Arenas que ha protagonizado una gran revolución. Y es que capitaneará y aportará su experiencia a una escuadra que solo mantiene cuatro fichas del pasado curso y a la que han llegado 18 caras nuevas.

Solo cinco de los futbolistas reclutados por el director deportivo Toño Vadillo jugaron la anterior campaña en la categoría de bronce: Rementeria en el Amorebieta, Vega e Ibargoien en el Leioa, Altube en el Salamanca y Gabilondo algunos partidos con el Sanse. El resto son nombres que destacaron en Tercera. "Se ha armado un equipo joven, un poco inexperto en la categoría, pero con muchas ganas y energía", analiza Uranga, que reconoce que se trata de "una apuesta arriesgada, pero dada la situación actual se ha apostado por dar la oportunidad a ese perfil de jugadores".

Ante dicha revolución, el técnico Javier Olaizola intentará que su equipo llegue con las ideas claras al estreno liguero del próximo fin de semana en casa contra el Bilbao Athletic. "Estamos conociéndonos en lo deportivo y en lo personal. Los jóvenes traen mucha energía, lo que se nota a la hora de entrenar y poco a poco vamos mejorando", detalla el durangarra con rasgos asiáticos debido a que su ama es de Macao. Hoy, en Gobela ante Sestao River, disputarán el último amistoso de una pretemporada en la que "al principio estábamos muy verdes, algo normal con tanta gente nueva, pero poco a poco vamos cogiendo conceptos y la línea es ascendente", indica quien suele actuar como central o pivote.

Tras la salida de jugadores como Aitor Ramos o Nacho Matador, Uranga se queda como el único de los clásicos del conjunto getxotarra de las últimas campañas. De hecho, las otras tres renovaciones han sido el portero Diego Carrio, que ha jugado temporada y media como rojinegro, el getxotarra Iñigo Arzuaga, que llegó en el mercado invernal del pasado curso, y el ariete Gorka Luariz, que la temporada anterior sufrió una grave lesión de rodilla en la primera jornada y no pudo volver a jugar. "En el inicio de la pretemporada sintió molestias y han tenido que volver a abrirle, esperemos que pueda estar listo para dentro de un mes", explica Uranga sobre el estado de su compañero.

Por tanto, el capitán será "el más veterano y con mucho", bromea. "Se lleva bien, intento ser ejemplo desde los hechos y trato de ayudar a todos para conseguir el objetivo común y que salgamos todos beneficiados", añade este jugador que llegó a debutar en Segunda con el Alavés hace casi tres lustros. En cuanto a aspiraciones, reconoce que "venimos de dos temporadas malas, sabemos que debemos empezar fuertes e intentar no sufrir. El objetivo principal es evitar las últimas tres posiciones en la primera liguilla", destaca el futbolista de un Arenas que se encontraba en descenso cuando el coronavirus detuvo el campeonato.

Uno de los motivos de la irregular trayectoria de los getxotarras el pasado curso fue su traslado a Fadura, por lo que el retorno a Gobela es "una buena noticia". "El club quería dar un paso hacia adelante y crecer, pero las circunstancias no fueron las ideales. No podíamos pisar el campo para entrenar y las instalaciones no eran las mejores", recuerda Uranga, al que le ilusiona el nuevo formato de competición. "Me parece motivante salir de la rutina de todos los años y tener que pensar más a corto plazo. Habrá que empezar bien y cada punto será importante, porque luego se mantienen para jugar contra los del otro subgrupo. Será interesante", detalla quien aún tiene cuerda para rato. "Me encuentro bien, fuerte físicamente, y por mi mente a día a de hoy no pasa la idea de la retirada", avisa.

"Llevar tanto tiempo aquí refleja que estoy a gusto y que el club también está contento conmigo"

 

"Se ha armado un equipo joven, un poco inexperto en la categoría, pero con muchas ganas y energía"

ian uranga

Capitán del Arenas